Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 18 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN i. PAG. 14. UN PUENTE NUEVO CORIA. ESTADO ACTUAL DE LOS TRABAJOS DEL PUENTE SOBRE EL RIO ALAGON espíritu observador y visionario, y por eso no adolece ella de aquellos requisitos primordiales de toda obra de realidad y de corazón. L, a descripción de la cogida mortal de un gallardo mozo que toma la alternativa, lleno de salud y de esperanza, en una tarde en que el sol achicharra á las gentes, y la muerte en la enfermería del torero valentísimo cuando en la plaza se ovaciona á un compañero y se le obsequia y regala con música, es un prodigio de pasión y de certidumbre. Y luego el chiste fácil, nativo, la ocurrencia divertida y regocijada, la hipérbole zumbona y ponderativa, frutos del ingenio chispeante de lá gente de esta tierra privilegiada, completan el alborozo del cuadro andaluz, rico en aroma de claveles y en fuerza de sangre moruna. Por la calidad de la persona que emite el juicio y por las condiciones del autor á quien se atribuye la obra, no cabe dudar que ésta tendrá la gracia y el sentimiento por quintales; pero me temo mucho que Minuto, popular diestro al cual siguieron casi constantemente el éxito y la mala estrella, no obtenga de su zarzuela prácticos resultados. Y que si Lus amores de un tevittanito llega á estrenarse y- logra del público ruidosas ovaciones, coincida esto con la aparición de alguna Real orden prohibiendo cobrar dereehos á los autores con coleta ó disponiendo que los derechos de propiedad literaria se abonen con descuento cuando las obras sean de cuño sevillano. pvesde que conozco á Enrique Vargas, y ya han transcurrido algunos años, he observado siempre entre su modo de ser, alegre y decidido, y su manera de existir, accidentada y penosa, un notable contraste. Recuerdo ahora el día en que iba á tomar en la plaza de Madrid la alternativa de matador de toros. Habia actuado con gran fortuna en la corrida; se le aplaudía con cariñoso entusiasmo; disponíase ya á doctorarse, gallardo y regocijado, y en ese preciso instante sufrió una brusca arrancada de la res, tuvo que saltar la barrera rápidamente, y al caer al callejón se hirió con el estoque y hubo de pasar Á curarse á la enfermería, no pudiendo tomar la alternativa aquella tardet Hombre y torero de corazón grande, ha de valerse del artificio y de recursos discutibles para dominar los obstáculos que en el cumplimiento de su oficio le origina la pequenez de su estatura. Venció con su inteligencia y su valentía esa escasez de facultades, físicas, y alternó, con cartel propio y bien ganado, en las principales plazas y con los más eminentes toreros, llegando á ser en Madrid durante una temporada el diestro que compartió con Guerrita el interés y los aplausos del público, y poco después, la tranquilidad de su hogar; el afán de evitar crudísimas incertidumbres á su amante esposa, que se encontraba enferma, le hizo cortarse la coleta y establecerse en Sevilla como industrial, poniendo un restaurant en el sitio más céntrico de la ciudad: I a Campana, y luego, otro magnifico frente al más típico merendero de la hermosa capital andaluza: La Venta Eritaña. Pero rumboso y caritativo, no tardó en perder, por su buen corazón como hombre, lo que había ganado por su mucho corazón y extraordinaria habilidad como torero, y dominando sus afectos de esposo y padre, resuelto á sufrir mejor las cornadas de los toros que las de la estrechez ó la miseria, vuelve Minuto á requerir muleta y espada y, protegido por su padrino político, Fot. Jiménez D. Pedro Rodríguez de la Borbolla, prepara una encerrona mide sus fuerzas lidiando un bravo bicho de casta ante limitado número de amigos, y convencido de que podría renovar sus antiguas proezas viene á Madrid decidido á aceptar contratas, y es agasajado con un banquete en el que le eolmaron de elogios y cariñosos augurios revisteros del fuste de N. N- y toreros de la nombradla del bravo cordobés Rafael González (Machaquito) L, e hemos visto luego reconquistar pasados laureles con el toreo suigéneris, que tantas simpatías le ha proporcionado, y ahora, al poco tiempo de publicar un manifiesto anunciando que se retiraba de la política en la eual fue elemento activísimo y útil á los liberales sevillanos, le encontramos tratando de presentarse en escena, tal vez para dar otra larga á sus aficiones taurinas y un quiebro ó un recorte definitivo á su capilar apéndice... Minuto, que si no ha galleado como Rafael Gómez y Paco Sánchez, toreó con muchos diestros de los de primera fila, sin desmerecer de éstos, quiere gallear hoy entre los autores cómicos que cobran buenos trimestres. De todas veras celebraría yo que lo consiguiese; pero si él no lo consigue, quien desde luego puede asegurarse que acierta en su negocio es- el empresario sevillano que haga representar la mencionada obra, Lps revendedores van á hacer más dinero la noche del estreno que el que ganaban sus colegas de esta corte cuando estrenaban Calvo y Vico un drama de Echegaray ó cuando en las corridas de Beneficencia se sabía que iban á tornar parte aquellos dos maletas que en Vida se llamaron Rafael Molina (Lagartijo) y Salvadsr Sánchez (Frascuelo)