Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES i3 DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN i P A G 14 LA BODA DE MLLE. FALLIERES LA H! J DhL PifcSlDüNJfc, Db LA REPÚBLICA FRANCESA DEL BRAZO DE SU Eb OJO AL SALIR D LA IGLbaiA DONDE RIC 1 B 1 ERON LA BENDICIÓN NUPCIA 1 Fot B EN SAN SEBASTIAN ten brujas I S BRUJAS Al conocer la noticia lo J i la gente ha lanzado una exclamación de asombro ¿Pero aun exis 3 Indudablemente que existen, y no de las brujas inofensivas, sino de las brujas que matan Dígalo la pobre joven esa, la incau ta sirvienta, la infeliz María guirre, que fue a casa de la bruja en busca de almo para sus infortunios de amor v encontró la muerte miserable I, a gente no se decide a s xhr de su apo teosis brujo- estival La gente mira eu de rredor y ve los hilos telegrafieos, la ma quinas de vapor, los penodicos las ame ncanas con abertura, ve todo esto, y cree hallarse soñando Se figura la gente que el telégrafo y el vapor y las americanas ingle sas son fruto del ensueño, y que la realidad monda y verdadera es que vivimos todavía en los tiempos del doctor Fausto o en los piadosos años de forquemada Y a cual quier hora espera la gente asistir a un auto de fe Pero esta señora bruja que de manera tan intempestiva ha turbado la tranquih dad estival, ¿quien es, qué hacia, cuales tenebrosos manejos ejecutaba? Es una de aquellas mujeres que ruedan por esos mundos de Iíspafia explotando la memez de las pobres gentes, es una de tantas señoras de industria y de arte tortuosos, que caen en una población, por moderna y avispada que sea, y allí abren su comercio de cosas vitu- p nables l, d tal señora García manipulaba una porción de artes y recursos cuj a definición no nos es dable exponer, si viviéramos en el siglo que dio a luz el libro de la Celestina, hallaríamos sm duda, las pala bi as fijas y grafic is, pero hoy es imposible manifestar estas palabras, aunque se hallen b en rotundamente escritas en nuestro Dic cianario La joven María Aguirre acudió donde esta mujer Quería salir de un mal trance Quena que le diesen algún bebedizo, dlguu hechizo, alguna formula demoniaca, al uua üabra cabalística, algún i combinación de la baiaja egipcia algo, en fin, de misterioso sobrehumano, algo sobrecientifieo, ese algo que el pobre v ulgo desconfía de hallai en los libros de la Medicina y que no duda alcanzara por intercesión de la echadoia de cartas maestra en brebajes o nmpotentes y en cabalas ocultistas Pero a la señora bru ja se le fue la mano, y la infeliz muchacha pago en un instante su ignorancia 3 sus pecaminosos designios Se murió de re pente Y ahora es ínuj posible que la gente se diga- -En ese país de los vascongados, en ese país de las guerras civiles, la supersti ción mas primitiva tiene su asiento Permítaseme que me adelante á tales suposiciones, protestando de ellas El país vascongado no es de índole supersticiosa, podrá ser fanático, cuan fanático se quiera, pero no supersticioso Su religiosidad tiene un carácter severo, rudo, intransigente, limpio de leyendas y sortilegios Es posible que en este país naciera otro Santa Cruz; pero j pesar uc que el Seueu ee ha dado al idioma castellano una pala bra emmenteme ite hechicera, cual es la de apielarre, a pesar de esto, en el país vasco no existen brujas Paralelamente con el suceso de la hado ja de cartas, ha ocurrido otro suceso no me uos misterioso El Si Maura, montado en u 1 automóvil, pasó por Sin Sebastian ocul tímente e llevo tras de sí al ministro de jomada v al gobernador y se marcharon to dos hacia la frontera En seguida de saberlo la gente se puso a descifrar el niisteno ¿A que ha venido? ¿Por que se oculta ¿Parí jue se dirige a Francia? Eu vista de este misteuo y de este tuga viaje presidencial, le 01 yo a un señor ma duro, ya entra lo en años, que aecia- -Todo t e les vuelve a istedes peiseguir brujas e indagar superehen is ¿Que mas bru jo quieren ustedes 1 hi tienen a Mauia, un brujo qae nos ha dado el bebed. 70 a los es pañoles Corran todos tías el, sera en vano- 1 un brujo es imposible vencerlo, se escuire, levanta la varita mágica y desapa rece- -Tiene hecho pacto con el demonio, en tonces- -Yo creo que tanto el como nosotros, lo mismo el Sr Maura que sus señores súbdi tos, todos estamos un poco untados de de monismo- -El vulgo, para expresar eso mismo, 1 diría de otro modo, diría que todos esta mos dados á los demonios j M. SALAVERR 1 A