Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, MARTES n PE AGOSTO DE J 9 O8. EDICIÓN PAG, ti de el Sr. Ortega y Gasset que estos jóvenes renuncian, en cambio, á las actas de dipu tado, á los casamientos ventajosos y hasta á la presidencia del Consejo de ministros ¿Me permite el Sr. Ortega y Gasset una cita, él que hace tantas? Yo sospecho que disuelve el exceso de ácido unco del sistema Barcelona que sus artículos no tienen más estos jóvenes renuncien á la presidencia del y la gota y reumatismo que deben su finalidad que la de mostrarnos lo mucho Consejo de ministros como eí libelista franexistencia á dicho ácido, no pueden subsistir. que él, el Sr. Ortega y Gasset, ha leído. No. cés Paul Louis Courier renunciaba á sus deI I Uricure procede del Laboratorio donde Mi altáoslo- del periódico citado iba enca- rechos al trono de Francia. se prepara la Emulsión de SCOTT, siendo un minado á demostrar que en España un liDice también, un tanto amargado, el señor beral no puede decir que el partido conser- Ortega y Gasset, que tras un siglo de hapreparado tan científico y un remedio tan vador hace una política berberisca Así lo ber sido formulado el imperativo categórico no bueno para su objeto como la. Emulsión de ha dicho él Sr. Ortega y Gasset; no sólo lo ha habido dos docenas de españoles que le SCOTT. Precio 3.50 pesetas la botella de ha dicho tana vez, sino que le ha gustado hayan mirado frente á frente, de hito en 60 tabletas. Quien desee una muestra gratis, remachar el clavo recitiéndolo en varias hito, y aun está por estrenar en España esa acoinpañe este artículo con 50 tís, ea sellos ocasiones. El Sr. Ortega y assetes un con- navaja de afeitar vicios Yo no entiendo de correo y diríjase á Uricure, D. Carlos vencido liberal. Ahora bien; yo no quiero mucho lo que se quiere aquí decir. Tenemos Mares Calle de Valencia 333, Barcelona. lanzar sobre este ó aqael partido, sea el que que es preciso mirar frente á frente al impefuere, el dictado da berberisco Pero su- rativo categórico; después resulta que el tal pongamos que nos vemos forzados á formar imperativo es una navaja de afeitar. Yo no elementos: nada. Pero, ¿qué hacen jóvenes EL PETRÓLEO un lote con los siguientesversatilidad, indis- digorenuncian á la presidencia esos Consejo, ciplina, ansia ídel poder, intri que del gas por la futura cartera de Gobernación, qué hacen que no estrenan esa navaja de intrigas por la futura presidencia del Con- afeitar? greso, rivalidades por los cargos futuros, ceEl Sr. Ortega y asset termina diciendo los por el alecto del jefe, interpelaciones él cree más útil es el mejor anti- obscuras y tortuosas, falta de rsntación, que cuanto que para España seríaParlamenque pueda hacerse en el séptico contra la carencia de ideal y de doctrina, contradic- to, el averiguar qué fue lo que se comió ea ciones, etc. etc. Supongamos también que la cena de Platón una fuerza que no podemos contrastar, reMe deja perplejoi el culto y simpático esparasitaria del sistir, nos obliga á adjudicar este lote á uno critor. de los dos partidos gobernantes de España. AZ 0 R 1 N cabello y la barba ¿A quién se lo otorgaremos: al conservador ó al liberal? No necesito contestar la pregunta. Ahora otra interrogación: ¿Quién ha hecho en España durante estos últimos tiempos las leyes de carácter sodal, obrero? desapíirecen á los pocos días tomando el Car- ¿Quien ha presentado al Parlamento para bón de Bdloc en polvo ó en pastillas. 50 aüos sn plena y detenidísima discusión la reforde éxito. El fiasco de Carbón de Beüoe (polvo) ma de la vida local? ISsta ley trasceadeata 3 pesetas, l a caja de Pástalas Belloc, 2 pese- lisima, llevadaalParlamento, átodos los aires F X REY Y EL PROTOCOLO Hay reyes tas en toda España. De venta en todas las far- de la discusión, por un partido, ¿no intentó macia y droguerías. Casa FKEBE, 19, rae otro partido nacerla dictatoriaimente en cen populares por la sencillez de sus costumbres. El de Italia es uno de ellos. La Jacob, París. Consejo de ministros? crónica cuenta y no acaba de este Monarca, Nada más sobre esto. Otra diferencia me á quien su pueblo quiere, no sólo porque separa de D. José Ortega y Gasset. Este se- cumple sus deberes constitucionales con ñor dice que hay que hacer la regeneración exactitud, sino porque en su vida íntima y de España por la cultura; yo digo que hay en sus costumbres demuestra que es un que hacerla por él dinero. Desde hace mu- hombre de su época y, ¡vamos! que le carga rocedente de Robledo de Chávela, llegó chos años vengo diciendo lo mismo. El se- el protocolo. ayer á Madrid el señor ministro de la a y Gasset dice que al español se Otro rey igualmente llano, simpático, es ñorí. Guerra, el cual ha despachad con el pri- le debe dar tetras. Yo digo que se le debe Haakon, Soberano de Noruega, Monarquía mer j áe del Estado Mayor Central, general dar pan. El Sr. Ortega y Gasset ha leído la más democrática de cuantas existen. Martítegui, que se encuentra en la corte muchos litaos y sabe muchas cosas. Yo he Con motivo de la reciente visita del predesde la noche del sábado, vivido en los pueblos de España, en bastan- sidente de la República francesa organizó Alasxraeve menos tarto déla de hoy tes pueblos; fie viajado por casi tocias las en su real palacio de Christianía una recepíaardbaáSan Sebastián el general Primo regiones; rae lie informado de cómo viven ción, que fue un acto republicano, en el cual de Rivera, que permanecerá algunos días los labriegos; he hablado con ellos; sé lo se prescindió de todo ceremonial propio de en la capital de Guipúzcoa. que comen; he visto lo que se gastan en co- las cortes. Durante ese tiempo se verificará la cere- mer, en casa y en vestido; me he enteradoEl propio Monarca se presentó vestido de monia de imponerle el Toisón, como igual- de lo que ganan; he entrado en sus míseras levita, hecho sin precedentes en los anales. mente al general López Domínguez. viviendas. De todo esto he sacado una útil Prescindió, pues, de uniformes, cruces y cinEl ministro de la Guerra lleva varios de- experiencia. Creo que la tristeza, la hosque- tas. Estnvo hecho un buen burgués, cosa tretos para la firma del Rey, siendo posible dad, la agresividad, la intolerancia de los que su pueblo estimó mucho. que fi pire entre los mismos algún mando españoles procede de sus angustias por viTan poco le gusta vir, de sus míseros tugurios, del traje sucio que ana mañana se la etiqueta á Haakon, üe Cuerpo. coló y andrajoso, de la desesperación de ver á previo aviso err el despacho de rondón y sia que Mr. Pichón, e hit prorrogado la licencia trimestral has- los hijos sin pan, del presente doloroso, trá- el ministro de Negocios Extranjeros, tenía ta fin de Septiembre á los individuos gico, y del porvenir sin esperanza. En su en Palacio. qae la disfrutaban y que pertenecían á la consecuencia yo deseo que, ante todo, al Pichón, que estaba escribiendo, dio ua obrero y al labriego españoles, es decir, al primera división pueblo, se le ponga en condiciones de una salto para ponerse de pie al ver al Rey. Los demás Cuerpos y unidades del Ejér- -Señor- -le dijo, no sableado como CXCKcito, excepto la Brigada Obrera y la Sanidad vida segura y apacible. Yo creo que si se sarse- -ignoraba que S. M. deseaba hablaremprende una larga obra que traiga el bienMilitar, llamarán y conservarán enfilas dume; de haberlo sabido... que traiga tante todo el mes de Octubre á todos los in- estar material, casa salubreel sustento sano- -No- -le interrumpió sonriente el Monary suficiente, la y capaz, el traje dividuos que disfruten licencia. limpio, etc. todo lo demás- -alegría, toleran- ca; -usted es el q e ha de perdonarme. PaEl objeto es dedicarse ese mes á las es- cia mutua, por el arte y por la saba por un salón próximo, he visto este cuelas prácticas, unos, y á la instrucción de naturaleza, curiosidadvida y sus satisfaccio- sombrero sobre una silla- -y le mostró uno amor á la conjunto ó á lo que juzguen conveniente nes- -todo lo demás, repito, vendrá con esto. que llevaba en la mano- -y suponiendo que los capitanes generales, otros. Respecto á lo demás del articulo del se- es el de usted he querido entregársele. ñor Ortega y Gasset, ¿qué he de decir? No Ahora, con su permiso, me retiro... Pichón le dio las gradas, quiso acompaa regresado á esta corte el subdirector sé lo que pensar. Dice el joyen escritor, por de Cría caballar y Remonta, general ejemplo, que en España no hay ciencia, ñarle... -Ruego á usted que no se incomode; coD. Francisco Jaquotot, después de haber pero que existe un buen número de mozos visitado los establecimientos de Andalucía, ilusos que aman la ciencia, que tienen un nozco bien el camino. gran entusiasmo por ella y que sienten un Y dando un afectuoso apretón de manos Cataluña y Norte. El general Jaquotot saldrá uno de estos profundo amor al trabajo. No lo dudo. Aña- al ministro francés, se retiró y se dirigió á las habitaeiongs. de la reina Maud. días pata Zaragoza. LIGEROS COMENTARIOS ice D. José Oxtega y Gasset en El ImparD í q u e yo he afirmado en el Diario de GAL Diarreas persistentes A TRAVÉS Dñ LA FRONTERA NOTAS MILITARES P S H