Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B MARTES 28 DE JULIO DE 9o8. EDICIÓN i. PAG. DE ACTUALIDAD Pero al siguiente día de su marcha la infeliz criatura arrojaba un nuero alfiler, también de los de cabeza de vidrio. Entorfces M. Pelou dio parte á las autoridades, teniendo en cuenta además que dejar libre á aquella fiera era darla facilidades para que hiciese en otra casa lo que había hecho en la suya. prl médico de la casa dice que por la forma de la expulsión de los alfileres cree que la niña tragó tres y que otros tres la fueron introducidos en el intestino. La expulsión de éstos ha sido la más dolorosa. Cree que la niña no tenga más en el cuerpo, porque el estado general de la enfermita ha mejorado bastante y no ha vuelto á tener dolores- -El caso de tragarse un alfiler es frecuente en los niños- -ha dicho, -y es muy peligroso; pero lo que á mí me aterraba en esta criatura era el número de alfileres que habían pasado por ese euerpeeito. Respecto á Josefina, dice el doctor que es un ser indudablemente enfermo. Si no se la hubiese contenido á tiempo quizá habría llegado á martirizar á otros niños clavándolos alfileres en los ojos ó ahogándolos entre sus brazos, como Juana Weber. Josefina fue á s pueblo y entró en casa de su padre. Al siguiente día de llegar fue presa por los gendarmes de Saumur, á cuya cárcel ha sido trasladada, no sin que las autoridades hayan tomado grandes precauciones, porque el vecindario quería arrastrar á la joven criminal. Pero tuvo una debilidad al ser llevado á la Presidencia. Manifestó deseo de abrir por su mano todas las cartas que recibe, dictar la contestación á los secretarios y firmar de su puño y letra todas las contestaciones. ¡Nunca lo hubiera hecho! La correspondencia se ha triplicado. Los pedigüeños, consejeros, coleccionistas de autógrafos, etc. seguros de que el presidente les lee les contesta y les envía su firma, se muestran insaciables. Todos los días recibe de 700 á 800 cartas. Las abre, las lee, las clasifica... La clasificación es curiosa. Primeramente, las de los sablistas. En todas partes cuecen habas. Después vienen las de los consejeros es pontáneos que le ofrecen soluciones baratas para todas las cuestiones de política interior y exterior. Siguen las víctimas de los errores judiciales. Las de las postergaciones políticas. Las de los aspirantes á cualquier empleo. Las de los locos... Ochocientas cartas franqueadas a 10 céntimos- -porque en Francia se ha rebajado el franqueo- -suponen 80 francos diarios de ingreso para el Estado. Pero es el caso que casi toaas ellas van acompañadas de otro sello para la contestación, de modo qae puede calcularse en 120 ó, 130 francos diarios el franq- ueo de la correspondencia dirigida al presidente. Muchísimas de ellas piden contestación á vuelta de correo Después de su viaje á Londres, Fallieres estuvo encerrado cuatro días en el Elíseo, dedicando diez horas diarias á contestar la correspondencia recibida durante su viaje, y no estuvo fuera más que cuatro días. Ahora, que va á emplear más tiempo en su visita á. Dinamarca, y Suecia, ¡Dios sabe los millares de cartas que le esperan en Rambou llet! Puede que su viaje á Suecia le sirva de algo práctico. Para hacerse el sueco ante la infinidad de pretensiones que lloverán sobre su bondadosa excelencia. MINERA CRIMINAL p n Sauiuur (Francia) ha sido encarcelada una niñera de diez y nueve años, acusada de haeer tragar alfileres á una tierna Miña encomendada á sus cuidados! 1 hecho es cierto. Lo ha confesado la propia criminal Josefina Pohu, que asi se llama, entró el 15 de Junio último á servir en la! casa del matrimonio Pelou, que tiene una niña de dos años, y se trasladó la familia á una casa de campo en Ctos- Bounet, á pocoá kilómetros de Saumur. Josefina es hija de un antiguo y honrado agente de Seguridad de Angers. Tenía fama de formal y había servido en dos ó tres casas, prefiriendo siempre aquellas Qonde había niños. En los primeros días de estar al servicio del matrimonio Pelou nada dio que sospechar. Cuidaba la casa y paseaba á los niños por el campo. Observaron los padres que cuando Josefina cogía á la criatura esta se resistía y rompía á llorar. Atribuíanlo á que la niña no se había habituado á la niñera. El día 28 de Junio observó la nladre que la niña parecía sufrir grandes dolores intestinales. Pero su asombro fue grande al ver que después de algunas horas penaba la niña por las vías naturales un alfiler de acero de tres centímetros de largo eon cabeza de cristal. Llamado el médico, ordenó un tratamiento ené- rgico. Como niña no tenía fiebre ni sufría más, jnzgaron que todo había terminado. Creyeron que jugando la niña se habría encontrado el alfiler y que se lo habría tragado inconscientemente. La madre tuvo buen cuidado de suprimir toda dase de alfileres en la casa. La niñera elijo que ella no los usaba para nada. POLÍTICA DE LA ARGENTINA I a Legación argentina en esta corte nos ha facilitado el siguiente despacho oficial de su obierno: Terminó ayer la interpelación sobre popocos días después la criatura echaba otros lítica internacional. El Senado votó jjor dos nuevos alfileres, éstos sin cabeza de cristal. Los padres se volvían locos. Po- unanimidad una moción al presidente, sigdían pensar cualquier cosa menos que la ni- nificando su complacencia por coincidir las ñera fuese una criminal. Por otra parte, la opiniones del Poder ejecutivo con las suyas, después de oir á los ministros de Relaniña no sabía explicar lo que ocuroa. Su ánica manifestación era el horror que ciones Exteriores y de Marina. Este acuerdo se hace sobre la base de demostraba hacia su bonne. Pasaran dos semanas de inquietud para los padres, que te- que conviene robustecer la política de paz Mían, con razón, que un alfiler hiriese los y de amistad con todas las naciones, en parintestinos á la criatura, en cuyo caso las ticular con las vecinas, fortaleciendo vínculos tradicionales; construir vías de comuni onseeuencias serían fatales. cación para activar el intercambio con los La tnadre redobló la vigilancia son todo países limítrofes, especialmente con el litoel celo de que es capaz una madre amante. ral argentino- brasileño; celebrar convencioPero el lunes pasado la niña vuelve á echar nes para eliminar definitivamente las difiños alfileres como los primeros, es decir, con cultades con 1 Uruguay, y concluir estucabeza de cristal. dios técnicos sobre el Río de la Plata y sus La desesperación reinó de nuevo en aque- afluentes para obras ventajosas de navegalla familia. ción, y, finalmente, adoptar un plan de deAfortunadamente, había ido á pasar las fensa, de acuerdo con las exigencias actuavacaciones con sus padres su hijo mayor, les, como sistema per mámente. que residía en París. Creyó observar cierta turbación en la niñera cuando su hermanita lloraba en los brazos de su madre. Fue al cuarto de la doméstica, registró su baúl y encontró varios alfileres iguales á los que la niña había arrojado. La cruel Josefina fue interrogada. Negó 0 al principio. Por fin acabó confesando á SE PUEDE SER Todos los Soberamedias. Dijo que sólo había hecho tragar el AMABLE! nos tienen una correspondencia enorprimer alfiler á la niña. Súplicas, amenazas, todo fue en vano. La me, de la cual se enteran ó no; porque para eso tienen secretarios que la abren, la clasiMinera insistió en que no había introducido en la boca de la criatura más que un solo fican y dan cuenta á Sus Majestades de la que consideran digna de ello por su interés, alfiler. La madre, sacrificándolo todo á la salva- porque claro es que los anónimos, las ridición ele su hija, dijo á Josefina qpe la per- culeces y los sablazos abundan Fallieres, el presidente de la República donaría y no daría parte á la justicia si la decía la verdad y la aseguraba que su hija francesa, no es majestad, pero es Soberano, no tenía dentro de su cuerpo nitigún otro puesto que repreianta la soberanía, la voluntad del pueblo francés. alfiler. Es hombre de costumbres llanas. Es lo Lo aseguró la joven criminal y los créduque dicen sus compatriotas, un simpático los padres la mandaron á su pueblo. BIBLIOGRAFÍA S DE MAYO DE 1808 Colección de artículos y l S Gó monografías que el ilustre general Sr. Gómez Arteche publicó en la Revista Militar y en otros periódicos acerca de la fecha gloriosa para el pueblo de Madrid. Son trabajos escritos con el vigor y la brillantez que en todos sus libros y folletos se pueden apreeiar El hijo del Sr. Gómez Arteche, al reunir y dar á luz en un volumen estos trabajos de su padre, á la vez que honra la memoria de aquel cultísimo militar, presta un buen servicio á las letras, pues las monografías y estudios de ómez Arteche bien merecen ser conservadas en un libro y vivir más vida que la del periódico. 1 A MHSA NUEVA D. Eduardo Ory ha publicado, con un brevísimo prólogo, un volumen que contiene numerosas composiciones de poetas poco conocidos en su mayoría y absolutamente desconocidos. Se trata, á juicio del Sr. Ory, de vates de verdadero mérito que injustamente permanecen en la sombra. No es justo que canten en el vacio, y menos, que por no cantar en Madrid no se les escuche. Así, pues, el Sr. Ory, publicando por su cuenta, los versos, nos los da á conocer como complemento á la antología de líricos modernos publicada en 1906. Sólo con los cignotos hay más que sobrados para que resulte una filfa eso de la desaparición de la forma poética. De modo quf el florilegio del señor Ory e todo un consuelo. t A TRAVÉS DE LA FRONTERA N