Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES n DE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN 3 PAG. 7. ballefeáco y los lazo amistosos que unen á españoles y argentinos. Las afirmaciones injustificadas hechas por la Prensa madrileña no solo ofcuden al Sr. Carreras, sino á la colectividad española residente en Buenos Aires y á la Prensa que la representa. Los diarios madrileños no deben ignorar E ue en los españoles aquí residentes late viorante el culto por la patria, y que no tolerarían nada que fuese en desdoro de ella, riniera de donde viniera. No debea ignorar tampoco que hay na Prensa española, en la que figura El Diario Español, que jamás dejaría sin correctivo cualquier ataque ofensivo á nuestro decoro nacional. Podremos pecar en este punió de puntillosos, pero no de indiferentes. P aes bien; ni Prensa ni público se han dado cuenta de lo que en Madrid se dice respecto al Sr. Carreras, causando en todos la noticia extraordinaria sorpresa: Conformes; pero conste que la Prensa inaclrileña no inventó la noticia, que vino directamente facturada desde Buenos Aires. rata nafa tomarlo á remolque v traerlo á este puerto. En este varadero reparará el Malveon sus desperfectos, f tras noticias. Kl vapor español Pió IX ha comenzado á reparar sus averías. Disfrútase en estas islas de una temperatura casi primaveral y obsérvase en ellas una gran afluencia de extranjeros. LUNES O, 6 1 VALENCIA POR TELÉFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LUN es, i o 4 T ircular del alcalde. El gobernador civil ha ordenado la inserción en el Boletín Oficial de una circular del alcalde disponiendo que se remitan relaciones verídicas sobre plantaciones del arroz fuera de los cotos y número de hanegadas. Se conmina á los dueños con fuertes multas y procesamientos. 1, a medida del gobernador ha producido efecto excéiente. l a banda municipal. En la sesión del Ayuntamiento se ha tratado hoy de la banda municipal, con motivo de un dictamen en el cual se pedía la expulsión de un profesor por desobediencia al director. Por un voto se acordó no expulsarle, pero créese que el alcalde suspenderá el acuerdo. C u Majestad en Santoña. El Re con su comitiva, lle ó á las once de la mañana. A la entrada de la villa estaba las autoridades y el pueblo entero, que aclamó J Sofeerano. El alcalde y las demás autoridades ofre- cieron sus respetos á S. M. D. Alfonso se dirigió al palacio de los marqueses de Manzanedo, donde le recibieron, además de éstos, el cardenal Sancha y los Sres. Alvear. Redonet y marqués de Bedmar. Allí almorzó S. M. después de descansar POR TEUJPONO un rato. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR Con el Monarca sentáronse á la mesa LUNES, 1 O I I N además de los citados, el infante D. L is, l i a reiacidente. El conocido socialista compañero Ace- los hijos de la marquesa de Manzanedo, el vedo, director de La Lucha de Clases, que duque de la Higuera, los condes del Serrahabía sido indultado recientemente de la llo y de Aybar, el doctor Alabern, el coman, pena de presidio que le había sido impues- dante del Giralda, el gobernador civil, los ta coa arreglo á la ley de Jurisdicciones, ha generales Sánchez Mesa y Francés, gobernadores de- las plazas de Santander y Sansido hoy procesado de nuevo. Este procesamiento está originado por toña; el alcalde, Sr. Palma; el comandante haber escrito tra artículo injurioso para la de Marina, el presidente de la Diputación y región vascongada y también se ajusta á la los señores conde de Heredía Spínola, Urquijo, Ruiz de Arana, Bustatnante, Guttureferida ley de Jurisdicciones. bay, Arteche, marqués de Cubas, La Cerda Echeguren; Ruiz, presidente del Club de 1 f n obsequio. Valiosos elementos de esta capital, ea- Regatas de Santander; Loriga, presidente tre los que figuran representantes de la de la Federación de Clubs Náuticos; Weisbanca, de la industria y de la aristocracia ner, dueño del yate alemán Ca me? y dueñr de esta capital, hau abierto una suscripción del balandro lie II. para haper un obsequio al alcalde, Sr. IbaEl menú fue verdaderamente regio. rreche. La marquesa y sus hijos hicieron muy Es debido este agasajo á la excelente exquisitamente los honores á D. Alfonso y gestión de dicha autoridad municipal. su séquito y á los invitados. Todos los periódicos, excepción hecha de Terminado el almuerzo, S, M. visitó el Ei Liberal, publican las listas de suscrip- Colegio institución Manzanedo, donde fueción. ron obsequiados los balandristas, las autoridades y la Prensa. Al entrar el Rey fue ovacionado eutu ias tamente. Tomando una copa de Champagne, brin dó y bebió á la salud de todos. Seguidamente firmó en el álbum del Co POR TELÉ GRAFO legio. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR BILBAO EL REY EN SANTANDER ¡LUNES, O 2 T esperando ai Rey. En la entrada de la villa de Santoña el Ayuntamiento ha levantado un gran arco con la inscripción -Saludo al Rey y los escudos de Santander y Santoña. En algunas calles hay mástiles y gallardetes. La marquesa de Manzanedo ha empleado estos días varias cuadrillas de obreros arrePOR CABLE V TELÉGRAFO glando los caminos y cercanías de la villa. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR El Ayuntamiento ha ocupado también muCOLÓN, 10, 5 T. chos peones eti la limpieza de las calles. procedente de Puerto Limón ha llegado á Toda la población está engalanada, ofreeste puerto el vapor de la Cu nñía ciendo fantástico aspecto el gran palacio de Transatlántica Antonio López, Manzanedo. BAI CFLC A, J O 8 N La marquesa ha hecho traer plantas coloO l transalántico español Alteante ha llega- sales y enormes macetas de Bilbao y Madrid, habiendo encargado á Francia las fru do esta tarde procedente de Genova. tas para el almuerzo. En los balcones se admiran magníficos tapices, y en el jardín, el vestíbulo y galerías bajas del palacio, soberbias alfombras. POR CABLE En el comedor se ha variado la decoraDB NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ción, pues antes era de color obscuro y ahoWV 8 PALMAS, I O, 1 1 K ra está pintado de blanco con pequeños X) apor con averías. adornos de oro, estilo Luis XV. v Remolcado por el vapor Inglés Ganges, La servidumbre viste de gala. lia llegado aquí el barco de la misma nacioEsperan al Rey y sus acompañantes la nalidad Mahwrh de la matrícula de Lon- marquesa de Manzanedo, su angelical hija dres María, el duqme y la duquesa de Lécera y el Este último barco, al poco de salir de Bue- marqués de Bedinar. nos Aires, sufrió averías en la máquina, puEl duque de Santoña no ha podido venir diendo, sin embargo, llegar á Saa Vicente por hallarse delicado de salud en Carlsbad de Cabo Verde, en donde las reparó; pero al (Austria) emprender el viaje y después de haber reLa marquesa de Manzaneólo ha dispuesto corrido 150 millas, reprodujéronse las ave- también que se prepare el gran salón de rerías, cepciones, por si el Rey se detuviera algún El bareo quedó sin gobierno y en tal si- tiempo después del almuerzo. tuación que el Ganges- que navegaba con El jardín se halla artísticamente adorrumbo á Buenos Aires, turo que cambiar su nado LUNES, 1 0 1O MOVIMIENTO DE VAPORES CANARIAS a excursión á Santoña. En Santoña habíanse hecho grandes preparativos con motivo de la visita de Su Majestad. En la avenida de Manzanedo, un grupo de veteranos del Ejército, que había peleado en las guerras coloniales, y algunos de ellos en la de África, esperaba la llegada de S. M. para entregarle un memorial, y haVía colocado una bandera saludando al Soberano. También la colonia italiana, que es muy numerosa en Santoña, debido á que existen muchas fábricas de casas genovesas decusadas á la industria de las salazones, quiso hacer al Rey una cariñosa manifestación de simpatía y entregarle un mensaje. Este, que va redactado en italiano, se compone de un artístico pergamino, verdadero primor caligráfico, y se halla encerrado en una caprichosa orla, rematada con los escudos y banderas entrelazados de Italia y España. El trabajo caligráfico ha sido hecho por un recluso del penal, llamado Manuel Cortina, que sufre condena por falsificación de billetes del Banco. El Rey, con su acompañamiento, llegó á Santoña en automóvil y fue objeto de una cariñosísima ovación. L I as regatas. A la una y media dio comienzo la regata- crucero Santoña Santander. El Rey y los balandristas se dirigieron al embarcadero, que estaba engalanado ton las banderas de Santander y de España, Desde la plataforma, ricamente alfombrada, el Monarca embarcó en el Cano, y el -u-