Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Hay nna señorita con 30 reales diarios de renta, y soñora viuda con 25.000 duros de capital, que desean legalmente casarse. Mucha discreción, verdad y absoluta reserva, como siempre. Dirigirse muy formalmente al pular Madrileño d a dinero por alhajas y papeletas del Monto en mejores condiciones que nadie. Des pachos: Capellanes, I, y Fueneawal, 13. AVISO I. a S. A. Crédito Po- VAPORESIzquierdo y Compañía, de Cádiz CORREOS ESPAÑOLES de Pinillos, de Málaga, el 15; de Cádiz, el 13. Esmerado servicio para pasaje de todas elases. Asistencia médica. CONSULTA 3 á 6 tarde, Atocha, 28, entrada por Cañizares, 1, pral. derecha. Deprovincias por earta Compañy. Fot. Fuencarral, 29 RIODe Barcelona, el día 12; de Valencia, el 13; JANEIRO, SANFOS, M 0 MTEV 1 DK 0 í BUENOS AIRES Salidas mensuales para PARTICULAR Y muy reservada en casa del médico- director de la i usulta de San J u a n le Dios. De acreditado D. Felipe Jiménez (con sello para la contestación) calle de t alvo sensio, n. 8. Madrid. Todas se casan. Maderas Industriales Toledo, 148. Tlf. e 1.578 MADERAS DE TODAS C U S E S de procarador ó la de secretamunicipal se Milores gomas, 3 pts. hora; rio de Juzgado en poco tiempueden obtener k tronco, í pts. por mañana, po comprando el manual que mínimo, 2 horas; tarde, 3 1 x 2. para cada una de dichas carreSin gomas, por mañana y no- ras ha puesto á la venta en to- che, 2 ptas. hora; mímum, 2 das las librerías de España la horas. Augusto Figueroa, 3. Revista ElSecretariado ValTeléfono 2.258. verde, 36, que también le remite previo pago 6 pts. ejemplar. COCHES DE LUJO CAíSREiiAS BREVES Y LUCRATIVAS. La PRINGIA NOUVEAU PARFUM VIOLET 29. BwifldBtlttlIens, PARÍS. l e Pacific Steam Mgation Company Neuralgias y jaquecas I desaparecen en cinco I minutos con la ÍHEMICRABÍINA OOLOIU CABEZA del Dr. M. GALDEIRO 13 pesetas. Arenal, 15, farmacia. áe desea comprar mobiliario de cr legio ó academia usado. S. Bernardino, 7, dp. o, 2.o d. a Colonia Hotel Cercedilla. espacioso, inamueblado, AVISO Veraneo en la Sierra VAPORES CORREOS INGLESES Billetes de pasaje y flete de mercancías á Pernambuco, Bahía, Rio Janeiro, Montevideo, Buenos Aires, Valparaíso, Mollenado, El Callao, Guayaquil y puertos intermedios. E la Estación de Tillalba n alquilo 2 hoteles amueblados. Razón: Sr. Jefe Estación empieza la LIQUIDACIÓN porIKCENDIO. de todas las existencias de la confitería. Hospedaje para embarazadas. Jardines, 35, pral. de í l á 1 a DOCTOS, EMBARAZO, MATRIZ y 3 á 5. Corresp. Dr. J. M. dependiente, extenso jardín, alquilo barato. Razón: C l a- El lunes 27 Espozyiina, l4 SE TRASPASA EL LOCAL REBAJAS A FAMILIAS Informes y prospectos gratis en la Agencia general de l a Compañía, en Madrid: 14- -TETUAN- -14 Nuevo servicio bisemestral para Santa Cruz de Tenerife, Bahía Blanca, Buenos Aires, Chile y Perú. vel, S, pral. derecha. CAMAS DORADAS de hierro y de madera corvada. Plaza Príncipe Alfonso, 15 Males de la orina, matriz 7 especiales. Cara rápida y sin peligro. Consulta gratis, de 10 á 1; ydo provincias, por carta; de 3 7, cineo pesetas. Preciados, 28,l. t FOLLETÍN D E A B C LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES CONTINUACIÓN -Lo celebro tanto. Almorzará, usted conmigo. Dispénseme usted un momento. Voy á dejar, el sombrero y la sombrilla, y vuelvo. Alian se alegró de esta breve ausencia, porque necesitaba estar solo unos instantes para reponerse de si emoción. Estaba colérico por no haber podido castigar en el acto á Sidonia; pero á Bressieu... ¡Ya sabía él lo que había de decir á Bressieu. Volvió la madre de Enrique. Minutos despuésun criado anunciaba: -La señora marquesa está servida. Sentáronse á la mesa, y la noble dama rompió el silencio. ¡Qué tiempo más hermoso! Después de las borrascas que hemos pasado estos últimos días, casi no podíamos esperar en que el sol luciese de nuevo en su cielo despejado de nubes... Yo siento algo así como si renaciera á una vida nueva y mejor. -No se equivoca usted, señora. Si la perspectiva de una unión un poco desigual no la asusta á usted, creo que será usted infinitamente feliz cuando Enrique vuelva á nosotros. ¡Bendito sea Dios! ¿Será posible que venga usted á anunciarme el milagro que tanto ansiaba? -Aquí tengo la prueba. -Ya ha hecho usted un uso saludable y libertado de ella... -Señora marquesa, no sé como pedir á usted perdón por la intolerable inconveniencia que he cometido. Primero sería preciso que yo supiese qué inconveniencia había sido esa. Es usted extraordinariamente bondadosa. Ello es que yo me he resistido á la tentación de realizar un negocio aqui mismo, en su sasa de usted. -Pero acabe usted de una vez. ¿Qué es ello? -Su esposo de usted, mi buen amigo Kermor, que conoce las costumbres sociales mucho mejor que yo, me hizo saber que el conde Enrique tenía compromiso de honor con el barón de Bressieu. ¡Ya no lo tiaj e, como usted ha visto! -No; ya no lo tiene, y en eso está el negocio. -Me interesa conocerlo, porque no doy con lo que pueda ser. -Una cosa indigna de un hombre bien nacido. Considero que me he deshonrado por conservar mi dinero. Ese granuja de Bressieu (también tengo la prueba de quedes un granuja) ese bribón me iba á hacer pagar una cantidad enorme por recoger s pala- bra. Confieso que yo no hubiese tenido la menor dificuiu pagársela. ¿Y qué, no se ha sentido usted con ánimos á última hora? -francamente! Quise aprovechar la ocasión y estaba á punte de salirme con la mía cuando llegó usted. He creído que era más fácil tratar el asunto que- nos interesa con esa picara muchacha (aquí en el bolsillo tengo también las pruebas de su picardía) que con su padre. Mi intento me salió bien, porque la señorita de los cien millones quedó confundida y sin negar nada se quitó la máscara- -En efecto, lo que oí no pudo ser más desagradable para mi No lo olvidaré fácilmente. La marquesa se pasó la mano por la frente, como para ahuyentar la visión de maldad y de cinismo y el ultrajante recuerdo. -Daría cien millones por no haber intentado ese negocio. -Déselos usted á los pobres, y quedará usted perdonado. ¿De veras no me guarda usted rencor por... -No sólo eso, sino que le doy á usted gracias por haberme librado de una pesadilla. ¡Pensar que mi hijo ha estado á punto de casarse con esa miserable! -Pues si quiera usted saber tanto como yo del asunto, tenga usted la bondad de leer esto. Es el resultado de mis gestiones durante veinticuatro horas, y estoy satisfecho de él. Alian la entregó la confesión de Delrue, y allí mismo, apenas los criados levantaron la mesa, la leyó y la releyó atentamente. Delrue la había sido siempre antipático; pero estaba el p. muy lejos de sospechar que fuera tan malvado. ¡Y eso que no conocía el crimen inicial de las maquinaciones realizadas contra Juana! ¿Cómo ha podido usted conseguir que firme esto? -Muy fácilmente, señora. Primero le propuse unas cuantas cosas desagradables: la divulgación de cierto documento falsificado, suyo cliché le dije que tenía en mi poder; la denuncia de sus canalladas á los Tribunales; matarle á balazos (esto es lo que me- nos le gustó) Ha estado cobarde hasta no poder más. ¿Y hubiera usted cumplido sus amenazas? -No sé, pero algo hubiera hecho, de seguro. Luego le ofrecí un millón si escribía lo que acaba usted de leer, y esto es lo que él ha preferido. Bien es verdad que no le he dejado mucho tiempo para reflexionar. Cuando se quiere hacer un negocio es preciso ir deprisa- ¿De modo que se ha entregado completamente y lo ha reve- lado todo? -No me ha revelado nada. Yo lo sabía antes de verle. Lo que ha hecho ha sido confesar, mintiendo cuanto podía... Entoaces, usted poseía formidables armas contra él.