Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 11 DE AGOSTO D J 90 S. feDJCÍON 3 FAü. Soberano, la gente corrió hacía el embarcadero. Su Majestad se dirigió con el ministro de Todas las autoridades de Santander, los individuos del Jurado y algunos invitados Marina y con su séquito al salón del Real embarcaron á su vez en el cazatorpederos Club de Regatas para presidir el reparto. El local se hallaba atestado de socios; sornHíw? Poco antes de darse la señal de salida y bre las cuatro torrecillas del monumental Club ondeaban banderas y gadespués de disparado el cañonazo de aten- palacio del la escalera se hallaba ricamente llardetes, y ción, el yate de recreo Esmeralda, propiedad alfombrada. del conde de Locatelli, abordó á un vaporJ La Guardia Caballería Cito lleno de gente, que presenciaba en la despejar variascivil dela calle y la tuvo que veces plaza de T) ahía la salida de los yates. estaban verdaderamente Hubo un momento de pánico, pues el Es- la Libertad, que muchedumbre. meralda metió el botalón de proa en el ya- invadidas por la El Rey, mientras tanto, se dirigió con el porcito; pero, afortunadamente, no ocurrieinfante D. Luis de Orleáns al salón princiron desgracias. Al poco rato se dio la señal de salida y pal y tomó asiento en la presidencia, acompañado del Infante y del ministro de Maítnpezaron las regatas. Tomaron parte en ellas el Corzo, patrona- rina. La Junta permaneció en pie, así como do por el Rey; el Carmen Fili y el Queen X, de la- serie de 10 metros; el Mariposa, de la todas las demás personas del acompañade nueve, y el Cisco Tercero, el Ya veremos, miento El secretario fue dando lectura al acta de el Buíra, el Joaquina y el Príncipe Affotiso, de las regatas y el Rey iba tomando los pre ¡a de ocho metros. Los balandros hicieron la salida en medio mios y entregándolos á los balandristas. El público acogía con aplausos entusiasde ensordecedoras aclamaciones de la multas á todos los premiados; pero cada vez que titud. Los balandros Cor ¿o, Ya veremos, Principe eran leídos los premios obtenidos por el Alfonso, Carmen y Mariposa tomaron viento Rey, los aplausos se convertían en verdadeen seguida; pero los restantes, al doblar el ra ovación Es de advertir que Jos premios adjudicapromontorio del monte Dueso, quedaron detenidos largo tiempo en medio de una dos esta tarde no sólo correspondían al día de hoy, sino también á las regatas de los calma desesperante. El Rey, mientras tanto, logró hacer una días anteriores Su Majestad ha obtenido bastantes. Mbil maniobra, y enderezó el Corzo á barSólo por el balandro CorM ha obtenido lovento, ganando gran ventaja sobre las demás embarcaciones, especialmente sobre las dos premios de honor y dos primeros preque habían quedado rezagadas, que ya en- mios. Los demás le han correspondido por el tonces consiguieron arrancar. ínandante del Giralda, Sr. Barriere, en el Queen X. La novia ha recibido espléndidos regalos de todos los Soberanos de Europa. En el Elíseo se ha servido un almuerzo íntimo. Fueron testigos, por parte de la novia, sus parientes los Sres. Lannelongue y Sevizac 3 y por la del novio, su hermano, el Sr. Lañes (Nilson) vicepresidente del Consejo general de Lot y Garona; presidente de la Cámara de Cotnereio de Agen, y su tío, el señor Bavadez. Los novios salen para el departamento del Lot y Carona, donde pasarán un mes. El presidente y su señora marcharán el viernes á Ratobouillet. CONSEJO DE GUERRA POR TELÉGRAFO 0 E NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PÍGUERA 9. I O. 7 T C e ha celebrado ebta mañana el consejo de guerra para ver la causa instruida contra el periodista Sr, Eniporda, por supuestas ofensas al Ejército. El fiscal pidió en su informe se condenara ai encartado á ocho años de presidio. El defensor, en un brillante informe, pidió la absolución, siendo muy felicitado. No se conocerá el fallo hasta que no! c apruebe el capitán general. SOBERANOS DE VJA) E POR CABLS DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LOVDRES, 1 0 4. T I legada á Santander. Al llegar á la altura del Cabo Ovejo, el Corzo fue el primero en doblar la punta, y entonces los demás barcos largaron todo el aparejo, entrando todos ellos en Santander ton el velamen desplegado. Un enorme gentío invadía los muelles. El Terror había llegado mucho antes, y las autoridades y los jurados anunciaron que el Corzo traía mucha delantera sobre los dejnás balandros. Llegó el primero, en efecto, y al pasar frente á la caseta del Jurado los cañoneitos áe aviso dispararon veintiún cañonazos. Todas las embarcaciones ancladas en el puerto saludaron, y los marinos de los buques de guerra lanzaron burras, pitando todas las sirenas de los numerosos vaporcilos- que había en el muelle. La ovación fue indescriptible, pues la gente se percató en seguida de que el Rey había sido el vencedor de la regata- crucero, y merecedor, por tanto, del gran premio de honor de Santander. y Ocho minutos después del Corzo entró el Carmen, propiedad del conde de Heredia Spínola, y sucesivamente las demás enibar caciones, tomando nota los jurados de su respectiva llegada. mio de honor y el primer premio de la misma serie. Correspondieron el segundo y tercer premios de esta misma serie al Carmen y al Queen X, patronado este último oor el eoinandante Barriere. El premio de la segunda serie se adjudicó al Mariposa, patronado por D. Pedro Bustamante. De la tercera serie resultaron premiados sn este orden: Primer premio, el Ya veremos, de D, Julio Arteche; segundo, el Principe Alfonso, del marqués de Cubas, y el tercero, foa fuiaa, del Sr. Drake de la Cerda. Al adjudicarse io premios disparáronse aiultilti 1 Je coUetos Á ¡anunciarse que iba á desembarcar m premios. LosAl Corso le fue adjudicado el gran pre- Queen X, el Osborne y por la canoa del Giralda. Terminado el acto, D. Alfonso, visiblemente satisfecho, condujo todos sus premios á MI tomóvil y regresó al Giralda. SANTANDER, II, 1 M. p l rey Eduardo, acompañado de sir Char les Hardinge, secretario de Estado, h salido esta tarde, alas cuatro, para Cromberg. CROWBERG, 1 0 5 T de Santander. Salida del Rey el repartí, de premios de las Terminado regatas, el Rey se dirigió, á las nueve y media, al Giralda, que á las diez zarpó para San Sebastián. El alcalde le despidió en el muelle y le entregó dos hermosos canastillos de rosas blancas y rojas, adornados con preciosas cintas délos colores nacionales, con destino á las Reinas doña Victoria y doña Cristina. El Rey le expresó su agradecimiento y le encargó fuese intérprete de su satisfacción por lo agradable de su pstancit n 1,i capital santanderina. U a llegado el Kaiser, acompañado del mí l nistro de Negocios Extranjeros Í MARINOS INSUBORDINADOS POE CABLE DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LONDRES, Í O í) N 1. BODA DE LA HIJA DE MR. FALLIERES POR TELÉGRAFO I a tripulación de un cazatorpedero surtí- en la ría de Foth se ha insubordinado según refiere Palmall G- azetté, por hallar d mala calidad el rancho que le daban. Entre los actos de violencia que cometía la tripulación se cuentan los de arrojar a agua el código de señales y las instrucción nes reservadas para Ja buena puntería d los cañones. Los revoltosos han sido encarcelados pare que en breve los juzgue xn consejo ác guerra. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PAK 13, 1 0 6 T p i n la Alcaldía del distrite octavo, situada- en la calle de Anjou, tuvo lugar el casamiento de Mlle. Fallieres, hija del presidente de la República, con Mr. Juan Lañes, secretario general de la Presidencia. A este acto asistieron todos los individuos del Gobierno y gran número de eolíticos de altura. Al mediodía se celebró la ceremonia religiosa en la iglesia de la Magdalena, recibiendo los novios la bendición nupcial de manos del párroco. En el templo se habían congregado, además de los asistentes al acto civil, todo el Cuerpo diplomático, entre ellos el embajador y embajadora de España, muchos generales y oficiales del Ejército y la mayor par te de los altos funcionarios de la República. La ceremonia fue solemne, á pesar de que u la iglesia no resaltaba el lujo de los empleados en las bodas fastuosas. FUGA DE PRESOS POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SANTIAGO, 1 O 3 N. p s t a tarde, á las seis, se han fugado de esta cárcel cinco presos en circunstancias realmente extrañas Según afirman en aquel establecimiento penal, los cinco individuos subieron hasta una altura de 12 metros, sirviéndose deT caño de bajada de las aguas. Viendo la cañería referida, su situación y forma, parece inverosímil que pudieran ascender por ella. Los demás presos estuvieron contemplando la evasión. Muchos son los comentarios que aquí se. hacen acerca de tan extraña fuga. I, as autoridades ti abajan para escl hApilo