Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PORCELANA Y CRISTAL 5, ESPOZ Y MINA, Liquidación forzosa per traslado C AB ATOLERO DE GRACS A, 10 y 12 GRANDES REBAJAS I a S. A. Crédito Copular Madrileño cía dinero por alhajas y papeletas leí Moni mejores condiciom néis que nadie. Despachos: Capellanes, I, y F jencarral, 13. PARTICTOAR Y m u y reservada en easa del médico- director déla C o n s u l t a d e S a n J u a n d e Dios. De 3 á 6 tarde, Atocha, 28, entrada por Cañizares, 1, pral. dereeha. Deprovincias por earta Brillo gelatina 1. a clase, á 7 pesetas 100; 2. a clase, á 6 pesetas. Precios d e fábrica. Diríjanse los pedidos al Representante, calle de la Colegiata, 20, Madrid, Expediciones á provincias previo pago del importe. Venta exclusivamente á comerciantes y revendedores NEGOCIACIÓN DE FINCAS Esta casa, como años ant. suspende el desp. o Agosto. Correo áValdemoro. hotel del Cristo CONSULTA DEL DR. G. HURTADO, DUQUE DE ALBA, 15, PRAL. OCHA. montado á la altura de Los l.o s de Entopa. CoítaaeíSa Ü 6 la deformaciones. Pies zambos. Piernas torcidas. Desviaciones de la espalda, etc. Enfermedades de los huesos y articulaciones INSTITUTO ORTOPÉDICO ESPLENDÍA GRATIFICARON se dará por buen empleo ó administración inamovible para abogado. Escr. Sdad. Gral. de Anuncios. 6. t e t r a s A. C. TARJETAS POSTALES IDEAL BOUQUET PERFUMERÍA. 3, Príncipe, 3 VARIO Y SELECTO SURTIDO. LOS MAS AL- TOS LOS MAS MODESTOS PRECIOS. COLONIA A CONCENTRADA, ESPEC 1 AL 5 DAD DE LA CASA, 6 PESETAS LITRO ANUNCIOS POR PALABRAS ANUNCIOS Por palabras, clasiñcaüos en secciones. Da una á diez palabras, 1 peseta; por o da palabra, más, 10 céntimos. Las abreviaturas y cada cisco cifras ó fracción de cifra, se cuentan por una palabra. Se reciben en la Oficina Central de Blaneo y Negro y A B C, calle da Sarilla, 12 y 1i. Sacerdote licenciado en Filosofía y letras ofrece su larga práctica en la enseñanza á Colegios ó á particulares. J. T. Serrano, T 6, tercero. Señora de compañía se ofrece en M drié ó provincias. E M. M. fúcar, 20, 4. derecha. Para fundar un Colegio de 2. enseñanza, director titulado y con larga práctica, deseo socio capitalista. J. T, Serrano, 76.3. ESPECÍFICOS Tomando después de las comidas una copa de Vino PTJÍKDO, tonificaréis el organismo, evitando los desastres que las bebidas alcohóhcaí producen. Purgante de Fresas Cortés Pídase en todas partes este delicioso purgante; los niños lo toman como una golosina. 25 céntimos. Depósito, P. Martín V. o, A l c a l á 7 Parfumerie Jabón Medicinal BE L. T. PlVGB AZUREA ALQUICERES Veíaneo en San Sebastián. Se alquila amueblada una hermosa habitación con dos pisos en Mira- Concha. Informarán: Narrica, 12, ferretería, ó Guetaria, 9, joyería. San Sebastián. BREA Marca LA GIRALDA JOSÉ STOSH. Hijo y sucesor de RICARDO STORR PBOPIBTARIO La más antigua de Madrid. Precios sin competencia para anuncios, reclamos, noticias, esquelas, aniversarios. OFICINAS Desengaño, 9 al 1 S. -Teléfono 805. Pídanse tarifas que se envían gratis. COLOCACIONES Los ue deseen rápidamente colocarse deben anunciarse 6 a esta sección. Precio: 3 pesetas la caja con tres pastillas. De venta en las principales Farmacias, Droguerías 7 Perfumerías de España, ultramar y Extranjero. EMILIO COLOMINA FOLLETÍN DE A B C LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES ¿Qué suceso? Juana le refirió el asalto de que Jiabía sido víctima y su milagrosa salvación, realizada por Delrue, y su tío la hizo referir minuciosamente las circunstancias todas del atraco, enterándose por ellas del papel que había representado el secretario de los Kertnor, lluego le refirió también la aventura de la roca de PerRoch con todos sus incidentes y su inesperado desenlace. -Cuando iban á arrojarme al mar- -dijo- -vieron que tenía en ía mano el retrato del conde de Kermor; lo miraron y me preguntaron quién era. Yo tuve el atrevimiento de de irles que era mi novio, y esta mentira me salvó. Se fueron dieíendo que enterara bien al conde de lo que habían hecho por él y me chocó oir exclamar á uno de ellos cuando se alejaban: Yo abandono la parti 3 a; allá se las componga Delrue como pueda ¡I,o que yo sospechabal Delrue les había encargado la realización del crimen. ¡Qué horrible suposición! ¿Cómo puede ser eso, si me na saldado la vida dos veces? -Di más bien que ha intentado matarte dos veces. -Pero, ¿eon qué interés? ¡Yo lo supongo! Figúrate que el conde estuviese tan enamorado de ti como tú lo estás de el; que tú fueses un obstáculo para so boda con la señorita de los ien millones ¿No podría ganar alguna cantidadíqonsiderable Delrue suprimiendo el obstáculo? ¡Por Dios, tíoF ¡Si el conde está ya casadol- -Todavía no. Alian se arrepintió de haber soltado prenda, y quiso volverse strás. -Quiero decir que en el hospital he leído periódicos y en eilos te hablaba de que el conde de Kermor iba á salir de viaje nuevaaente con rumbo al África central, y eso no parece que sea un naje de novios... El corazón de Juana cesó de latir. I a muchacha se tambaleó; e parecía que todo daba vueltas á su alrededor. CONTINUACIÓN -Pero ¿qué te pasa, chiquilla? ¡Entonces, Delrue me ha engañado! -Es muy capaz de ello y de algo peor. Alian tenía la clave de la infernal intriga sabía lo que Enrique no había podido decirle. Si el flamante bangmero- de la plaza- dte la Bolsa hubiera estado al alcance de sus pufioó en aquel momento, lo hubiera pasado bastante mal. ¿Caminó un buen rato por la costa, llegó áVan grupo de peñas, que conocía desde su infancia, y se ocultó en unasruta natural que aquéllas formaban. Cinco minutos des pés salía vestido fon su traje característico; subió por las demásrtomó pror un camino de travesía y entró en una posada donde le %3 pera a almorzando s u chauffeur. ¡A Brest! -le dijo. ¿De prisita? fe No tardó en recorrer la distancia e serflfaba al famoso puerto de la aldea de Kermor. Encamisóse al tarreo, y se disponía á telegrafiar á París, al jefe de Investigaciones, después de haber recogido su correo (juando le ent j ffon el telegrama del marqués de Kermor. ¿üf -Esto es una petición de manoje toda regla. Voy á contestar en el acto. Ya sabemos cómo lo hizo. Terminadas sus gestiones postales y telegráficas volvió á la aldea, se disfrazó nuevamente el mismo sitio y emprendió el- camino de la casa de su sobrina. XV LA ROCA TARPEYA Juana, apenas se quedó sola, dedicóse á arreglar la casa y a preparar la habitación de su tío, mientras seguía entregada á sus ensueños. De pronto, oyó llamar á la puerta; fue á abrir, creyendo que sería Alian, y se encontró ante Delrue, sombrero en mano, respetuoso y humilde. EUa no había olvidado las afirmaciones de su tío, y miró á Delrue con una osadía con (fue nunca se había atrevido á mirarle. Había resuelto poner en claro lo que todavía permanecía para eila misterioso. Conlmuaiá.