Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO! M RE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL DE TODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y 9) g TELEFO ÑO con dificultad encontrará hueco para su publicación. Me consuelo, sin embargo, pensando que en cualquier periódico del mundo las manifestaciones. que he podido recoger personalmente de los jóvenes turcos que en Ginebra residen serían largameute comentadas. g o n cuatro los musulmanes que esperan mi visita á la hora del tren, y los cuatro me reciben con exquisita cortesía, tendiéndome la mano y calado el fez. Dos de ellos salen esta misma noche para Constantinopía; los otros permanecerán aquí todavía, porque la Oigauización extranjera réquiedel Hamidje. -Ha llegado; pero nosotros, los que en el extranjero residimos, no nos dejamos arrastrar por el entusiasmo de la multitud, y aleccionados como estamos por el pasado, creemos que ahora es cuando hay que luchar más, para que no vuelva á suceder lo que ocurrió hace treinta y dos años: que después de otorgada la Constitución el Sultán se- volvió atrás. -Eso no sucederá ahora- -exclama uno de los musulmanes que parte esta noche. -Nuestros padres no contaban entonces con el Ejército, como nos sucede hoy á nosotros, y el Ejército en Turquía no es la horda de mercenarios de que hablan los diplomáti- A B C EN SUIZA O QUE DICEN LOS Ruede Ecole, 45, JÓVENES TURCOS e n- París, vive un a n t i g u o amigo mío, Zecbi Bey, musulmán él, corresponsal de un gran periódico de El Cairo, individuo del Comité de Islam y hombre culto é inteligente. Zechi ine entregó varias cartas de presentación para unos cuantos jóvenes turcos de los que en Ginebra laboran sin descanso por la salvación de la patria, porque en Ginebra es. donde se reúnen todos JZfeS BARCELONA. COLONIAS ESCOLARES SALIDA DEL PALACIO DE BELLAS ARTES DE LAS VEINTIUNA COLONIAS ESCOLARES Fot. BalUli los desconcentos del planeta, ya sean jóve- re ahora más que nunca sa. presencia en Gi- eos; hoy en el Ejército turco están los homnes íureos feroces anarquistas ó revolu- nebra. bres más cultos, los más instruidos, los más cionarios rusos. ¿Qué piensa Zechi Bey de lo ocurrido? -inteligentes. Son los más y los mejores... Y apenas llegado á Ginebra me he enca- me preguntan. Esa cultura es, la que precisamente los ha minado á este poético rincón, frente al L, ago, Yo no lo sé... Cuando salí de París la reabrazar nuestra causa. donde los miembros de la Joven Turquía volución no había estallado aún en Turquía, hechohubiera querido retener frase por iratrabajan desde hace largos años, silencio- y aunque Zechi Bey me habló algo de los se, Yo palabra por palabra, esta sos, sumisos, resignados y humildes, al acontecimientos que se preparaban, confie- sión, sostenida por cuatro íntima discuabrigo de la libertad que la patria de Gui- so que puse escasa atención, porque desde cos, decididos, en presenciahombres enérgide un periodisllermo Teljl concede á todos los que pisan su hace dos años que conozco á Zechi Bey ta extranjero, delante del cual expresábanhospitalario suelo. siempre le oí hablar de lo mismo... y la re- se con calor, con entusiasmo... y siempre Yo no sé si á ustedes les interesará mucho volución no llegaba nunca. en francés Por lo pronto, la Joven Turlo que sucede en Turquía. Me temo que les- -Pues ha llegado- -me dice sonriendo un quía demuestra tiene completamente sin cuidado, y que este jovea de negras barbas y ojos brillantes que sible reproducir que es cortés. Pero es impoaquella conversación, y me Ktículo, que ha de ser forzosamente largo. ostenta en el ojal de la americana el botón contentaré con relatar algo de lo que oí.