Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 24 DE JULIO DE 1908. EDICIÓN i. P G. desierto. ¡Si alguna vez se anima es por la arribada ele un prestidigitador inglés que fascina á las ingenuas holandesas con sus habilidades y tretas. Todo, pues, es inocente, casi pueril, en íScheveningen. Y, sin embargo, la vida en acuella playa es carísima. No hay modo de e. star aposentado en un hotel por poco dineso. Siendo el gulden (2,25 francos) Sa moneda corriente, en cualquier hospedaje os piáen 10 gulden diarios, sin contar lo que gastéis en vino. En resumen; es una playa para las madres ticas y los maridos celosos y ordenados. FOT allí no campea el Donjuán moderno de las estaciones veraniegas, elegante y audaz como el Juan Urbano. Es raro ver bigotes á la borgoñina y ac titudes petulantes de conquista. H nnbres y mujeres se conducen con sencillez, sin esperar otra dicha que la que puede procurarnos la paz de la aldea y el mudable panorama del mar, un mar que conocieron bien á su costa nuestros abuelos, porque fue tumba de muchos heroicos soldados empatióles. A Scheveningen, ó bien á otra playa no lejos de ésta, debió lanzar el ímpetu de las olas los cuerpos heridos y maltrechos del capitán Diego Carrillo de Acuña, el capitán Gonzalo de Ovaüe, el alférez Nieto y otras que iban en la flota que mandaba et maestre de campo Julián Romero, desbaratada por el almirante holandés Luis Boisot. Con sobrado fundamento vino á decir el clásico que no hay puñado de tierra un una tumba española. Ni puñado de tierra ni braso de mar. De Scheveningen conservo ua recuerdo imborrable. Es ana playa silenciosa y honesta, en la que no be sentido ninguna tentación malsana. Por sus dilatados paseos be éisrarrido muchas vece 3 coa un honda anhelo de quietud y de olvido que es difíeil de satisfacer ea una playa francesa... MANUEL BUENO P L PROYECTO DE RE COGIDA DE LA MONEDA 1 A DISCUSIÓN Ala carrera, de raogo llón, se ha discutido en el Congreso el proyecto de recogida y destnonetización de piala ilegítima, á pesar de tratarse de uno de los más graves problemas de la política española, con el que están ligados no só o altísimos intereses generales del Estado, pues que por ahí puede venir el déficit en les presupue- tos, sino ¡os particulares de todos ios españ) le? altos y bajos, ricos y pobres, porque todos sentirá i en el bolsillo, y verán reflejarse en los recursos pecuniarios de que para satisfacer susnecesidades dispongan, cualquier depredación que de golpe ó progresivanien e pueda sufrir la moneda cerno cousecueacui de impremeditadas resoluciones. La Comisión y la mayoría no han visto en el proyecto sino salida del atolladero en que se había metido el ministro de Hacienda, importando poco el cómo de aquél se sale; las minorías no le han dado importancia porque no siendo el Sr. Sánchez Bustillo persona saliente en la situación conservadora, no les reportaba ventaja ensañarse con él en la infecunda lucha de intereses no nacionales, sino de partido, qae encarnizadamente venían sosteniendo contra el Gobierno. Si se hubiera vislumbrado posibilidad de inmolar al Sr. Maura, al Sr. L ¿Cierva ó á otra de las personas que imprimen cai acter al Gabinete, mayores vuelos habría alcanzado la discusión. ¿Qué más? Tres ó cuatro sesiones ha dedicado el Congreso á y diretes personales para provocar catre los Síes. Besada y La Cier- va: una, escasa, ha bastado p ra discutir nn f las condiciones de nuestra circulación 6 re- proyecto de grandísima traacendeucia para servas. la vida del país. Por no estar concentrada en manos del Es natural; todos han coincidida eu el Gobierno tuda ta moneda de plata pisó deseo de no dilatar ni sel momento de dis aquella favorable ocasión sin que la aprovefrutar las vacaciones; la enconada lucha de cháramos. intereses de partido con la obstrucción Sexta. Ventaja tan sólo negativa, pero planteada hacía conllevar el sacrificio del importantísima: evitar que, sin saber en veraneo; en cuanto en juego entran los ver- cuánto, se disminuya de golpe y porrezo daderos intereses del país, ya no vale la con la recogida parcial li masa de moneda pena de prolongar el sacrificio. circulante que en las dianas transacciones Con h. iber sido tan somera é infecunda la del mercado juega, produciendo, a ctegas, discusión, en ella se Ua apuntado jor el se- contracción monetaria, tal vez eugendraüoñor Moret) la solución que ayer presentaba ra de graves peligros, que serian enoimes A B C, si bien algunos, al considerarla no si, como algunos piensan, llega la moneda mas que como puente para llega! á una clandestina a representar una tercera parte reacuñación de moneda intalsifccable (condi- de la circulación total, ó si, segú 1 el aforisción que no es fácil decir cómo podría dár- mo conoculo le que la niaia moneda expulsa a la buenas, se ha echado mano de sele) la privaban de toda su eficacia. Como A B C s e preocupa naás con estos este último para la exportación á Marrueasuntos, de importancia verdadeiaiuciite cos, quedándonos aquí con una fuerte pronacional, que con los torneos de las parcia- porción de la mala. lidades políticas, no es de extrañar que para Séptima. Dar medio de conocer á ciencia i. ustrar la opinión de los profanos dedique- ciertael mimbro de millones de plata en mos á ellos mas días, más espacio y estudio circulación, dato indispensable de tener eu que á ios escarceos de aquéllas. cuerna para cu tlquier determinación JIMciosa que sobre el problema monetario h- ja 1 OS V 4. LES ow P I I T ¿Cuálesserían las de adoptarse. Una vez couocido se sabrá cu primeras con se- qué tuedMa es prudente disminuirla, como cuencias de la substitución de las monedas podrá realizarse éste en mejores condiciode cinco pesetas por vales ó resguardos en nes, qué grado de urgencia debe ponerse en cantidad igual, poniéndolos en situación la solución, mientras que legislar en tai. macon buen éxito experimentada por los yan- teria con los ojos vendados, como se quiere quis, los italianos, los portorriqueños y hacer, puede ser origen de agia icioii en otros? nuestros males. Primera. Que no teniendo curso en el Dice el mismo proyecto que el Gobierno mercado los uuros, in u, ediatametite cesa- se preocupa cou la solución dei problema rían las fábricas clandestinas de acuitar in -monetario en sa integridad, y sieadu así, la aeda, por una razón mucho más eficaz que mas vulgar prudencia aconseja que en prila vigilancia policíaca y que las a- nenazas mer término se procuren allegar ios dato de castigo: por imposibilidad de dar salida para la empresa indispensables; ninguno á las acuñaciones. Matando el perro, claro entre ellos de tan capital importancia como está que habríamos acabado con la rabia. et conocimiento de tos millones que en toSegunda. No teniendo en la recogida que tal representa Id moneda circulante. hacer diferencia entre moneda legal é ileMañana condensaremos eu breves lineas gal, podría yerific? rse eti forma mucho mas las condiciones en que quedaríamos OÜ la t. encilla y rápida, sin dar lugar al cútuu o solución propuesta. de dificultades y entorpecimientos qus serán inevitable consecuencia de hacerla parcialmente, io cu d originará, de otra parte, numerosas injusticias. Tercera. La auopción de una raediza qtie diera al público completa confianza de ué el actual estado de cosas no podría vo. ver á EL OTOÑO Ayer tarde, diez miantes de las retoñar, coafian ¿a que fa tara por completo n u tos a con la aplicación d- l proyecto (si es que á siete, quedó aprobada toda la parte del proaplicarse llega, lo cual dudamos, como no le yecto ae Régimen iocal que se refiere á la echen uiuchisimos remiendos) evitaría ue- vida de los Municipios. Üuratite esta última preciacsoues artificiosa- á pánicos debidas, etapa parlamentaria, et presidente interino en el valor de la moneda, pues el de los va- de la Cámara, Sr. Aparicio, ha llevado los les no podría ser perturbado por tales cau- debates y las negociaciones aneja coi un sas, mientras quer coi los duros- plata siem- grau tacto, una gran discreción y ana gran pre quedará la du la ae st los que ss poseen habilidad. Así se reconocía ayer duros ó son discos, de si valen ciuco pe- nicute eu la Cámira. La parte de Administración local pasará setas ó poco más de dos. Cuirta. El canje i e moiedas por vales al Scuado para su discusión en otoño; en la no liliquea, cu, uo la recogida par ai pr- misiiu época se discutirá en la Cámara po yectada, un gasto ineludible é inmediato, pular la parte relativa á las haciendas provinciales. La discusión será sincera y seria; cuya cuantía nadte puede prever, y verosí m Úñente enorme, lise gasto sola vendría no habrá obstrucción solapada ui manifiesá posterion y cuando, previa meditación qus ta, tíi Gobierno po Jrá pedir sesiones suplehoy falta, se reso. viera que cantidad de p. u- torias y prórroga de sesiones. Todo esto ha ta convenía de monetizir, cómo ti b i de quedado couveuido entre el Gobierno y tas d. stribuirs- el gasto ea varios presupue. -toi, oposiciones. Y para que el lector pueda para hacerlo mas llevadero, ó si po ua espe- juzgar por sí uusmo, y para que tos parlararse coyuntura favotable para la opera mentarios puedan guardar- -si gustan- -este recorte, ahá van lab palabras textuales, toción. ¿jinta. La facilidad que los Gobiernos madas del Diario de las sesiones, coa que la encontrarían para aprovechar tale coyun- dicha convención se hizo. turas, teniendo reunida y á sa disposición ün la sesión del día 18 del presente ines, toaa la plata de la circulación monetaria. el presidente del Consejo, contestando á io En efecto, si el cambio que proponemos, propuesto por Sr. Moret, dijo: de pasta por papel, se hubiera previsora Cuando et Sr. Moret me hablaba de qu meute verificado hace unos cuantos años, en Octubre seguiría esta discusión, yo loteno cabe duda que la gran baja al 7 y al y se interpretó mal un interrupción; 6 por 100 que los giros tuvieron nace año y ya la ne explicado. Si habilitamos el modo injdia hubiera SJ ÍQ fácilmente aprovecha- de seguir discutiendo en Octubre, sin perda para resolver e! problema monetario ó, juicio de las demás leyes, podemos hacerlo, cuauck menas, par t mejorar blt Hs decir, qae y aw teagot IMPRESIONES PARLAMENTARIAS