Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 3o DE JULIO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 4. kre la línea del ferrocarril de circunvalación. Las edificaciones de que se compone, construidas por la importante casa de Zaragoza Carde y Escoriaza, bajo la dirección de los Sres. Velasco y Fernández, ingeniero y arquitecto, respectivamente, son: cuatro grandes naves con sas correspondientes sótanos, destinadas al almacenaje de los productos en depósito ó en venia; cinco muelles sobre la linea del ferrocarril, para la carga y descarga de las mercancías, y un hermoso pabellón donde están instaladas las dependencias administrativas de la Alhóndiga, la Bolsa de contratación, salón para agentes, despachos para el público, Exposición de muestras, salas de ventas, de correspondencia, servicio de telégrafo, teléfono y correo y otros auxiliares. Estas edificaciones ocupan una superficie de 6.000 metros cuadrados. La Alhóndiga comenzará á funcionar desde el próximo día 1.0 de Agosto, en que la Compañía del Norte abrirá la estación propia de aquélla sobre la linea de circunvalación. Como detalle que indica el porvenir reservado á la Alhóndiga, citaremos el de haber sido ya tomado (antes de inaugurarse) uno de sus almacenes enteros por una casa concesionaria de café torrefacto. Y para terminar: la empresa de la Alhóndiga aspira á facilitar también la conducción de las mercancías al interior de la población y á construir en los terrenos de la antigua Quinta de la Esperanza el matadero y mercado de ganados, que en breve saeará á subasta el Ayuntamiento. bueno, por desgracia. Hace falta más dinero del que se supone para alegrar el ánimo 1 a caza de un Águila en Madrid, donde no de los madrileños; porque, ¡ay! el orf ón, J- suele verse más que á humildes gorrio- como el abad, de lo que canta, yanta, y las nes, y si acaso alguna paloma torcaz, tenía músicas militares cobran también sus ko que ser un acontecimiento, y realmente lo norarios correspondientes. Pero reconocida con toda buena fe la imfue. Lo que tiene es que Águilas de la especie de la cazarla ayer hay bastantes más de posibilidad de alegrarnos la semana entera, las que nos figurábamos. El Águila más co- ¿qué razones existen en favor de los jueves nocida en Madrid es la de la cerveza de este y domingos, que son los dos únicos días fanombre, ó la del almacén de ropas hechas, vorecidos? Aceptada con sorprendente manbaratitas y catalanas por más señas. El sedumbre la ley del Descanso dominical, Águila de que se trata era conocido sola- más bien resulta un poco censurable e mente de la Policía. Ayer la vio, pretendió una autoridad nos ofrezca el triste especcazarla con red, se defendió como un ladrón, táculo de los que trabajan para divertirnos. y entonces los cazadores hicieron uso de las Olvidemos, no obstante, esta constante paarmas de fuego. Tuvieron buena puntería. radoja, en atención á la leyenda del dominLa hirieron en la región glútea. El ave de go, consagrada á premiar las pequeñas virrapiña ca herida lleva cometidos algunos ro- tudes de la vida, y no nos opongamos á que bos, y varias ocasiones que la Policía la sus noches se perfumen con los recuerdos tuvo á su alcance tendió el vuelo. Ayer no clásicos... Pero, ¿y el jueves? ¿En qué se funpudo hacer lo mismo. SI tiro no la dio pre- da su prepotencia? ¿Por qué se le distingue cisamente en un ala; pero para el caso fue 4 e ese modo... ¿Tiene, acaso, más y mejor lo mismo; cayó. Más vale tarde que nunca. letra para música que los otros días... ¿Qaé A ver si algún día cae el buho de la calle de poderosas recomendaciones ha recibido en su favor el señor alcalde... Por la injusta Tudescos ó el buitre de la de Aceiteros. Se verificó la manifestación liberal ante preterición de que son objeto, tengo el hola estatua del Progreso. Los niños de las nor de elevar al señor conde de Peñahrei escuelas laicas desfilaron en pequeños gru- las respetuosas, pero enérgicas, protestas pos, porque la autoridad superior no con- del lunes, del martes, del miércoles, del viersintió que fuesen grandes. Por la noche nes y del sábado. En fin... ¡del lobo, un pelo... Contentémohubo mitin, discursos y coronas. El orden fue completo. Muchos de los manifestantes, nos con esos dos conciertos semanales y no antiguos progresistas de los de buena cepa, censuremos excesivamente el número, no contemplaban á Mendizábal con lágrimas vaya á quedarse, como casi todo lo municien los ojos. Otros, chapados á la moderna, pal, en música, lo que en este caso sería d lloraban también, pero de lástima, al ver al doctorado de la paradoja... En presencia célebre personaje liberal con su inmensa del plano musical de Madrid, ofrecido en capa de mucho vuelo y elevado cuello. La estos programas, puede aventurarse que se verdad que, con este calor, horroriza verle trata de ofrecernos un placer dinámico y no extático los jueves y domingos... Léanse los de riguroso invierno Por la tarde nos gastó una broma pesada sitios en que han de situarse las músicas, y la Naturaleza. Se presentaron unas nubes, á ver si no esperamos todos la noble apariretumbaron unos truenos, cayeron unas go- ción del baile popular, tarea grata en todas tazas de agua como discos sevillanos, y pasó las estaciones del año y de la vida. Sabitodo en cinco minutos, para volver á la ape- do el patriotismo del señor conde de Peñaltitosa normalidad de los 36 grados ó 37 y ver, no es de creer que ordene á sus agentes la persecución del agarrao, como el rnontepico sobre cero. ¡Chancitas de salón! De política, nada. Rodríguez San Pedro rilla vizcaíno despreciador de la rnaqseentró en funciones de presidente interino tania. ¿A qué, sino al baile, invitarán esas mudel Consejo de ministros, celebró su santo y cumplió setenta y siete años, todo en una sicas? Valses, polcas, mazurkas y habaneras poblarán el ambiente, según uso y costmtnpieza. Hay criaturas con suerte. Sucesos judiciabies hubo pocos. Si no es bre en tales casos. Y si se exceden en finura por lo del Águila, pasamos el día como en artística, permítanse tan sólo alguna roBelén... si en Belén hace el calor que en Ma- mancita de esas que arrullan el amor furtivo de las niñas sentimentales ó el sueño de drid. las mamas sin sentimientos; pero no traigan al presente ninguna otra música del porvenir... Valses, polcas, mazurkas y habaneras... ¡y á bailar con ganas, que la vida es breve! ¿Que el baile da calor? Per ¿y la aiúsica, p 1 señor alcalde de Madrid, atento á las necesidades espirituales de sus subdi- no refresca? Para estos efectos, precisamentos, ha dispuesto endulzar nuestras noctur- te, el señor alcalde ha dispuesto que toquen nas horas estivales con los gratos sones de las bandas y charangas, cuyos instrumenlas- bandas y charangas militares y con las tos son de viento, y que canten los orfeovoces concertadas de los orfeones dispo- nes, cuyo repertorio abunda en aires nacionales... nibles. ANTONIO PALOMERO La gratitud que se le debe por este obsequio queda, naturalmente, aminorada ai hacerse efectiva. Y él es el solo culpable de esta especie de capttis diminutio que sufre el A TRAVÉS corazón del vecindario al ofrendarle el tesDE LA FRONTERA timonio de su regocijo. Porque el señor conde de Peñaiver nos brinda un poco de p QUlVOCO MACABRO Laotra noche enmúsica, dos días nada más, de los siete que contró la Policía tiene la semana, dejándonos los restantes de París un hombre muerto en un banco del en completa orfandad filarmónica. No sería bulevar de Malesherbes. Se justificó luego que se trataba de un justo, por lo tanto, que en los otros cinco nos mostráramos también reconocidos á su buen hombre, llamado Adrián Bernard. Su muerte fue repentina. musical munificencia. En París no es necesario esperar á que Acepto desde luego, en nombre de los vecinos de Madrid aquí permanentes en la vaya el Juzgado á levantar el cadáver cuancanícula, la razón de economía municipal do sucede una desgracia ó un crimen. La Policía recogió el cuerpo del infeliz y que puede esgrimirse como justificante de esa poquedad lírica del Municipio. Los bue- colocándole sobre una carretilla de las que nos deseos de nuestros celosos administra- dispone para casos semejantes le transjjordores se estrellan contra el estado de las tó al pue to de Policía de la calle de Anjou. arcas de común aprovechamiento, no tan El cadáver quedó en el suelo sobre urna MADRID AL DÍA CRÓNICA L h CALOR Y EL FRESCO No hay política. H a b l e moi de lo único que hay, del calor, y para que a chachara sea menos desagradable, del fi sco, que pudiendo ser habido en Maárid, o lo es por abandono de sus administradores. Es costumbre en España echar la culpa á los Gobiernos hasta de que se pierdan las cosechas porque no llueve. Claro es que se trata de una injusticia. No son, ciertamente, responsables de que no llueva; pero de que muchas tierras no produzcan lo que pueden producir á poco que se haga en tierras de secano y en tierras de regadío, si que lo son. Algo semejante puede decirse de la administración de Madrid. No es culpable de que el sol apriete como aprieta, pero sí lo es de que los vecinos de Madrid carezcamos del fresco reparador que á poca costa podríamos tener. Paseos públicos tan deliciosos como el de la Florida son intransitables desde que empieza á anochecer. El hampa triunfa en sus alamedas. Sirven éstas para teatro de escenas nada edificantes, de las que la moral y ía honradez tienen que huir. El parque del Oeste, uno de los sitios más hermosos de la corte y acaso, por lo mismo, menos conocido de los madrileños, es sólo paseo de día. El imponderable Retiro, más cercano, más grande, más amado de la gente, cierra sus férreas puertas en cuanto viene la noche. Con luz y con vigilancia, esos lugares servirían de expansión y de alivio á la vida madrileña. No vale alegar que los lujos son caros y que la iluminación de esos paseos es lujo. No se trata de un lujo, sino de una verdadera necesidad, ni ha de haber alma creyente á la que convenza ese argumento. El erario municipal no es rico, pero gasta como si lo fuese en casos de mucha menos utilidad para sus administrados. Lo superfluo puede más que lo necesario e las cuentas de la villa. Madrid lo sabe de tetera. Y el propio Ayuntamiento, también- ¡IVU 1 S 1 CA! ¡MÚSICA!