Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i6 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN i. PAG. g. El cuarto, neg? o, bonito d? lámina, toma Deho varas, por cuatro caídas, y siembra el pánico mas espantoso en el redondel. Morenito de Algeciras, después de una faena pesadísima, se deshace de él de una estocada caída y tres intentos de descabello. Pepete mata al quinto de una manera verdaderamente desdichada. El sexto fue el toro de la tarde. Tomó) cho puyas, por cuatro caídas y dos cauallos. Bomba le despachó de una estocada sujeriorísima, que le valió una gran ovación 7 que le sacaran en hombros. Mañana, los mismos matadores, con gaaado de JImra, GJJO 15, 8 N. Ambos espadas pusieron soberbios pares de banderillas al quinto y sexto toro. La corrida, en conjunto, pesada y aburrida. f on una tarde esplendida se ha celebrado la corrida de hoy, lidiándose toros de Peñalver por las cuadrillas de Coeherito de Bilbao y Mazzantinito. Iya entrada, floja. El primero, negro, romaneado, bien arjiado, cumplió en varas sin causar bajas. Pinturas y Escola le parearon regularMente, y Coeherito le mató de cuatro pinjhazos y media contraria. Segundo, negro, zaino. Cerrajillas y Zuriai parean mal. Mazzantinito suelta dos pinchazos y agarra una superior. (Palmas. Tercero, berrendo en negro, buen mozo. Coeherito coge los palos y prende un buen par de frente. Pinturas y Cayetano cumplen. Coeherito termina de media estocada desprendida. Cuarto, también berrendo en negro y también buen mozo. Mazzautinito quiebra medio par de ¡as cortas y otros dos de las largas cuarteando. Brinda la muerte á Joaquín Dicenta, y después de una faena monumental, que empieza con un pase de rodillas, da un pinchazo de tanteo y un estoconazo hasta la mano, (jue hace polvo al bicho. Ouinto, negro, zaino, burriciego. Escola y Cayetanito, después de muchísimas fatigas, ponen unos palitos malos. Coeherito da una media, una caída y descabella á la tercera. Sexto, negro, pequeño, fino de agujas. Cerrajillas y Zurini le parean pesadamente, y Mazzantinito acaba con el toro y con la corrida de un pinchazo y un metisaca. AVILA, I S, 8 N. C u la novillada de ayer tarde se han lidia do seis bichos de Surga, actuando de matadores Pazos, Flores y Reverte II. El auténtico D. Tancredo, para abrir boca, y D. Antonio Alvarez para postre. La tarde estaba apacible, aunque á veces molestó algo el aire. La entrada f ué mediana, buena á la soin! ra y mala al sol. Hecho el desfile, colocado D. Tancredo en el pedestal, pisó. el ruedo el primer novillo. De pelo fino, negro, bragado, gacho, bien presentado. Sale paso á paso, se acerca al hombre estatua y le huele largo rato una pantorrilla y vase. (Ovación al hombre del valor. Tardo y receloso aguanta cinco puyazos y da cuatro tumbos, sin que haya ningún a defunción caballar. Armillita prende un buen par, y su compañero Peralta otro mejor, y cierra el tercio Armillita con otro muy bueno, después de haberse pasado dos veces sin clavar, por habérsele quedado el toro. NOVILLOS EN MADRID Tercero, Negrele, egr feragno, meaao, 1 gacho, grandote. Reverte lo lancea capote al Drazo, emdarullado y aturdido. Los de aupa le pincnan cuatro veces, cayendo todas al descubierto. Gracias a eme el animalito se sale solo. Aransáez y Torerito de Malaga, después de unas fatigas enormes, preparaciones y salidas en falso, porque el animalito tiene la cabeza en las nubes y derrota eu el entresuelo, cuelgan como pueden tres pares de palitos. (Bronca y abucheo, un. -poquito injustos porque el de Surga se las trae. Reverte empieza toreaudo por lo bajo 5 cou la derecha, y aprovechando suelta un pinchazo que el toro escupe. Más pases con la derecha y otro pinchazo en el momento en que el toro se le arrancaba. Otro pase, saliendo perseguido y debiendo su salvación á que el toro se cae; más capotazos, con achuchones y coladuras; un pinchazo en su sitio, sin soltar; otro en lo duro; otro. (Bronca. Media tendida, otro pinchazo en el propio testuz por arrancársele otra vez el anima! un aviso, un sablazo; otro de la misma clase, saliendo perseguido, achuchado y perdiendo la muleta; un pinchazo en un brazuelo; otro acoso; otro pinchazo barrenando; un intento de descabello, y otro que ¡al fin! acaba cuando ya estaban preparador Tos cabestros. (Pita unánime. uarto, Lobilo, negro chorreao, gacho tam- bien, más grande que el anterí Dirígese recto como una flecha al pedes tal en donde está erguido el tañendo AIVÍIrez; llega, medita y huye. (Aplausos al tanctedo. 1 os cuatro novillos de Fernández Eogue lidiados esta tarde cumplieron. Joselete, muy bieu con el capote y con las banderillas y desgraciado matando. Salvadorito, valiente. Dio el salto de la garrocha con mucha limpieza. Arrogantito ejecutó la suerte de D. Taneredo. Entiada, floja. ÚBtDA, I 5, 9 N. SATURNINO ARANSAEZ, BANDERILLERO HERIDO EN LA NOVILLADA DE AYER lJa ¿os, de lila y oro, cía al bicho vanos telonazos embarulladamente y muy deprisa, y echándose fuera larga una estocada contraria. Más teionazos y un intento de descabello. (Palmas tibias. Oegundo. Polvorea de nombre, y negro de pelo, largo, bonito, fino de agujas y con unos pies bastantes respetables. Flores se abre de capa y al público no le gusta, ni á mi tampoco. Voluntarioso recargando y con poder tumba á cuatro pencos por otras tantas varas que toma. Deja dos cadáveres para el arrastre. La plaza se convierte en un herradero. Negrón y Salado cumplen con dos pares y dos medios, todos malitos. Flores, de morado y oro, hace una taena pesada y movidita, sin conseguir sujetar al toro, que, después de todo, no tiene más defecto que la cabeza un poco descompuesta por el abuso de los capotes, y tirándose desde lejoa, con más miedo que vergüenza, da un pinchazo en lo duro (Pitos. y una media pescuezera y atravesada, echándose fueta y saliendo perseguido. (Más pitos) 131 bicho se tumba y el puntillero acierta. Cinco puyazos, cuatro caídas, dos asesinatos y algunos capotazos buenos de Pazos llenan el primer tercio. El bicho, que empezó noblote y volunta rioso, se hace reservón y desconfiado. Los chicos pasan las de Caín para clavar. P ro, al fin, lavan. Armillita, muy bien. (Palmas al chico. Pazos, con cinco ayudantes nada más, da tres naturales y dos con la derecha, todos moviditos; lía, y, echándose fuera, desde iargo, volviendo la cara y sin estar ctiadra do el toro, suelta un pinchazo; señala otro bueno, entrando mal; una estocada chalequera (Pitos. teionazos de los peones (Pitos. un intento de descabello (Más pitos) ¡Cómo nos divertimos! Otro intento, y, ¡al fin! fui os de Gutiérrez, regulares. Alvaradito, bien. Gallito Chito, superior; fue sacado eu hombros. Cacheta, regular. CÁD 17, 1 5, ION, espedida de Fuentes. L. a corrida celebrarla esta tarde en la plaza del Puerto de Santa María para despedida de Fuentes ha sido un verdadero acontecimiento. La entrada fue enorme. Acudieron aficionados de Jerez, Sevilla, Córdoba y Cádiz. Los toros de Concha Sierra no pasaron de medianos. -Fuentes estuvo muy trabajador, pero muy desgraciado en el primero; quedó bien en el segundo, y al tercero lo despachó de una estocada superiorísima que brindó á Ma ¿saiitini y á la Peña sevillana. El ttallo toreó inimitablem nte. latan Jo no pasó de íegular por las malas condiciones del too. D sus hermauitos y con unas astas que, jyaya usted con Dios! Flores le da cuatro veiónicas sin sujetarle y perdiendo terreno. Voluntarioso, noble y con poder, el animalito entra cinco veces por carne, y proporciona soberbios batacazos. En el ruedo quedan tres cadáveres. El bicho sale del tercio completamente entero Salado y Negrón le adornan con cuatro pares, ni buenos ni malos. Y el animalito pasa á manos de Flores, El cual Flores no diré yo que con miedo, pero sí con algo que se le parece mucho, le da sin recogerle cuatro pases naturales, dos con la izquierda, uno redondo, uno por lo bajo, y tirándose bien agarra una perpendicular y atravesada. Más teionazos, y la querencia de un caballo un intento de descabello y el toro se echa. (Palmas y pitos. Más pitos que palmas. Oexto. Y vamos con el último, afortunada mente. Jfoicno, negro, más ehico que los anteriores. Cuando todod los peones se hon hartado de recortarlo. R e c i t e se abie de capa con el proposito, al parecer, ae lancearle. Pero llama negro Quinto. enieano, Aceitunero, y es como bragao, grande también