Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES to DE AGOSTO DH i 9 o8. EDICIÓN a PAG. 4. cuales, al proporcionarse un placer, nos prestarían un gran servicio. Mas yo quiero declarar, antes de cumplir el exterininador acuerdo, que la matanza del alevoso díptero me produce cierta intranquilidad, germen patógeno del remordimiento. Es indudable que la mosca no tiene conciencia de sus crímenes, puesto que procura acabar con la raza humana, que es la base de su alimentación y de su alegría... ¿Cómo dictar contra ella una sentencia tan terrible, cuando dejamos fuera de los rigores del Código á los inconscientes... Carece la mosca de esa facultad, que á nosotros nos eleva á las más altas cimas del orgullo, y obra en cumplimiento de las leyes para que fue creada. Atentar contra su vida puede ser un crimen más grande de lo que parece, puesto que al consumar el atentado nuestra vanidad pretende corregir la obra perfecta y sabia de la creación. No ya la mosca, sino hasta los más repugnantes insectos, fueron respetados por los pueblos, verdaderamente admiradores de la vida uaiversal, y aun hoy se respetan por la gente humilde, que es la más cercana á la santidad, como se sabe... El sublime Francisco de Asís no vaciló en decir hermana mosca con un amor del que no va quedando rastro por el mundo... Nosotros, en cambio, que nos creemos más sabios y más buenos, decretamos la muerte de la mosca, eon el frivolo pretexto de salvar nuestra pelleja. Mueran las moscas, pues; pero no mueran calumniadas. Por asquerosas las tenemos- -aunque todos las habrán visto asearse constantemente al modo de los gatos- -é inmundas se las llama, porque insisten en el sustantivo que sirve para adjetivarlas... No; no merecen tales dicterios, filias se posan en ciertos sitios desagradables, es cierto; mas también gustan de los lugares sabrosos y delicados. Ellas son eclécticas al escoger y aprovecharse de la vida, y ésta es su mayor virtud. Ellas, en fin, como nosotros mismos, usan del bien y del mal indistintamente, en grácil y sapientísimo mariposeo. Ellas también, al reposar con insistencia en lo que abandonamos, imitan la avaricia humana, pie todo lo aprovecha y lo explota y to transforma... ¡Reconozcamos nuestra propia debilidad antes de deshonrar á las moscas, para matarlas luego, temerosos de que nos traigan las enfermedades que nosotros hemos creado y que no sabemos extirpar, J ANTONIO PALOMERO MADRID AL DÍA 1 a jornada faé bastante movida, no obs tante ser dominical. Los taberneros se reunieron en mitin para pedir la supresión del descanso dominical. Los dependientes de los taberneros se anticiparon reuniéndose, no en mitin, para pedir el cumplimiento del descanso dominical. Como el descanso se cumple, y porque se cumple hubo mitin, claro es que el acto de los dependientes fue algo así como un golpecito de gracia dado en los nudillos de sus apreciables principales. Pero, en fin, unos y otros defendieron lo suyo, todos correctamente y dentro de la mayor compostura. Del mitin esperaba alguna gente, á quien la pide jaleo el cuerpo, ruido y algo más; peto los reunidos la aguaron eí vino, duchos en esta maniobra. El orden reinó dentro y fuera del Frontón. Novilladas no hubo más que dos, ambas medianas, haciéndolas mucho favor. En la de Madrid hubo debut y todo y una de pinchazos que metía miedo. Ni una cosa ni otra gustó. En la de Carábanchel hubo hule de largo, de corto y de todas dimensiones. Por lo demás, animación universal. Con un tiempo como el que disfrutamos, Madrid se desborda por sus paseos y sus alrededores en oleadas de alegría, sin acordarse de que hay mítines para protestar porque no se permite que le den vino... Otro espectáculo con el que no se contaba fue el que dio al mediodía un pobre loco en la Puerta del Sol, pregonando su odisea á son de un agudo pito. Faé llevado á la Comisaria, y es posible que el hombre, que también se sentía poeta, pensase como el otro: que ni eran todos los que estaban, ni estaban todos los que eran. Fuera de este suceso, no hubo más que un intento de suicidio y una desgraciada caída de un tranvía. Hasta el telégrafo de Barcelona guardó el descansa dominical. Por la noche, más verbena en San Lorenzo, fresco agradable y pocos duros que canjear. consoladora observación ara ashtacarla pura casualidad. Por todas estas razones hay qb. e confía en que la sensatez que predominó en el mitin, de ayer prevalezca en to sucesivo, convencidos los protestantes de que si sus pretensiones no hallan co en los Poderes públicos, tampoco le encuentran en la opinión. LAS TABERNAS Y LOS DEPENDIENTES prl mitin. A las cinco de ayer tarde se celebró en el Frontón Central el mitin convocado por las Sociedades La Única, La Viña, la Federación Española de Vinos, el gremio de aguardientes, el de sidras, el de vinos y licores y la Sociedad de vinos de mesa, para protestar de la aplicación de la lev del Descanso dominical. El local estaba completamente lleno de gente La mesa estaba formada por los señorei D. José Domingo (presidente D. Pedro Diez, D. José Alyarez, D. Santiago González y el Sr. Laffite, por la Cámara de Comercio. I os oradores. El primero en Hacer uso de la palabra fue el Sr. Joglar, lamentándose del estado de cosas respecto al cierre de las taberna? en domingo y aun de otros gremios. Se felicita de ver el local atestadísimo de público interesado en la solución del asunto, que es la ruina del gremio de víaos uruv esencialmente. Pidió la unión de todos los reunidos y agremiados para conseguir lo que tan justamente se proponen. D. Pedro Lacaíie dedicó elogios grandi simas á la Prensa, que es la que ha encau. zado el sentir de los perjudicados gremios Siguió el Sr. Lacalle haciendo historia dt las numerosas gestiones, siempre infructuosas, que los reunidos han hecho hasta hoy para conseguir sus justas aspiraciones Agregó que el mitin que se celebraba tie ne, no obstante, una eficacia grandísima, dadas las conclusiones que á él se traen y el entusiasmo que reina en éL Agradece a tos demás gremios su adhesión al de vinos. Dijo además que si no se concede á éste la excepción soHcitaáa en la aplicación del descanso dominical, la ruina es tan inminente como inmediata. Usó seguidamente de la palabra el señor Garzón. JDice que ni el ministro de la Gobernación ni el gobernador de Madrid cumplen con su deber en lo qas respecta á la aplicación de la ley del Descanso dominical. Lee al efecto un número de la Gacela de iS de Julio último y otros documentos encaminados á demostrar coa pormenores de todo género que las autoridades mencionadas proceden caprichosamente, en perjuicio de sacratísimos intereses, y que el Sr. La Cierva anuló cierto pacto del gremio de vinos, publicado en la Gaceta y el Boletín Oficial, suponiendo que con malas artes fu ¿sorprendida la buena fe del gobernador Termina diciendo que en este mitin se juegan los gremios una carta en que va el pan de millares de familias, y encarece que los reunidos no se entreguen como borregos. (Ovación delirante. El presidente de La Única, D. Pedro Diez en nombre de los tres gremios que la ¡omponen, después de congratularse de la unió n que hoy existe, dice que hay que ayudar al gremio de vinos, tan perjudicado por la ley. Refiriéndose á los efectos de la ley, dice que ya hay muchos taberneros que hasta carecen del pan cuotidiano por culpa de la misar CRÓNICA pL, DESCANSO Celebróse ayer la autin 1 eiada reunión de industriales interesados en que la ley de Descanso dominical tenga una excepción para las tabernas. El Frontón estuvo llena. Hubo discursos, se aplaudió á los oradores, se aprobaron anas conclusiones, se votó una proposición de cierre de tres días, como protesta, si los Poderes no acceden á la pretensión de los reunidos, y no pasó más. Reinó la sensatez. Dominó el orden. Respetables soaa las manifestaciones de una clase industrial cuando defiende sus intereses, y si la cordura las acompaña san más dignas de consideración. Pero fuerza es reconocer que esa nueva protesta no halla eco en la opinión. El pueblo la ha visto con indiferencia y no ha participado de ella, porque la disposición contra la que se protesta no le afecta. Acaso le favorece. Cuando se presentó el proyecto de ley del Terrorismo protestaron, en primer término, los llamados á sufrir inmediatamente sus consecuencias; pero les secundó una imponente masa de opinión, cuyo influjo fue decisivo. El pmblico no echa de menos las tabernas los domingos. Si las echase se habría manifestado en favor de la excepción, que ya sabe hacerlo cuando las disposiciones que se dictan le llegan á ío vivo. Observa también que con el cierre dominical ha coincidido la baja en la estadística criminal de ios delitos del vino, y es ya de feefca larga esa NUESTROS GRABADOS celebrado ayer tarde en el Frontón Central para protestar contra la forma en que se aplica la ley del Descanso dominical. Durante el acto obtuvimos la instantánea que encabeza el presente número. y ya saben auestros lectores, anteayer, día señalado para la ejecución de Juan Rull en Barcelona, apareció izada en el edificio la bandera negra. Un error de los empleados del establecimiento penitenciario fue la causa de que así sucediese y de que al ver la fúnebre enseña creyera el vecindario de Barcelona que ya había sido ejecutada la sentencia. Para deshacer el error se arrió la bandera, y entonces circuló entre el público el tumor de que también Juan Rull había sido indultado como su madre y su hermano Hermenegildo. En los alrededores de la cárcel hubo constantemente numeroso pública hasta que. se supo que el terrible fallo se había cumplido a la una de la tarde Rull. La ejecución de el telégrafo, Como dijo de ayer. El mitinseparado reseñamos el mitin Por