Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUND O POR CABLE POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO jg Jg g DE NUESTRO CORRESPONSAL DE TODO EL MUND O POR C A B L E POR TELÉGRAFO Y ABC v i c EÍSTBERILIN i. V OSYDIRIGIBLES ALEMANIA Al hacer Guitón en el v pri mer ensan barco de vapoir que acababa de inventar, tuvo la cruel decepción de verlo hundirse tristemente en las aguas del Sena, y la multitud imbécil se burló de él, llamándole visionario, majadero y loco. Al día siguiente ya era cosa olvidada. íjl mismo Napoleón, incrédulo, Se encogió de hombros cuando el genial inventor le pidió auxilio. Hoy, al cabo de cien años, viviendo en un tiempo de profundo escepticismo, dudamos y ¡Por qué no! ¡Cuando el hombre ha llegado á dominar el mar y el espacio, y, día por día, va arrancándole todos sus secretos á la naturaleza! A ello se debe que ante el fracaso desgraciado de Zeppelin en su último ensayo no haya habido en todo el mundo más que una voz para deplorarlo; nadie ha puesto en duda la realización de su proyectado viaje por los aires durante veinticuatro horas, con rumbos determirad s, atravesando Suiza y Alemania y n gr aando al punto de partida á día y hora fijos de antemano, como un tren expreso. Lejos estamos de las burlas que en 1803 acogieron los experimentos de Fulton. Por el contrario, nuestro espíritu, nuestra imaginación, ya no se contenta con lo reali- soláaáos hubieran entrado victoriosos es Eondres. Tales conceptos, más que prematuros, quiméricos y presuntuosamente utópicos, han producido gran nerviosidad allende la Mancha, como lo demuestran los largos artículos de fondo del Standard, del Daily Express y del Daily Mail. No es para tanto... DIPLOMACIA El e m b a j a d o r le Francia en Berlín, Y EL BAILE Sr. Cambon, termi- na unas declaraciones muy interesantes hechas al publicista Maurice Sarrant sobre las relaciones entre Francia y Alemania, con la frase siguiente: Habrá siempre ocasiones de desvanecer SAN SEBASTIAN. LA GRAN SEMANA NÁUTICA ASPECTO DE LA BAHÍA DURA. NTE LA CELEBRACIÓN DÉLAS PRIMERAS REGATAS DE BALANDROS Fot. Frederic de todo 3 paradójicamente no creemos sino en lo imposible. Mientras más descabellada nos parece ana idea, más ininteligible un problema, más irrealizable una concepción, nos seduce más, nos cautiva y nos convence. Porque en esos cien años la inteligencia humana se ha acostumbrado á lo extraordinario y á lo maravilloso, y después de la luz eléctrica, del teléfono, del telégraío sin hilos, del fonógrafo, de los rayos X, del radio, etc. ya nada puede sorprendernos. El siglo xx será el siglo de las posibilidades ilimitadas, y por eso, cuando el incomparable timador L. emoine aseguraba haber descubierto el procedimiento de fabricar diamantes verdaderos, decía el vulgo, siempre necio: ¿por qué nof zado, por íantastico que sea, sino que todavía sueña con un más allá... Rudolf Martín, consejero de Gobierno y conocido escritor aeronáutico de cierta autoridad, pretende que, impelida por los acontecimientos, Alemania tendrá que invertir, en tiempo no lejano, 400 millones en la construcción de globos dirigibles y aeroplanos, pudiendo así, en caso de una guerra anglogermana, transportar en media hora 250.000 hombres de Calais á Dover, donde serían desembarcados á media noche, no siendo, pues, la invasión de un fuerte ejército alemán en Inglaterra más que una simple cuestión de dinero. Una guerra entre ambos países- -dice- -duraría, por lo menos, dos años, pues Alemania no firmaría, la paz antes de que sus las desavenencias y conflictos que se recelan; una de esas ocasiones es, por ejemplo, la aproximación intelectual en los Congresos internacionales En este momento los profesores y maestros de baile del mundo entero, con sus graciosas piruetas y elegantes pasos de minué y pavana, están contribuyendo á consolidar la paz universal, pues hoy se ha inaugurado en esta corte el primer Congreso internacional de maestros de baile. ¡A ver si de allí sale también una entente cordiale! No sería la primera vez que más que con el intelecto se hace política con los pies. L, a música y el baile calmarán y aproxi- marán mucho más á los hombres que cualquier razonamiento político- cientifico- hw.