Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VI RNFS 3 J DE JULIO DE 1908. EDICIÓN 2. a PAG. 7. máüca de stt propiedad y la indemnización consiguiente, obteniendo una sentencia favorable, por la que se condenó al demandado á- que se abstuviera de representarlas, y que, no obstante esa sentencia, el Sr. Serrador las había representado en un teatro de Montevideo y en el Argentino de Buenos Aires, y terminaba pidiendo que se le condenara á pagar el 10 por 100 del valor de las entradas vendidas en esas funciones, con más los intereses y las costas. Bi juez ha fallado condenando al Sr. Seírador á que pague, dentro del término de diez días, la cantidad que constituya el 10 por 100 de lo que jure haber persibido por la entrada ea las diez representaciones refeiidas. T N DENUNCIANTE MUDO Ante el tri bunal peaal de Milán han comparecido hace poeos días nada menos que 27 individuos, acusados de haber cometido varios robos en la población. Esta cuadrilla de malhechores negó unánimemente la realización de los delitos que se les atribuían, y esperando que por falta de pruebas fueran absueltos llegaron ante el Tribunal que había de iuzgarlos. Uno de ellos, sin embargo, arrepintióse á Cütima hora de los robos cometidos, y cuando llegó el momento de ser interrogado declaró laverdad, denunciándose á sí mismo y á sus compañeros. 1,0 más chusco del caso es que este arrepentido denunciante no inspiraba desconfianza al resto de la banda, porque es mudo. Sus declaraciones han resonado, á pesar de esto, en todas partes, y sus revelaciones, escritas, claro está, han servido para que los. jueces hayan castigado con severidad una porción de delitos que, á no ser por el mudo, hubieran quedado probablemente inmunes. UN PASANTE Pero yo iio- quiero Ir, 1 porque creo que es un solidario furibundo, y á mí que no me toquen á mi Madrid. Y sobre todo, que yo no entiendo aquella lengua. Siempre me parece que se levantan de mal humor. -Y sobre todo- -añade oti a otuadre del corro, -que aquí no se siente ni pizca de calor. Pero D. Abundio, que lleva entre otros ne gociados el de vigilar la temperatura, aparece en aquel feliz momento con la estupc n ¡da noticia de que son víctimas de 40 gr? Oos con unas cuantas décimas de propina. -Pues, hijo- -añade una de la colonia, que no está decidida á que la defrauden el verano, -ese termómetro, ó como se llame ese chisme, debe ser un guasón. -Y, sobre todo- -cierra otra, ¿para qué compra usted termómetros tan sensible 1: Luis GABALDON, EUANEO ENGAÑOSO He v i s t o ayer tarde un matritnonio, con su prole, ya talludita, dirigir- se á la estación con ese intolerable orgullo del que se marcha á veranear. En una democrática- mañuela iba como desleída esta agrupación familiar, lanzando miradas despectivas á los transeúntes. El gran problema del veraneo es para mucha gente una especie de proyecto de Administración local. O el marido aprueba- -aquí r $i: i enmienTas- -todos los artículos del veraneo, ó la mujer y las niñas le amenazan con la formidable obstrucción de no dejarle; en paz desde la mañana á la noche, con Iaj mortificante consideración de que ellos son los únicos que no van á salir fuera. Y como todo término de comparación es humillante, el cabeza de familia, que acaba por ponerla á disposición de sus allegados, se convence de que realmente si Pérez puede permitirse ese lujo, ¿por qué él va á ser menos y su familia ha de sacrificarse? Pérez va; pues él es más que Pérez. Una vez proclamado el veranjeo, comienzan las coqueterías de la elección y todo es consultar guías y demandar consejos al médico de la casa. -Qué, ¿no salen ustedes este año? -dicen eoia cierto retintín las amiguitas, Y entonces, con cierto desdén superior, contestan las aludidas: -Nosotros, sí, sí, señora; ahoía, que aun MO nos hemos decidido. Estamos entre San Sebastián, Santander, ó San Sadurní de Noya, donde éste tiene un pruno que toca Els segndors en el acordeón, vamos, fuera de concurso ¡Maravillóse! VISTO Y OÍDO V I as diligencias. El juez del distrito de Palacio, que entiende en el proceso instruido con motivo del suceso ocurrido anteayer en la plaza áe San Marcial, ha t o m a d o declaración al agente de Vigilancia D. Pedro Herráiz, el Después, esta familia, tan remilgada para cual ha relatado minuciosamente todos los la elección de sitio, capitula ante un hotelito trabajos que llevaba realizados en unión de en el vecino pueblo de Aravaca, que alqui- su compañero el Sr. Camarero para la caplan amueblado, con insectos y todo, por 50 tura del Águila, y ratificó en todos sus deduros en la temporada. talles la versión que ayer referíamos sobre El magnífico hotel tiene dos arbolitos de- las circunstancias que precedieron al dislante de la puerta y otros dos en la fachada paro, y como consecuencia, á la herida. También declararon varios testigos preposterior, y así parece como custodiado por la Guardia ¡civil. Completan la exuberante senciales, confirmando que, en efecto, el vegetación cuatro plantas de hortalizas y agente se vio agredido por el ladrón. El juez ha decretado el procesamiento un macizo de césped con una modesta guirdel Sr. Herráiz, que ha quedado en libertad nalda de amapolas Pero, así y todo, el arrendatario, que ya provisional bajo fianza. se cree autorizado para todo por los 50 du- p l Águila. ros, se permite bautizar aquel borrador de 1 í e visitamos ayer tarde en ei Hospital hotelito con el sugestivo título de Villa Ver- de la Princesa. Su estado es grave, no sólo salles, antes Villa Prudencia y Consorte, por la importancia de la lesión, sino por las I, a distracción, bien inocente y casi única, complicaciones que de aquélla se pueden de esta familia es levantarse muy temprano derivar. y sorprender á las gallinas, recogiendo los El Águila, no obstante la gravedad de su huevos que acaban de poner, con lo que los estado, se pasó todo el día de ayer escandapobres animales contribuyen de cierto modo lizando y blasfemando. para pagar el pupilaje. Ha sido preciso ponerle dos guardias de ¡Hay muchas personas que no ponen nada vista, y los empleados del hospital han tey se declaran huéspedes eternos! nido que amenazarle con ponerle una cami ¡Y es que hasta los animales son más ae- sa de fuerza. licados que algunos reyes de la creación! Por la tarde no hay otro entretenimiento que el corro grande á la puerta Villa- Versalies, tertulia á que asisten otras familias de la colonia; esto de la colonia es de muy buen tono. Anoche, alas nueve y media, celebró su junta general reglamentaria la Asociación de la Prensa, para la aprobación de las euentas. El estado de éstas comprende desde i. de Julio de 1907 á 30 de Junio del año actual. I,o s ingresos en este período importaron 84.129,84 pesetas, y los gastos 64 993,15 pesetas, incluyendo en ellos 20.500,30 pesetas de la corrida de toros que se suspendió. En 30 de Junio había, pues, una existencia de 19.136,69 pesetas. Esta cuenta se adiciona con el ingreso de 15.000 pesetas por los toros devueltos de la corrida que se suspendió, y el producto de la corrida de la plaza de Vista- Alegre, que ha sido de 15.278,60. El total ingreso de esta cuenta supletoria ha sido de 30.403,60 pesetas, y los gastos satisfechos á médicos y farmacéuticos, e 22.1179. Queda un exceso de 8.224,60 pesetas, que unidas al anterior stiperávit forman una existencia total de 27.361,29 pesetas. El estado económico de la Asociación de la Prensa no es tan favorable como el ejer- -La verdad- -dice una señora, disimu- cicio anterior, que fue cerrado con una exislando todo lo posible el horrible calor, -que tencia en caja deá 40.622 pesetas. Ello se gastos aquí se está muy á gusto. Yo no sé cómo realizados, debe los considerableshan hay quien prefiere ir á pasar el verano á gado 14.826 pues sóloyde socónos sede la papesetas, al mal éxito- coSan Sebastián, para vestirse cuatro ó cinco rrida de toros, pues además de habeise peral día y andar siempre entre lenguas, dido el ingreso importantísimo que hub LA CAPTURA DEL ÁGUILA ASOCIACIÓN DE LA PRENSA