Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, MARTES aB P E AGOSTO DE ACTMALIDADES EDICIÓN i. PAG. i3. EN PLENA AVIACJON A VOhAK TPCAft S o Exaudas e te tiempos, y pues lodo BOS invita á wrfar y tías tentativas realizadas en todos los países tienen como objeto prinopalísím stircasr las regreses del lemas también y e ítreg e iGs nuestros fragües cnerpecillos á las eaiociones que el ujievo iep ritie nos ofrece, ana á riesgo de d Steto waiemos sobne di pap t pie es preferiMe, al menos JJ BX ahora y- Mentiras tos El globo subió con una txteradad pasmosa; aac do ya se cencentraba á 300 píes sobre el suek iniss Speemcer qtwso iiacer tiso del pasacaMas, pero obs. er 5 coa stapar qae tíl aparato uoiebedecia 1 sus maniobras. Viéndose paxíko e corr -wa gravísimo riesgo, y para e- vntar set l- aazaáa al espaews, quiso correr la suerte que el o b o scsróísra, y se ató f uef temaesnte á nm team) Traa de las fcaierdas de aqiaáL A MÍLBOSC 1 BWTOS te dso est- o, el ó r a. -Tiioá sena atoconíiniaaDS Ai- TMKA temteena ytte- DE SOCIEDAD Ha regresado á este c rte, procedente de Carlsbad, el marqués de Toca. Han salía de Madrid: Para Mondariz, D. José Siagó; para yigo, D. Antonio Perreras; para I eón, U. Jacinto Uascaran; para Hernatu, al encargado de Negocios de la Legación de China, señor Tai- CJnn- I inne 4 y su distinguida espasa, y para Bayona, D. Emilio Nouobela y la saya. Mañana, festividad e San Tjtm, oMsp L aeJebraráai sus días los draques de MedinaS i r í o era a ¡tea ísiHi Q, y JBÍSS Spencer no celi y Osana y los maKcpaeses ée Casfedar y podía respiran Mu aquellas alturas na si- Paerto SsEgaro. lenáo aSm dor to jawaüa toid, y para saM nevs 5, festíviaaá d e Saa Beraardo, te pomejse m- 81 mjxezo á caxtímr, pero el- so- los celebran el duque de la Unión de Cuba uid de su vea la- amedrentó aua más y se y los Sres. Cólogaa, Bagaste, iaiíng, arau guó á correr di nesgo que ¿u txiste sin y Rengifo. I esposa del secretaTi ñe la OemaKaría M. pasar- mc mam de M sffin iam, el general de Vigilancia, D. lgtrap. o fflaríánez comenzó á idesí n á r 9 csaa gran n de Campos, ha dado á Inz ÉzUzmeMts una JS 1 (desceniso S 9 utxnt á y, vpor tm, raias niña. Spseaanei pttdo tocar tierra y ltar de sa DÍCE IXB croTiista qae 3o s duques dse Tariba ¡rqa 5 i, comptetaraente ílrea, enRearsby, fa se propaaen coastroaa: -wo. hoíel en 3 sss íeTan pr jato ñamo 1 acsK sfcatese vio iflate arenos qi e pertenederoaa 1 su difowfea saa Y es gne parece que en esto de la uavegaoióa aérea se lia llegado al contagio, aun ste aipiei lastre toamaao iwdvfaá á sabir Se dre, la duquesa de Oeaia, aeai la plaza de las Cortes. l dí g; t íétd fue aaiay bien jmdiera wearrir pise sse deba sp ül espirita de eismlaciÓB desarroliade en Iras taaantóéa su iaa campo ereano ssin iiaber siiSe han r sIa L do: ñryersos Estados, basado tenia codicia de teáo el snás ligero desgarrón. De Vitoria á Zara tíi s 3 gués de Arposeer en lo f aturo esas magantas de gae. gñesos áe Interlafcn á ICesey, el JD S de tora también se yilardag- a, y de Cuevas áe Vera á Safares, d. safflso ó el amista día; pera en D. Antonio Soler Mánjasez. aniiy prósamo á Wa- AKECHOE 1 LA a K STAC 1 OTÍ capitán Baldwki, invíentor de un aero COSAS DE AQUELLA TIERRA n a xte aviación, y claro y d es que en estos primeros momentos de pe- plano, hizo en el día citado el primer ensanetración en un mundo completamente des- yo oficial 4 e sa. apaíat para aspirar al ¡SEVILLA, mm sñá y nuevo, los pasos del ¡hombre, lo premio del Gobierno de los Estados Unidos, misino que los del niño cuando empieza á en el que se establecía no sólo la altitra, UN MINUTO! andar, san vacilantes, segaros, llenos de sino la velocidad desarrollada en el recos zobra y exfraestos á todo linaje Ae ries- rrido. ue a perdím n mis qweridos eoíegas Al capitán acompañárjale ¿su ayudante m y pg i Mamdeíe y l? iandgr les piso el terreSteráa muy ICUHWSO y digno le comento Mr. Curtiss, enemigado de isegular la mar- no de sus respectivas atribuciones, y, d ado cha del motor, oonoeer todo el cah ao de sinsabores y Al principio todo saEó Men; el aparato un cambio á mis normales qnehacerea smargraras, la ene raenarradale de peripeperiodísticos, me asomo cias por que habían tenido q e atravesar el marchaba ájoo pies de altara, y las dos apuntador para servit an 9 la. o c a del refrito escénicoalemán conde de 35 eppellín y 1 Ji- orteaoie- primeras millas y coarto del recorrido fue- tsunno, Mtain Wrigh antes de llegar á sus uelati- xoa cubiertas n naave nñnutas y cincuenha. cosa lo merece, y a cuando para swmfiate satísíaeteaias experiencias de los ta segundos. P a o de pronto, y cuando apenas iattaba trastear el asonto me falten el últimos días. una milla escasa para llegar al final, una fácil, la espo ta eidad saladísima de mi Tampoco dejaría de ser arioso saber ios viejo amigo ts Oabaldón y la autoridtid titánicos esfuerzas de Jos inventores aun ig- maausbra en falsai, áü- go q e en los primeros profesional del novel y competente revistemomentos no se paño saber á qné obedeeía, aorados que trabajan con tesón sea las somro taurómaco de A S C, w y á echar hoy bras pata aigú día aspirar á la victoria y anotivé la rotnaa deTOJOd lea cuatro cilin- mi cuarto á espadas en Jides teatrales, reasomfcrar al nmwdo con los maravillosos dras del matar, y el aeroplano empezó á firiendo el argumento de la zarzuela de ua dar tumbos por los aires, To anssmo que un instes de sn iogenio ó d su cojastaiícia. spada- to: r y trazaado aigauos rasgos De estos áltwiias no se sabe nada dentro banco sin gobierno cuanáo esjtrgnete de las biográficos de ese aator- espada. del qrae pudiera ser 1 ¡ainado período áe ela- olas en un iaar tejirpestnoso. 1 caso boracíon más Que cuando algún hondo frap. p n n p e z á no de es que- Bnriqae Vargas (Minuto) mas sevillanos, de los caso qra se traduce en grave ísatástrofe de- á andar de un baña para otro dentro de sn toreros los sevillanos de los andaluces gramás toreros y nuncia su existencí a para aameatar con ei reducida plataforma, y desde tierra se rió á ciosos con más gracia qae y o lie conocido, relato de su descaSabio la crónica mundial Mr. Curtiss liacer títánioas sJaerzos por re- ha escrito una obra escénica titulada Los parar la avería, Dedos de e tos fasclios ocurridos en los Y el sintetiza ül tinwM días de la semana anterior tenemos f AÍDA AFOBXHNAt a, Effl e s t a opera- así, en argumento de esa obra JeSan S. oun artículo, José Muñoz ¡rec ió algamañáa, y a tes flos, pesr foataaa, hay que lias descargas sUsebnoas caóa ñOMo acumn- ffián, escritor joven y de mucho mérito; üei congratularse por lo feliz del desenlace, sin tatka- en las baterías; pero todas sus tentatide arroganatezcía de Jos tiníES d tragedia á que la vas fnei estantes, y al cato de diez y te Ua matador tantoros lamoso yarregante y una cocota famosa y tan j reparacíón áel hecbs parecía ilevar dé íaa- jsíseve minutos de deaoáada locha, el apa- como el lidiador son los encargados de lleHEiafatai. rato cayó pesadamente á tierra, sufriendo var sobre tos hombros 1 enorme peso de jgjoda clase de peripecias. Sus amores, en un 1 1 NA MJSS 3 NTKEP 1 DA La panotagonista con si choque atievas quebrantos. I ¿os aeronautas tombiéii Tesmlíaron, aior- giriucipio íácíies y después más dificultosos d la prantexa de estas acneas areatazras s tma señwita in- tunadametste, ilesos, y á pesar del riesgo co- 1 e los acertijos de Novejarque, haa dado rrido y del aSesperíectbdel motor, 1 capitán motivos suficieates al autor para urdir tinas glesa llamada miss ITiDla Spencer. El jueves pasado tiza tma ascensión en Batówin se nwaslrate sate eadio y con ani- escenas en las que se gusta de toda la 1 globo en el pnebletáto de Heanor del con- saos de repelar la ¡prueba asa mayores pro- de Sevilla y de todo el donaire y el sentimiento que son alma y vida de este rincón dado de DerbysinTe, para ensayar au nuevo 3 xifo ¡lida íes de éx. ifco. bendito de la gracia y de la galanura. paracaMas. qs Enrique Vargas ha aportado á su obra Viola íSpencer, us ya en otois voeasiorteB tíx üa w a frecaensKa; pena n se había dado pruebas de sti tnirepi ez, no j todas las grandes conquistas de la Huma- toda la experiencia de sus días de lucha y vaciló n lanzarse sola al espacio, ú pesar ¡nidad t a n cestaáo también naa stma enor- de triunfo, toda IB verdad de una vida gome de tiempa y zada y padecida, toda la sinceridad de un de las observaciones que se le hicieron. gue trajo las gaJEaias en tarse por Jos aires, ya p pg gd g a s t e p o r dsertost, coa i s a aeroplanos ante- que fea di iteras- se acuerda muy rezacon sus Q