Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES a 8 DE JULIO E 1908. EDICIÓN BSCUAURA ALEMANA POR CABLE DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LAS PALMAS, 2 7 S K. próximamente á las cuatro han partido para la jira campestre organizada por el Ayuntamiento los marinos de la escuadra alen. ana. Til número de excursionistas se acerca á 200. E l 1 anquete se servirá en un hotel situado en pleno monte, á unas tres leguas de esta po ilación. El b uquete ofrecido por el almirante á las auto idades tendrá lugar mañana á bordo del b. que insignia. Otro bí tiquete se celebrará por la noche en el Consulado alemán, en honor del almirante y oficiales. El jueves, gran festival á bordo del ya citado buque, ofrecida la fiesta á la sociedad de Las Palmas. LAS PALMAS, 1 7 I I N. Entró de refresco otra pareja, de Seguridad y también tuvo que salir con el estigma de la derrota. ¿Guardias á mí? -exclamaba frenético el heroico García. ¡Me hacéis de reír, D. Eloy Gonzalof (El pobre, en su delirio, confundía la calle donde se hallaba con el Comendador. Y como un miura, y perdone Garda la comparación provisional, iba Sembrando el pánico en cuantas parejas se presentaban, sin que ninguna se atreviese á entrarle por ninguno de los dos lados, porque García desarmaba. Por fin, y al alivio de un engaño, pudie ron conducirle á la Comisaría, donde el médico de la Casa de Socorro manifestó que se trataba de un caso formidable de de lirium. trémens. padre le acometió bruscamente con una navaja, causándole una herida inciso- punzante en la tetilla izquierda y otra en el brazo del mismo lado. El agresor huyó, y el herido fue conducido inmediatamente á la Casa de Socorro, donde fue curado de primera intención, pasando después al hospital en grave estadp. El agresor fue capturado dos horas más tarde en la Puerta de Atocha. En la misma Casa de Socorro fue también asistida la madre del agresor de algunas pequeñas contusiones que recibió en la riña liaren de este crimen. p n el banquete celebrado en la jira cam pestre de hoy brindó el alealde por el Emperador, por la familia real alemana, por la marina de guerra mercante de la misma nación, fomento de las relaciones comerciales entre España y Alemania. Contestó el almirante brindando por los Reyes de España, encomiando las cualidades de D. Alfonso XIII; brindó por las marinas de guerra y mercante, por el afecto de ambas naciones y el fomento de las relaciones comerciales y por las Canarias y la hospitalaria ciudad de I, as Palmas. LA FIERA CORRUPIA ás de media noche era por filo, cuando f -un hombre joven, bien encarado y con ejecutorias de elegante, doblando la calle de Eloy Gonzalo, acertó á entrar en una modesta taberna, donde se sirve el blanco de Yepes y un buen tintillo de la tierra. Decimos que acertó á entrar, y deamos bien, si se tiene en cuenta que el joven de suestra historia iba completamente intransitable, en un estado de embriaguez poderoso y definitivo. Si os parece le llamaremos al héroe, que héroe puede titularse por lo que más adelante se verá, José García y Garda; y aunque no os lo parezca, no tendremos otro remedio que llamárselo, porque tal nombre le pusieron sus padres. José García y García entró, como decimos, en la taberna, y adelantando el busto sobre el mostrador, en tanto encontraba acomodo firme á sus vacilantes piernas, pidió una grande de cerveza. El montañés se negó á servirle, viendo ómo á aquel parroquiano le rezumaba el ñno. ¡Pardiez- -exclamó García, mostrando liradamente sus puños al del mostrador, -jue si no me servís presto va á correr aquí aás sangre que agua va por la mar. f El montañés tío hizo caso de aquel desplante y siguió impávido su tarea de enfrascar vino v Pero cuando más enfrascado estaba, García, uniendo rápidamente la acción á la palabra, hizo una barricada con los veladores del establecimiento y comenzó á disparar sobre el aterrado mancebo botellas, vasos, frascos y hasta una fuente de bacalao á la vizcaína que en el escaparate estaba de jtrardia aquella noche. A poner punto á la tragedia entró uaa pareja de Orden póblico. Verla García y repetirse el terremoto todo fue uno, con tal fortuna por parte de arcía, que los del orden quedaron fuera de combate apenas el terrible García movilizó su vanguardia. -Yo no sé si será treméns- -exclamó un, I a Gaceta publica esta nueva ley, cuyo coguardia; -pero sí le aseguro á usted, doc- nocimiento interesa á todos por lo gcie tor, que ha sido el delírium este García. la reproducirnos á continuación: -Hay días- -exclamó otro del orden- -que Artículo i. Será nulo todo contrato de no debían amanecer. préstamo en que se estipule un interés noAunque no tanto como ésta, también tu- tablemente superior al natural del dinero y vimos otra pelea con un concurdáneo llama- manifiestamente desproporcionado con las do Sanjurjo Blanco, en la plaza del Progreso. circunstancias del caso ó en condiciones taIfi dio por invitarle á Don Mendizábal á les que resulte aquél leonino, habiendo momedio ehico, y cuando nosotros le dijimos tivos para estimar que ha sido aceptado por que la gente del bronce como Don Menii- el prestatario á causa de su situación anzábal no bebía la emprendió con nosotros gustiosa, de su inexperiencia ó de lo limide mala manera á golpes de pronóstico re- tado de sus facultades mentales. servado. Será igualmente nulo el contrato en qué Por eso decimos que hay días que no de- se suponga recibida mayor cantidad que la bían de amanecer para el Cuerpo de Segu- verdaderamente entregada, cualesquiera que sean su entidad y circunstancias. Será ridad. también nula la renuncia del fuero propia, dentro de la población, hecha por el deudor en esta clase de contratos. Art. 2.0 Los Tribunales resolverán ea cada caso, formando libremente su convicAvmqttó en los Centros oficiales nadase ción en vista de las alegaciones de las sabía ó nada se había querido decir, partes. 0 Art. 3. Declarada con arreglo á esta ley anoche se dijo que en la línea férrea de Madrid á Tajuña, y en el trayecto comprendido la nulidad de un contrato, el prestatario esentre esta estación y la de Arganda, había tará obligado á entregar tan sólo la suma recibida, y si hubiera satisfecho parte de ocurrido un siniestro ferroviario. Se nos dijo que el tren que sale de Taju- aquélla y los intereses vencidos, el prestaña en las primeras horas de la mañana ha- mista de- oíverá al prestatario lo que, tobía descarrilado por efecto de un desprendi- mando i u cuenta el total de lo percibido, miento de tierra, y que por efecto del acci- exceda del capital prestado. Art. 4. Si el contrato cuya nulidad se dente habían resultado gravemente heridos el maquinista y el fogonero de dicho tren. declare por virtud de esta ley es de fecha anterior á su promulgación, se procederá á liquidar el total de lo recibido por el prestamista en pago del capital prestado é intereses vencidos; y sí dicha cantidad iguala ó excede al interés normal del dinero, se oblicarta de p n la calle del Doctor Fourquet, núm, 23, gará al prestamista á entregar sea cual pago total á favor del prestatario, fuere riñeron ayer tarde dos vecinas. Ambas se dirigieron toda clase de impro- la forma en que conste el derecho del presperios, con gran regocijo de los vecinos de tamista. Si la cantidad dicho capital la casa, que tuvieron para divertirse un pe- é interés normal, es menor quecontraerá á la la deuda se queño espectáculo gratuito. suma Una de las vecinas resultó coa algunas legal que falte, la que devengará el interés correspondiente hasta su completo contusiones de escasa importancia. el Todo hubiera terminado; pero cuando re- pago; y si no se hubiese satisfecho por la cantidad gresó del trabajo el marido de una de ellas, prestatario al pago de alguna, se reducirá el la suma recibida y llamado Valentín Soriano Gallego, esquila- obligación normal. dor de profesión, y se enteró de que su mu- interés 5. a A todo prestamista á quien, conArt. jer había recibido en lucha franca y leal al- forme á los preceptos de esta ley, se anulea gunos arañazos, salió al patio, y á grandes tres ó más contratos de préstamos hechos voces comenzó á desafiar á todos los veci- con posterioridad á la promulgación de la nos ausentes y presentes. le impondrá como corrección dis- ¿Hay por ahí algún guapo? -gritaba, misma, se una multa de 500 á ciplinaria blandiendo unas enormes tijeras. ¡Pues que según la gravedad del abuso 5.000 pesetas y el grado de salga. Por el pronto, la mayoría de los veeínos reincidencia del pretamista. será impaestaArt. 6. Esta corrección calló decentemente; pero uno, llamado- Maror el mismo Tribunal que declare la nalicelino Vázquez Cabrero, salió al patio, read del contrato de préstamo. 4 cogiendo el guante que valerosamente arroArtr. 7.0 A los efectos de lo qwe dispoae jaba el esquilador. el art. 5.0 de esta el Comenzaron los insultos, y cuando pare- Justicia, en vista ley, losministro de Gracia antecedentes qtte ce que entre ambos habían mediado algu- deberán remitirle de Tribunales, formará los nas bofetadas y el esquilador se reparaba un Registro Central de contratos de préstapara acometer á su contrario con las tijeras, mos declarados nulos, con expresión ea se presentó inopinadamente Juan Soriano, contra quien se hijo del valentón, joven de veintitrés años, cada caso del prestamista ección general de y creyendo que Marcelino iba á herir á su dictó la sentencia. I, a Dii LOS CONTRATOS DE PRÉSTAMO ACCIDENTE FERROVIARIO EL CRIMEN DE ANOCHE f