Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 8 DE A G ü b i O DE 1908. EDICIÓN PAG. 7. los dos; pero como mujer de hecho sólo debe serlo del dos. En cambio, si tiene hijos del dos, tú serás padre legal de ellos, 1 Un demonio! dice el primero; pero no tiene más remedio que conformarse. ha. sabiduría de las- leyes está por encima 3 e todo. Así lo hicieron, aumentó la borrachera de I apepie, y el carbonero consiguió ponerle de patitas en la calle. Siguió recorriendo cafés y tabernas, dando tumbos y haciendo eses. Por fin, halló á su paso un banco y en él se durmió. dejara. Entonces invadió todo su ser una pena inmensa. Derramó amargas lágrimas, y antes de hundirse debajo de la mesa balbució con indecible amargura. -jNo tengo ni la fuerza suficiente para beber! ¡Qué triste es la muerte! JSAN ROSN 1 L. DE SOCIEDAD Ha salido para su residencia de Villa de Conde (Portugal) nuestro querido amigo don Faustino Prieto Pazos, á quien acompaña su distinguida esposa. Hn San Sebastián falleció el jueves la respetable señora doña Elena Monreal y Ortiz de Zarate, viuda de López Serrano, cuyo cadáver ha sido trasladado á Madrid. Hoy, á las nueve, se verificará la conducciónde los restos desde la estación del Norte i la Sacramental de San Isidro. Enviamos á la distinguida familia de la fi aada nuestfo sentido pésame. El próximo lunes, festividad de San IvOtenzo, celebran sus días las marquesas de Santo Domingo y viuda del Salar. También los celebran el ex ministro señor Domínguez Pascual; su padre, el senador Sr. Domínguez de la Haza; los marqueses- de la Mesa de Asta, Salobral y viudo de Mondéjar, y los Sres. Alonso Martínez y Goyeneche Haa salido de Madrid: Para Biarritz, la condesa de Afiover de Tormes y los señores de González Beltrán; para sus posesiones de Santa María de Huerta, el marqués dé Cerralbo; para San ijman de L, uz, D. Jorge Silvela, y para Za rauz, D. Juan I Spez Chicheri. Para su casa de Canillejas, D. Gabino Bu gallal; para Beitavente, D. Mateo Sírvela, y para Rainales, D. Ambrosio M. de Ochoa. LAS HUELGAS EN PARÍS POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR VIERNES 7. 9 N. ¡Que sueños tumultuosos! ¡Qué pesadillas! Lapepíe se despertó una hora después, pálido de terror, con la lengua áspera, y murmuró: -No hay duda, me he suicidado. E incorporándose del todo, añadió: -Estoy muerto! Es evidente! ¡Voy á avisar á mi mujer! ¿Cómo logró llegar á su easa? No nos lo UN PRESO HONRADO POR TELÉGRAFO explicamos; pero llegó. Su tienda estaba ceDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR rrada, y un cartelito manuscrito anunciaba ALCALÁ DE HENARES, 9 N. al público lo siguiente: Cerrado por defunción. p l recluso de este establecimientoJ, peniSi hubiese preguntado á los vecinos se tenciario Antonio Aloneo Pintado se hubiera enterado de que su mujer había sa- encontró en las oficinas 3.300 pesetas, de la bido la muerte repentina de una de sus propiedad del contratista del taller de juamigas y había ido al entierro, cerrando la guetería, Juan Parera, el cual las dejó olvicasa. dadas en aquella dependencia. Pero, convencido de su propia muerte, se Antonio aferró más y más en que no pertenecía ya encontradase apresuró á entregar la suma al administrador del Penal. al mundo de los vivosf El jefe CUENTOS ILUSTRADOS Se alejó de aquel barrio. At paso de un este rasgode la prisión ha hecho constar de honradez ea el entierro se quitó respetuosamente el som- personal del recluso, poniéndolo expediente en conocibrero, exclamando: EL SUICIDIO miento del director general de Prisiones. ¡Un eoíega! Pero de repente, ¡oh sorpresa! vio á su DE LAPEPIE f r a s numerosas libaciones, Lapepie logró, mujer y á algunos- parientes suyos en la no sin grandes dificultades, ponerse comitiva. ¡Qué buenos son! -suspiró el borracho. en piev Estaba decidido; iba á suicidarse. No sa- Han venido todos á acompañarme hasta mí POR CABLE bía cómo; pero su resolución era inquebran- última morada. Apartémonos y dejémosles DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LONDRES, 7 9 M. table. ¿El revólver? ¿I, a cuerda? ¿El Sena? cumplir su triste deber. a Gaceta Oficial publica hoy un decreto ¿Qué medio adoptaría? derogando, á partir de i. de SeptiemLapepie salió á la calle muy perplejo. Al bre próximo, los anteriores de 11 de Agoste f asar frente á una carbonería le asaltó una de 1903 y 27 de Marzo de 1905, en virtud de idea. los cuales estaba prohibida la importación- ¡Me asfixiaré! -exclamó. en Inglaterra de los azúcares españoles. Penetró en la tienda y pidió diez kiíos ae carbón. Y cuando el carbonero se disponía á servirle sintió irresistible necesidad de hacerle POR CABLE confidencias. DE IV TRO SERVICIO PARTICULAR- ¿Usted no sabe para qué compro ese YJE iNES 7 I J S eariim? -le dijo sollozando. -Pues bien; n fiestab. voy á suicidarme. Se ha festejado con toda solemnidad- ¿Y qué es eso? -le contestó el digno inel día de la Virgen de África, patrona de jilistrial. Ceuta. ¡Voy á suicidarme! -insistió I apepie. -I, as músicas militares recorrieron las ca, Voy á asfixiarme, á matarme! ¿T o entienlles tocando dianas. Jes ahora? I, a función religiosa ha estado muy conEl candido carbonero, ajeno á las estúpicurrida, así como el festival infantil. das complicaciones de la existencia, le miMuchos moros cabileños han venido á raba asustadopresenciar las fiestas. ¡No puede ser! -exclamó, pegando un puñetazo en el mostrador. -Yo no entrego ncendio en el teatro. ini mercancía para eso. En el corral con honores de teatro donPoco después hallábase sentado en un- -Me suicidaré. No hay más remedio. afé é intentaba llevar á sus labios la vigé- de actuaba la compañía dirigida por Gui. Esta mañana, después de pegar á mi mujer s nía copa de ajenjo, pero sin conseguirlo, llot se declaró un incendio que destruyó el algo más que de costumbre, me he ido, ju- tal era el temblor de sus manos. ¡Triste y vestuario de los artistas. rando que no me volvería á ver. ¿Qué me cruel decepción! Renovó varias veces su Gracias á que la función había íermiaado queda que hacer? Bíorir. Pero antes pode- intento inútilmente. La emoción le había no hubo desgracias personales que lamos tomar dos ajenjos arrebatado la poca fuerza qui -alcohol le mentar. i os electricistas. Convocados por el jefe del Gobierno, Mr. Clemenceau, se reunieron esta mañana en su despacho los directores de los sectores, á quienes ofreció, en nombre del Gobierno, soldados de Ingenieros para trabajar en la producción de fluido eléctrico, en caso que los obreros electricistas volvieran á la huelga. IvOs directores manifestaron á Mr. Clemenceau que los medios de que dispone les bastan para evitar nuevos conflictos. El jefe del Gobierno dijo que recogía esai palabras, esperando que los directores sabrán cumplir su compromiso Sin embargo, como medida de previsión, el Cuerpo de electricistas militares, de guarnición eu Versalles, ha recibido órdenes de venir á París, donde será acuartelado. NUESTROS AZÚCARES EN INGLATERRA L CEUTA E I