Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO i5 DE AGOSTO DE 1908. EDÍC 10 K 1. -PAG. 8. A ntes de la experiencia definitiva, Wright quiere ser dueño de la maniobra de su pájaro y experimentar los resultados de las modificaciones que ha introducido en el aviador. Sus ensayos no son más que una especie de trabajos de laboratorio. Por eso le importa poco que las evoluciones que hace en el aire agraden por completo ó no al público jue las presencia. Kl terces ensayo del lunes fue, sin embargo, una transacción, una galantería. HaDÍa ofrecido á la señorita Ilart O Berg que antes de salir para Marienbad haría á su presencia un ocho en el aire, fijando previamente el punto de comenzar y dé acabar. De todos modos, hasta fin de mes Wright no hará ante la comisión receptora la gran prueba; la de los dos vuelos, de cincuenta kilómetros, fijados en el contrato. Se comprende que después de un calvano tan largo, llevando su invento de obierno en Gobierno, sin recoger más que desaires, quiera asegurar su riunfo para compensación de tantos sacrificios, de tantos insabores y de tatito trabajo. fí ight tiene uua manía: la de hacérselo él todo. Es un mecánico consumado nte verdadera pasión por la mecánica. Todas las piezas del aeroplano han salido le us manos. I os dos hermanos trabajaron mucho aislados, sin ayuda alguna, en Virginia y en la Carolina. Se comprende su orgullo al decir qtie todo eso del aparato es obra suya. Por lo mismo hay seguramente en el aviador piezas susceptibles de perfeccionamiento. I os técnicos encuentran deficiencias, por ejemplo, en el sistema que han elegido para el movimiento de las hélices. Pero la industria vendrá luego á mejorar lo que los hermanos Wright han hecho á fuerza de Txciencía y abnegación, iü volador modelo será suyo, exclusivamente suyo. I, uego vendrá la instalación eon todas las perfecciones que se quieran, Algunas piezas que debieran ser metálisus son hoy de madera. L, a concepción mecánica es perfecta, y cfato es lo esencial. Si con órganoa defíeientes de construcción vuela bien el aeroplano, ¿qué sucederá cuando sean perfectos? El mecanismo de las alas es una reproducción del que la Naturaleza puso en los pájaros para volar. Un detall que lo demuestra. Wright ataa el viento, prefiere el viento para sus vuelos, al contrario de lo que quieren los inventores de otros aeroplanos. Marcel Deprez, preocupado del vuelo de los pájaros, creyó demostrar la influencia mecánica del viento contraria á la marcha le ios volátiles. Wrigh rectifica esa teoría. Hay que dejarle trabajar. Hay que respetar sus preocupaciones, que se traducen en mal humor contra fotógrafos y periodistas. Ha demostrado que sabe conquistar el aire. Pronto habrá que reconocer su reinado y proclamarle soberano del espacio. PARÍS, ¡4 1 T, 1,4, T. 1 a Reina Victorias después de un momen to de descaaso, salió, á las diez, del hotel donde se hospeda, en la calle de Rívohj y fue en automóvil al Bosque de Bolonia, acompañada de la duquesa de San Carlos, del duque de Santo Mauro y del diplomático Sr. Quiñones de I, eón. Durante un rato paseó á pie la augusta dama por los senderos del Bosque, regresando al hotel, donde almorzó con su séquito. A las doce tomó el tren de Londres. A la estación acudieron á despedirla el teniente coronel Griache, representante de Mr. Fallieres; ministro de Negocios Extranjeros y Mad. Pichón; el embajador de España y la marquesa del Muni; el personal de la Embajada, el prefecto de Policía y Mr. Pierron, ingeniero jefe de la Comoañía del Norte. Tributaba los honores uua compañía de la Guardia republicana. El presidente de la República y Mine. Fallieres habían enviado á la Rema Victoria dos herniosos bouquels artísticamente adornados con los colores españoles. También la ofrecieron flores Mr. y JIme, Pichón, así como la marquesa del Mum. Antes de arraticar el tren couveisó large rato la Reina con Mme. Pichón, el Sr. Quiñones de I eón y Mr. Bordire, comisario especial, que la acompaña hasta Calais. Dentro y fuera de la estación se aglomeraba numerosa gente, que aclamó calmosamente á la Soberana. 1.O ND 1 ES, 14, 8 N. jespués de almorzar, el Rey D. Alfonso paseó en coche por Jas calles de la población. lluego se trasladó á bordo del Giralda El yate real zarpó á las cinco de la tarde, en medio de las aclamaciones ele la rmltitud. LA CORTE EN SAN SEBASTIAN POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR I a Rema de España ha llegado á esta ca pital á las siete y cuarenta y seis de la tarde, acompañada de su séquito y del secretario de la Embajada, marqués de Villalobar, que había ido á recibirla á su llegada á Dover. BUIÍDLOS, I 4, 4 T. C u Majestad el Rey D. Alfonso recibió esta mañana, á bordo del Gualda, al Dr. Moore, con el que conversó largo rato lluego bajó á tierra, yendo en su automóvil á dar una vuelta por la población, donde fue aclamado por la muchedumbre. Visitó también el Rey los viñedos de liedoc y ua conocido castillo de los alrededores. Al regresar aquí ofreció un almuerzo á la oficialidad del Giralda. 0 SWI SEBASTIÁN, 14, 6 T. LOS REYES EN EL EXTRANJERO POR TELÉGRAFO Y TELEFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PARÍS, Í 4 JO M T e riguio o incógnito ha llegado esta ma ñaña, k las ocho, S. M. la Reina doña Victoria, acompañada por la duquesa de San Cario y el duque de Santo Mauro. E 21 la estación del Quai d Orsay fue recibida por el embajador de España, la marquesa del Muni y el personal de la Embajada y del Consulado. También esperaba Sít. Lepine, prefecto de Policía. p o r noticias particulares se sabe que al llegar el Rey á Burdeos, y á pesar de que no se tenía conocimiento oficial de su llegada, el público se reunió y aclamó al Monarca, En la estación cumplimentaron al Rey el Sr. Aguilera, el cónsul y el vicecónsul, señores Congosto y Sánchez Calzadilla, respectivamente; el doctor Moore y otras distinguidas personas. El cónsul y el vicecónsul ofrecieron tutibién sus respetos á la Reina doña Victoria en el vagón. Mientras tanto el público se aglomeró junto al coche donde estaba la Soberana y la aclamó. El Rey esperó en el andén, saludando con el sombrero hasta que el tren se alejó de la estación, y después marchó con su séquito, en varios automóviles, al hotel Therminus. En el trayecto el público saludó al Rey con gran afecto. Desde el hotel, D. Alfonso fue al muelle en automóvil y embarcó en el Giralda, que se hallaba iluminado. El comandante del Gualda, Sr. Barriere, y la oficialidad del barco recibieron á Su Majestad á bordo. ífo ha anunciado el Rey á nadie la hora en que ínarchaiá; pero se cree que, después de recibir esta tarde la visita del doctor Moore, irá a Arciclión y de vuelta de allí zarpará el Gualda. a Reina Victoria. El ministro de Estado ha recibido un telegrama del Sr. lyeón y Castülo 3 en el cual nuestro embajador participa haber llegado á París antes de las ocho de la mañana Uv Majestad la Reina con su acompañamiento Al cabo de cuatro horas que permaneció S. M. en aquella capital, emprendió su viaje á Calais, donde embarcará fon rauibo á Inglaterra. Doña Victoria oculta su jerai- qw iras el título de duquesa de Toledo jpjoña Maiía Ciisüna. Esta Hiañaua, á las ouc ¿UHLOS cjaito, salió á dar uu paseo por ínai la Reina madre, acompañada por la marquesa i e Vavairés. Fueron á pie hasta la caseta real 3 e baños, y allí embaí carón en la escampe vía. GuipuuoaiM, tomando dirección de mai adentro. S. M. desembaicó á ias otiee y mc n olviendo á Miramar seguidamente Esta tarde, á las seis y med; a, asistís i con el infante D. Ivitis y el alto pe señal nal auno á la Salve que se eantat ei 1 ijie ia de Santa María. primo de Riveia Insiste el ministio de ia tíaerra propósito de 1 egresará Madrid en el so del lunes. Hoy marchó á Deva con su hija y a nieta. Pasarán allí el día en casa de su pariente el magistrado Sr. Cubillo, y volverán esta noche á San Sebastián. Si, como es de esperar, se detiene aquí el Rey mañana más horas, el ministro ile la Guerra someterá á la firma- le S. M varios decretos. tyesada. a Por caitas íecibidas aqa 33 e abe que el ministro de Fomento no volverá á Madrid hasta los primeros días de Septiembre, luego que haya dado á luz sr ¡ceíiora. 1 a excursión á Bilbao. Para hacer los prepaiauvo; uc l t estancia del Rey en aquella capital, lia maichado hoy á Bilbao el oficial de ía inspección de los Reales Palacios, Sr. Ferrer. I, a ronda de Policía de S. M. no saldrá de aquí probablemente hasta que D Alfonso regrese de Burdeos. El ministro de Marina, no obstante la reserva que se guarda sobre su viaje, es espe rado aquí esta noche, y se cree irá inañani á Bilbao en el rápido. El comisario general de Policía, Sr. Millán Astray, ha conferenciado hoy con el gobernador civil. De Zarauz, adonde lia marciiado, regresará mañana para la hora de llegada del Monarca el barón de Casa- Davalillos, ayudante de S. M. 1 o de Cortegada. El ex ministro Sr. Cohku j a a Bubao á conferenciar con el Monarca sobre cTestiones relacionadas con la cesiou J i! I -1 Í de Cortegada y construcción zWl id rto octado Palacio.