Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 28 DE JULIO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 4. de gratitud el presidente de la Asociación. sea. No be tenido tiempo de averiguar si Sr. Fernández. hatera venido un bailarín español. Lástima En la Casa Consistorial quedó depositada seria que faltase, pues de seguro ee habría la bandera de los Coros Clavé d Barcelona lucido. y en otros edificios públicos los diversos esUna de las cuestiones más importantes tandartes de cada una de las masas ó agruque se tratará en el Congreso es la unión paciones corales. fiel sport con el baile. El festival de la plaza de toros fue magMr. Lefort, secretario de la academia co- nífico. reográfica de París, ha desahogado su coLos orfeonistas fueron muy aplaudidos fazón en un artículo publicado en el Journal. en todos los números del programa, y espe El baile- -dice- -habrá perdido pronto cialmente en la Jota aragonesa, á voces sotodos sus encantos si no se reforma a tiem- las, del maestro Alvira, que tuvo que repepo. Las parejas no hacen más que dar vuel- tirse á instancias del público. tas automáticamente, y cuando quieren paLos coros y su director, el reputado maesrecer graciosos dan saltos como los chivos, tro D. Jaime Planas, merecen toda clase de que es una verdadera calamidad. elogios por la fe y entusiasmo con que tra 331 baile ha de ser garboso y elegante, y bajan por conquistar triunfos para la A Q antes de todo el discípulo ha de aprender eiación á que pertenecen. modales finos. La pavana, el minué, la gavoía, el passe- 1 as regatas de San Sebastián. pied, la forlane y la royale, ¡esos eran bailes! En nuestra información telegráfica de La polca, importada de Polonia en i8 ób, ayer dimos cuenta del rebultado del primer fue el principio de la decadencia. día de la ran Semana Náutica de San Se E 1 caballero pasaba el brazo alrededor bastián, festejo acaso el más saliente del del talle de su dama, innovación que no po- programa de este verano. La instantánea día menos de agradar y... ¡adiós los bailes que reproducimos en estas páginas da idea en que las parejas apenas se tocaban las del pintoresco aspecto que ofreció la bahía juntas de los dedos! durante la primera regata de balandros. Luego vino la mazurca, el schottisch y el vals, y eso ya significaba el cataclismo. VERANIEGAS Cada pueblo tiene sus bailes nacionales más en armonía con su temperamento. Los españoles tienen el ardiente fandango y el gallardo bolero; los italianos, la tarantella, tan llena de vida y de movimiento; los rusos, sus danzas sin fuego y sin gracia, y ra ya para una docena de años que en los alemanes, el vals, harto pesado, en que una tarde de este mes formábamos terlas parejas no hacen más que dar vueltas tulia alrededor de un velador, sobre el cual como un trompo. nos servía el café una neskacha del balneario 3 stá muy bien que cada país conserve de Cestona, D. Francisco Silvela, el dique Sus ¿anzas originales; pero antes de todo de Tetaáa, el P. Coloma y este modesto pese ha de tener presente la linea y el donaire. riodista, que, cumpliendo deberes de la pro No hay dos clases de baile: una para la fesión, había ido á confesar al primero de los aristocracia y otra para el pueblo; no hay tres ilustres personajes citados. Bra Silvela- -y no descubro, ciertamente, sino uno, y es el baile estético, que da al cuerpo soltura airosa, gallardía y elegancia. una de las cualidades que le adornaron- Hay tres idiomas universales, que son: un causear maravilloso. El duque le escula música, la coreografía y el gesto, y qae, chaba encantado, mientras fumaba á pequeñas fumadas un cigarro habano. Bl P. Coloreunidas, constituyen el b a i l o Y yo agrego: el baile es, pues, el volapuck ma, oprimiéndose constantemente la sien de las piernas, que contribuirá á la unión derecna con el dedo índice, como suelen hacer los que padecen dispepsia, cuyos reentre los pueblos. flejos se manifiestan en fuertes palpitacio ¡Ole! nes de las sienes, sonreía de vez en cuando BDUABDO H A H N y asentía con leves movimientos de cabeza Berlín, Julio de 1908. á las observaciones de D. Francisco, que hablaba de todo, de lo divino y de lo humano. No podía escapar á su crítica la política, y claro es que á esta parte de tan amena os Coros Clavé en Zaragoza. causerie redobló su atención el cronista. La brillante colectividad de los Coros Ya por entonces se hablaba de autonomía Clavé ha tenido en Zaragoza un recibimien- municipal y provincial. El regionalismo en to cariñosímo. Cataluña daba señales de vida; y que SilA recibir á la simpática masa coral baja- vela le eoncedía importancia lo demostró ren á la estación del Campo Sepulcro una haciendo años después ministro de Gracia y comisión del Ayuntamiento, el Orfeón, re- Justicia del Gabinete que presidió á catalán presentantes de S o c i e d a d e s mercantiles, tan caracterizado como Duran y Bas. bandas militaras y del Hospicio y una comiEn materia de autonomías- -dijo- -tengo sión del Comité ejecutivo de la Exposición. convicciones muy especiales. No sé si deLos Coros fueron portadores de varios es- jándome influir por mi devoción al oficio de tandartes y de una soberkia corona que la legista me inclino á la teoría de la mayoría notable Asociación dedica á los héroes de de edad. Cuando los hombres llegamos á los Sitios como recuerdo cariáoso á los in- ella, la ley nos reconoce capacidad y nos signes zaragozanos que sucumbieron en de- concede la administración de nuestros actos y de nuestros bienes. Lo mismo debe hacerfensa de la ciudad. La corona fue colocada en el monumento se con los pueblos. Estas provincias (está- más significativo de la epopeya de Zarago- bamos en tierra vascongada) demuestran que saben administrarse. Son mayores de za, en la histórica Puerta del Carmen. Durante la carrera las músicas tocaron edad. Aquí encaja bien la autonomía. No sé si hay otras que puedan hacer lo mismo. alegres pasacalles. Seguidos de numeroso público, llegaron Algunas, como las de Santander y Burgos, los expedi nanos á la Casa Consistorial, vienen dando pruebas de macho juicio... Pero conozco otras á las que si se las deja donde les esperaban el alcalde, Sr. Fleta, y sin andadores... varios concejales. -No quedan de ellas ni los rabos- -inteEl alcalde dio la bienvenida á los orfeonistas en nombre del Ayuntamiento y ie la rrumpió vivamente el grave duque de Teciudad, contestando brevemeate coa frases tuán. manitario, por mtty luminoso y lógico que El recuerdo me píffee oportuno en estos momentos de tanta discusión sobre autonomía municipal y provineial. Han pasado los años, haciendo estragos sobre todo, menos sobre la acertada apreciación qua hizo aquella tarde en Cestona alrededor de una mesa sobre la que nos había servido el café una neskacha del balneario, D. Francisco Sálvela. CASTELL. MADRID ALUDÍA Tfcl que ño e eoHsuela es porque no qule re. Hay mucha gente lectora asidua de la sección dedicada al tiempo en lot periódicos. Y habrá pocas Máximas en el mundo que despierten el asombro que esas Máxima al sol y Máxima á la sombra, que atraen nuestras miradas estos días. La primera acusaba ayer 45 grados y medio, y la segunda 38,7. Eso es ponerse en razón, y lo demás, música pura. Los tenientes de alcalde se reunieron ayer para tratar de eso de la venta fraudulenta de los vinos. Despachado el asunto, desfilaron tranquilamente por no tener más asuntos de que tratar. De modo que más que tenientes de alcalde parecen tenientes... de oído, porque, ¡apenas son cosas las que pide Madrid con suprema, necesidad en esta época del año! La vida madrileña se deslizó tranquila para el vecindario, excepción hecha del de la calle del Conde Duque, donde una vaca desmandada puso en grave aprieto á algunos transeúntes. Una brava portera actuó de nueva cReverte y el desastre se redujo á una función á beneficio del vidriero de la casa, porque la res destrozó á cornadas una cancela de cristales. Fue el suceso más interesante de la jornada. Porque una reyerta con las consiguientes puñaladitas, que también hubo, y dos casos de alcoholismo con abundancia de porrazos para el Cuerpo de Seguridad, son ya el pan nuestro de cada día. De política, ¡nada! Los ministros celebraron Consejo en sección doble, y, según sus propias manifestaciones, se ocuparon principalmente de preparar el canje de los duros sevillanos. Falta hace, porque sigue el lío, y es hora ya de que pase la alarma. Y de que pasen los duros. Por la noche, la única novedad fue la clausura de Apolo. Nos quedamos con Gravina en el circo y con los ccines para todo solaz de verano. Nunca mejor empleada la consabida frase de ¡de veranol RECUERDOS DE LA POLÍTICA NUESTROS GRABADOS L CRÓNICA POLÍTICA D O N JAIME Acaba de hacer su apari ción en Vizcaya y Guipúzcoa el hijo del Pretendiente. Sus devotos y admiradores se entusiasman con esas travesuras del joven Príncipe. Su entusiasmo no pasa de una expansión momentánea, muy semejante á la que experimentará el héroe de esa periódica aparición, flor de un día que despierta recuerdos, pero no esperanzas. D. Jaime es mozo simpático, de cultura poco común; ha viajado mucho; conoce la vida moderna; seguramente profesa un respeto sincero á la tradición, pero no acaricia la idea de resucitarla. Cuando en sus furtivas expediciones contemple esas comarcas, ayer desoladas por la guerra, hoy fértiles y prósperas por la paz, admirará la fidelidad de sus correligionarios, pero no se hará ilusiones. Sabe que la Historia no se interrumpe para volver atlas; que el desarrollo de la industria y de la agricultura ha desarmado muchos totazo 1