Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 6 ÜE AGOSTO DE 1908. EDICIÓN i. PAO. 4. de roca y ofrecer luego al turista maraviOado los resultados del paciente trabajo de largos anos. En fin, se habla seriamente de atravesar el Mont- Blanc por su parte más ancha y recia construyendo wa túnel de 19.220 metros, para ganar 47 kilómetros ea el trayecto actual de Turín... Es la fiebre, na verdadera fiebre, la que ha acometido á estas pacíficas gentes, que no sueñan más que con abrir gujeros en todas las montañas... JOSÉ JUAN CADENAS NUESTROS GRABADOS l a feria de Valencia. Se ha verificado en la capital del Tuna la pintoresca batalla de flores, á la cual concurrieron 22 coches adornados, á cual más original y más artístico. En la imposibilidad de dar fotografías de todos los carruajes, reproducimos la de uno de los que fueron premiados, y que por sus gigantescas proporciones llamó la atención del público. C l viaje de Fallieres, Es muy interesante la instantánea de la llegada del presidente de- la República francesa á Cristiania, que hoy publicamos. En ella aparece el Monarca nore ofo saludando á su insigne huésped. I a vuelta de París. Doscientos dos corredores han tomado parte en la carrera de I a vuelta á París á pie, cuyo recorrido mide exactamente 38 kilómetros 680 metros. El vencedor fue un joven llamado Siret, que tardó en la carrera dos horas treinta y cuatro minutos. Corrió, pues, á una velocidad media de 14 kilómetros y medio por hora. ¡Ya es correr! LO DE LOS DUROS I o que dice la Cámara de Comercio. KQ es el actual ministro de Hacienda el principal causante del conflicto que nos amenaza en estos momentos; son, realmente, sus predecesores, que desde el año 1876, en que apareció la primera falsificación de la moneda de cinco pesetas, han permanecido en una criminal indiferencia autorizando la libre circulación de moneda ilegítima, que nunca debieron tolerar. Podrá el Sr. Sánchez Bustiüo pecar de Imprevisión al no prepararse convenientemente antes de acometer tan peligrosa empresa; pero él se ha encontrado con el conflicto planteado, y su notoria honradez na le ha permitido tolerar un momento más la triste situación en que se encontraba nuestro sistema monetario, y con mano firme ha descubierto la llaga económica para procurar el remedio necesario. Colocado el problema en estos términos, K avecina la solución, que será tanto más grave y desastrosa cuanto menos meditada, estando, por tanto, interesadas todas las clases sociales, y muy especialmente las mercantiles, en no perjudicar sus propios intereses con medidas poco reflexivas. Invitados por el Sr. Sánchez Bustülo para conocer nuestra modesta opinión en el asunto que nos ocupa, se la hemos expuesto con toda sinceridad, manifestándole que la verdadera solución del problema es la recogida de todas las monedas de cinco pesetas en circulación, canjeándolas por el billete de cinco y diez pesetas, como sucede actualmente en Italia, que, sin po eer oro ni plata más que la fracción necesaria para las transacciones, tiene su cambio sobre la par, mientras que en Bspaña, con muchos cientos de millones de metal blanco, venimos padeciendo hace muchos años el cambio internacional, que es la sangría por donde se escapa la riqueza pública. Esta medida, con su conveniente preparación, hubiera sido el verdadero golpe de gracia para los falsificadores, porque en un momento dado hubiera echado por tierra todos sus cálculos y fábricas clandestinas. Pero el ministro no ha considerado con veniente este procedimiento, y no hay que pensar más en ello por el momento. Seguido el sistema de continuar con la moneda de plata, se imponía la necesidad de una larga preparación con el fin de reacuñar toda la necesaria para la circulación con un nuevo cuño que no ofreciera duda alguna al público; pero esta medida, que hu bierasido bien recibida, tropezaba con la dificultad de que se necesitaba más de dos años para acuñar cien millones de monedas de cinco pesetas, que es la circulante próximamente, pues tomando por base 400 millones de pesetas de moneda legal que existe en plaza y calculando unos cien millones en moneda clandestina, forman ios 500 millones de pesetas á que antes nos hemos referido. Desechada esta segunda solución por las causas ya mencionadas, sólo quedaría una tercera, que podría evitar en parte la enorme confusión que se producirá en el mercado el día 25 del corriente, después de haber terminado el improrrogable plazo del canje, porque siendo 19 las emisiones falsificadas, y siendo imperceptibles las diferencias que distinguen las monedas legítimas de las ilegítimas, hasta el punto que la mayor parte de ellas sólo se distinguen con el microscopio, el público, que no admite estas complicaciones, tomará el acuerdo, ya iniciado, de rechazar todos los duros, creando de este modo una enorme perturbación en el mercado. Hay que recoger, próximamente, 500 millones de pesetas en duros, y si éstos se pudieran substituir por una sola emisión, claro está que la falsificación se reducía á una ¡sola tirada, como si dijéramos, á una sola moneda, en lugar de las 19 que hoy tenemos en el mercado, con notorio perjuicio para el público; pero examinando el cuadro de acuñación de piezas de cinco pesetas desde 1870 á 1899, nos encontramos que en el año de 1898 se han acuñado 200 millones de pesetas en monedas de á cinco pesetas, y si á éstos se agregaran otros 200 millones que el Banco guarda en moneda fraccionaria tendríamos ya 400 millones, pudiendo completarse los cien restantes en billetes del Banco de España de 25 y 50 pesetas, Con lo cual se habría resuelto el conflicto, quedando en circulación duros por valor de 200 millones de un solo cuño y fáciles de distinguir de los legítimos. Esta modesta opinión fue bien acogida por el Sr. Sánchez Bustillo, ofreciendo estudiarla con el mayor detenimiento é interés, por considerarla por sí sola suficiente á resolver el conflicto del actual estado monetario. Madrid, 4 de Agosto de 1908. -El presidente de la Cámara de Comercio, Sebastián Maliranaf se ve por lo transcripto, la Cámara de Comercio de Madrid ha propuesto al ministro de Hacienda la única solución efectiva que existe para el problema de la recogida de los duros ilegítimos, solución que señalamos días hace en estas columnas, razonando ios fundamentos ea que nos apoyábamos al indicarla. No hizo caso entonces el Sr. Sánchez Bustillo á lo propuesto por A B C; no ita esca- chado tampoco ahora á la Cámara de Co mercio, y las consecuencias las tocarán en plazo próximo el país y el Gobierno. Porque, desgraciadamente, no tardarán los hechos en demostrar la razón con que temíamos- -y seguimos temiendo- -que las disposiciones del ministro de Hacienda tal vez creen nuevos conflictos, además de sostener en pie el que se originó con su famosa é impremeditada primera Real orden. C l ministro de Hacienda. Según manifestó ayer el Sr. Sánchez Bustillo, se ha fantaseado muctto respecto ala cantidad de duros ilegítimos que hay en circulación, pues ni con mucho llega á las proporciones que se ha querido suponer. I a mayor parte de dicha moneda ilegítima está reconcentrada en Madrid, y unas cuantas provincias. En Cataluña no hay un solo duro de los llamados sevillanos. Recientemente ha sido detenido en Burgos un sujeto que llevaba sobre sí gran cantidad de dichas monedas, las cuales venta á cambiar en Madrid porque le había sido imposible realizarlo en Cataluña y otras regiones que había recorrido. ¿Que la recogida va á ofrecer dificultades? Absolutamente ninguna. Yo he adoptada esta medida, no ciertamente en beneficio del Estado, sino en el del comercio, y no dudo que éste cooperará á llevar la tranquilidad á todos, logrando que sin dudas m vacilaciones se verifiquen las transacciones comerciales ana vez desaparecida la moneda sospechosa. Refíriéndome tan sólo al comercio, tengo la seguridad de que en los tres primeros días de los destinados á la recogida se desprenderá en absoluto de todas sus existen cías de moneda ilegítima. Quedan después doce días para cuantas contingencias y casos espesiales puedan presentarse. Como ustedes comprenderán, al adoptar estas disposiciones para cortar de raíz un mal que tiene diez y ocho años de existencia no pueden preverse todos los ineidentes de cada caso particular. Se ha dicho que la precipitación con que en los establecimientos de crédito se ha realizado la separación entre los duros legítimos y los ilegítimos podrá ser causa de que al canjear entregue al público alguno que sea ilegal. Ko lo creo, porque la clasificación se ha hecho, no con precipitación, sino con detenimiento; pero en el caso citado, si al público llegan duros ilegítimos, no tardará en advertirlo, y en días sucesivos puede canjearlos por otros legales, pues los quince días concedidos serán suficientes para que no se quede nadie con moneda que no sea del cuño del Estado. Si el comercio se obstina en no admitir alguna moneda que sea legítima, y ésta es presentada al canje, se admitirá también. Claro es que esto dificultará luego algunos días al conocer la cifra exacta de la moneda ilegítima recogida, porque será preciso hacer una nueva clasificación para retirar de entre los ilegales los legítimos que el público haya presenl- i ir, como rechazados por el comercio. p 1 ministro de la Gobernación El ministro de la Gobernación manifestó ayer que no es cierto, como algunos periódicos han supuesto, que no conceda importancia á la cuestión referente á la recogida de ios duros falsos. Esta es una cuestión- -añadió el Sr. 1 Á Cierva- -á la que el Gobierno ha concedido toda la atención que por su interés merece. Ni yo ni ningún ministro dejamos dft reconocer SK impurtajaeia.