Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 24 E JULIO DB 1908: EPIQiONfiT PAG. 5. ninguno en que pase al Senado la parte de la ley Municipal, no como ley distinta, sino como pasan las secciones del presupuesto, según lia recordado el Sr. Azcárate, con tal de que quedemos ahora conformes en que en Octubre habrá una sesión para los presupuestos y las leyes ordinarias, y habrá otra sesión, ú horas extraordinarias, para seguir d iscutiendo la p a r t e provincial (Asentimiento en distintos lados de la Cásiara) porque de ese modo cumplo yo mis deberes y vosotros también lleváis adelante vuestro pensamiento. (Varios señores diputados: Conformes. El Sr. Canalejas, jefe de la minoría democrática, manifestó Se me alcanza como cosa fácil discutir simultáneamente, en ésta ó en la otra proporción, que las circunstancias determinará una y otra ley. (La de Administración local y la de Presupuestos. El Sr. Moret declaró: -Hay una manifestación en la cual creo haber recogido, siguiendo las palabras del Sr. Azcárate, un sentimiento unánime en la Cámara; no es á mí á quien toca interpretarle habiendo tomado la iniciativa. El seiñ r presidente del Consejo sabe que con la lealtad con que él ha procedido siempre con nosotros, procederemos en esta parte y en la manera de continuar. Es cuanto tengo que decir. (Muy bien, muy bien. i El presidente del Consejo, para evitar iodo equívoco -son sus palabras, -volvió á insistir sobre concesión de horas extraordinarias y sesiones supletorias en otoño: Y habiendo sido ei obstáculo para ceder desde el primer momento á la invitación del Sr. Moret (era suya y con eso está dicho la fuerza que hacía en mi espíritu) que no consideraba, como S. S. pensaba, que el otoño fuese aprovechable para proseguir este trabajo, yo necesito que sea aprovechable para proseguir ese trabajo, y nadie tomará á agravio que entonces pida las horas, las sesiones que las circuntancias nos aconsejen y la forma que convenga para la prosecución de ese trabajo, desde que se rea Suden las sesiones, dejando franco el paso tlesde luego á los presupuestos y á las demás leyes de urgencia, que nos interesa á todos anteponert. (Muy bienj muy bien, aplausos. 1 En otoño, pues, se discutirá en el Congreso lo que resta del proyecto de Administración local. El proyecto en su totalidad, íntegramente, con las correcciones que en la deliberación aporten las minorías, será ley. Todo lo demás son voces de la fantasía, del despecho ó de la impaciencia AZORIN CRÓNICA TELEFÓNICA la noche un suculento rancho extraordinario. Apretó hoy el calor más que de ordinario, por lo cual la Alameda se vio en las primeras horas de la tarde menos concurrida que de costumbre, y á eso de las cinco los veraneantes empezaron á salir de su casa en dirección ai Campo de Tiro; unos, para pasar la tarde jugando al golf y al tennis, y otros, para realizar excursiones á los puntos llamados la Boca del Asno y la Cueva del Monje, sitios casi obligados de expediciones en este Real Sitio. Y como hay para todos los gustos, no faltaron personas que se quedaron en la Alameda oyendo el concierto que, como jueves, daba la banda militar. Los Reyes salieron de paseo en automóvil descubierto y no regresaron á Palacio hasta momentos antes de las siete. Un cuarto de hora más tarde salía el Rey para emprender su viaje a San Sebastián, yendo á Villalba en automóvil para buscar el sudexpreso. Aunque D. Alfonso, por evitar molestia, había manifestado su deseo de que no se le hiciese despedida oficial, por lo cual no cubrió la tropa la carrera, fueron muchas las apersonas que acudieron al patio de Palacio, tributándole una cariñosa despedida. Entre otras personas, vimos allí á los ayudantes de S. M. Sres. Miláns del Bosch, Elorriaga y Castejón; á todos los oficiales mayores de Alabarderos, á la ¿oficialidad en pleno de Barbastro, cotí sus jefes, al abad de la colegiata, con una comisión del cabildo; á los gobernadores militar y civil de Segovia, señores Heredia y Gómez Inguanzo, respectivamente; al alcalde de La Granja, Sr. Gaona; al coronel del primer tercio de 4 a Guardia civil, al duque de Santo Mauro, condes de Valmaseday del Puerto, marqueses de Fuentesanta y Rozalejo, los señores capitán Liniers, D. Fabricio Potestad y Stuyck, don Gabino Gamiz Villamil y otros. D. Alfonso saludó afablemente á todos y montó en el automóvil, acompañado del Sr. Quiñones de León ¡Al despedirse del teniente coronel de Cazadores de Barbastro manifestó el Monarca que había dado orden de que se concediera sepultura perpetua en el cementerio del Real Patrimonio al soldado jue falleció repentinamente hace algunos días. El jefe del batallón expresó á Su M ajestad su gratitud en nombre del Cuerpo de su mando. Precediendo al Rey habían salido momentos antes en automóvil el jefe de la Casa Militar de Su Majestad, general conde del Serrallo; el caballerizo y montero mayor, señor marqués de Viana, y l jefe de viaies, señor Palomino, El día 28 marchará á la capital de Gui- V púzcoa S. M. la Reina con los Príncipes y el alto personal palatino que aquí se ha quedado. S. M. hará el viaje en tren real y será despedida en La Grranja con todos los honores. Durante la ausencia de los Reyes, que durará hasta Septiembre, época en la cual se reanudará el veraneo con grandes cacerías en Riofrío, permanecerá en este Real Sitio la guardia de Alabarderos y la tropa de guarnición aquí residente. Y el mes de Agosto sabido es que lo pasará aquí la infanta doña Isabel. romanos. L a s broncas son frecuentes, porque hay quienes no admiten esa moneda, aunque sea más legítima que una onza de oro. Díganlo los cobradores de los tranvías cangrejos, que, según ellos dicen, tienen orden de no admitir duros. Si así es, hay que reconocer la omnipotencia de esa empresa, que además de meterse por todas partes y hacer el peor de los servicios pretende que el público la sirva á ella. La política no ofreció grandes novedades. El Congreso dedicó unas horas á discutir sobre alcoholes. Una verdadera imprudencia, porque con el calor que hace es peligroso manejar materias inflamables. Tampoco puede decirse para disculpar aquélla que se trató á la ligera el asunto. ¡Ligereza en algunos diputados, que son la pesadez misma cuando toman la palabra! Con sólo los lugares comunes que emplean, el perfectamente el entiendo yo el de suerte- i, el por consiguiente etc. hay cascote para levantar una muralla de la China, Pero, en fin, se acabó por ahora la Administración local, y desde hoy se acabarán las sesiones. ¡Qué descanso para los pobres maceros! Y cuenta con que el país se siente macero. Nuestra activa y aereditada Policía hizo ayer de las suyas. Prendió al Piri y al CarUtos, dos reputados randas que llevaban encima una pieza de tela, sin duda alguna, robada en algún comercio. Lo que tiene es que después de dos horas de encerrona resultó que la tela no era robada ni los detenidos jeran el Piri y el Carhíos, sino doshonrados horteras que cumplían un encargo de su principal. La plancha fue muy celebrada por todo el mundo, menos por Juan Herrero, el autor del ultimo crimen misterioso, á quien le parece disculpable que los inocentes sean detenidos y anden sueltos los criminales. Se registró un timo del portugués. ¡Toda vía... Y un intento de suicidio en el Viaducto. El suicida, un joven estudiante can ado de vivir, pero no de estudiar. Por la tarde hubo regatas y cucañas en el estanque del Retiro; espectáculo muy de circunstancias, sobre todo el de las cucañas, porque hubo prójimos que tomaron parte en ellas y se cayeron al agua, con la cual estaban reñidos hacía mucho tiempo. El encuentro, pues, fue afectuoso é higiénico. Por la noche, banquete liberal por el conde de Romanones á sus amigos y correligionarios. No hubo brindis. No podía haberlos. ¡Se ha hablado tanto en ambas Cámaras desde hace nueve meses! INFORMACIÓN APOLÍTICA -m EN EL CONGRESO J ubo á primera hora de la tarde bastante animación. La propia mayoría pidió que se votase el acta nominalmente, como DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL en los pasados días de la obstrucción. ¿Por 3 N 3 LPEFONSO, i 3 I O N qué? Porque un diputado liberal había anunciado previamente que pediría que se con, pasado el día de hoy, camino ya de San tase el número, que hubiese votaciones no Sebastián S. M. el Rey, puede darse minales, etc. por terminada la primera parte de la regia ALFONSO R. SANTA MARÍA La obstrucción así practicada resulta jornada en La Granja, que ha transcurrido í cuando menos de una candidez paradisíaca. tan agradablemente para los Reyes, y que Pedido el recuento de asistentes sin preve tan bien ha sentado á su salud y á la de sus nirlo al abrirse la sesión, probablemente no augustos hijos, habría habido número y el conflicto habría Dedicó hoy D. Alfonso un rato de la ma- T e un brinco se ha plantado el temómeñima á tirar al pichón a brazo en los jardi tro en las alturas que ocupó días pa- estallado; pero anunciándolo con antelación nes, acompañándole en tal sport cinco esco- sados. Nadie puede extrañar esa nueva su- había de ocurrir) o que ocurrió: que sobrafetás más, que eran las del marqués de Via- bida. Hay que ser justos y no quejarse de ron diputados Bajo esa presión comenzó el debate acerna, les condes de Aybar y Puerto, el doctor los excesos del calor, que hasta ahora no ca de los alcoholes y se entró luego en el de Leáesma y D. Fabncio Potestad. Tiraron han hecho su aparición. 5O pich nes y de ellos apenas 20 escaparon Hasta ahora lo único molesto es el cam- Administración local, que terminó ¡por fin coa vida. Los que se cobraron fueron envia- bio de los duros, porque, á pesar de los pe- T ambién á prim ra hará se produjo algún dos por el Rey al batallón de Cazadores de sares, de las Reales órdenes y de los pro- 1 revuelo al ver entrar en el pión de BarlsmsUo, cujos soldados twvieron asípw yectos de ley, cambiar un dttro es obra de conferencias al ayudante del Rey señer LOS REYES EN LA GRANJA MADRID AL DÍA