Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES a 3 DE JULIO DE 9o8. EDICIÓN 3. PAG. 9. p n dos hechos novelescos intervinieron ayer las autoridades de Madrid, hechos que servirán hoy de comidilla en muchos Círculos donde esta clase de noticias Se cotizan y se saborean como pan bendito. Ivos protagonistas desfilaron anoche por el Juzgado de guardia. En cada uno de ambos sucesos figuran un matrimonio y wn amigo; sino que el amigo es del esposo en uno de los dramas y en el otro es de la esposa. En un caso, el marido, con todos los meáios que requiere la ley, sorprende á su mujer con trn amigo de éste en una casa de un barrio alto de Madrid. I os sorprendidos comparecen ante el juez, i o s sigue el esposo denunciante y promovedor de la inevitable demanda de divorcio. El demandante se llama D. E. C; la demandada, TS. D. el sorprendido, M. D. En el segundo caso no hay sorpresa, pero algo muy original. I a denunciante es doña C. I. el denunciado, su marido, don A. M. S. Declara que ha tenido que abandonar el domicilio conyugal por no poder soportar los disgustos que la proporciona su esposo, obstinado en que atienda los requerimientos amorosos ele don M. G. I. amigo de su marido, pretensión que la dama rechaza indignada. A la denuncia sigue la petición de depósito. Y á ambas cosas, la detención de don A. M. S. y de D. M. G. I. que es de suponer queden en libertad provisional, aunque se tramiten otras actuaciones de divorcio. Y no va más. ASUNTOS MISTERIOSOS ¡Ni las intrépidas sufragistas habrían pedido el voto teniendo á su alcance un profesional del matrimonio como nuestro compatriota! cosa que emitir entre el bello Sexo acciones de la felicidad. Una especie de empréstito amoroso, con menos fortuna del que á sus años ha realizado Sánchez Bustillo. ¡Ah, cobrador insigne, llegas tarde! Hace tinos cuarenta años hubieras caído en pleno Paul de Kock, y á estas horas tus aventuras correrían por el mundo de estudiantes y modistillas con el sugestivo título de Ernesto el calavei a, ó el cobrador délas tres mujeres. Luis ABALDON, SAN SEBASTIAN POR TEUSFOVO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR MIÉRCOLES, 2 2 10 N. VJSTO Y OÍDO p HOMBRE P E L A S Confesemos sinTRES MUJERES ceramente nues- -t r a admiración por Ernesto Martínez Montilla. ¿Quién es este personaje y qué hizo? preguntaréis los que no hiláis á diario la amenísima crónica de sucesos? Pues un desaprensivo amigo que en 28 de Julio de 1906 contrajo matrimonio con lina joven llamada Rosa Bordas Plata, y que posteriormente, transbordándose al nombre de Eduardo, le dio un segundo golpe al matrimonio con María de la Paz Pérez, que llora en estos momentos la perfidia de su engañador CSDOSO y la maldita hora en que le conoció. El Ernesto Martínez Montilla ha fracasada en la tercera tentativa matrimonial, pues era desecho de tienta y de viudo cuando se esposó con la joven que ahora reclama su derecho de prioridad y la primera postura de la epístola. El hombre alega que para eso de la muerte tiene un ojo clínico formidable, y que su práctica de viudo le hizo creer, al abandonar á su segunda esposa, enferma, que doblaría á los pocos momentos. Y resignadamente se dispuso á buscar la tercer señora, porque él no puede vivir sin tener en su casa, entre otros muebles, una mujer legítimaniente adquirida. He aquí un ir; dividuo que, condolido sin duda de que en el presupuesto de la humanidad hay un escandaloso superávit femenino, ha procurado por su parte hacer cuanto le ha sido posible por contribur á un reparto equitativo; y si las autoridades no hubiesen frustrado su brillante carrera, ¿adonde no hubiera llegado este consecuente bigamo? Con un puñado de individuos á semejanza de Ernesto Martínez Montilla, el problema del feminXíHG e. staúa resucito en BOCOS ¿Y quién es el héroe de tales aventuras? preguntaréis. Pues un modestísimo cobrador de la empresa de los tranvías llamados cangrejos. Y aquí entra el homenaje de mí admiración. ¿Cómo un hombre que ejerce tan entretenido y atareado menester tuvo tiempo de lanzarse á tres conquistas tan definitivas, que suponen todo un período de preparaeión y muchos días de arreglo? Ya sé que Tenorio en seis días lo conseguía todo; pero Tenorio, además de gallardo y calavera, tenía siempre á mano un bolsónYepleto de dinero; pero Ernesto Martínez Montilla ha batido el record, porque no le creo en poder de tales armas; tal cual duro Sevillano, y gracias. pxcursión á Biarritz. A las cuatro de la tarde salieron en su Panhard 24 la Reina Cristina y los infantes D. Fernando y doña María Teresa. Créese que irán á tomar té en BiarríU. Munich, En el sudexpreso del día 28 saldrán para Munich los infantes D. Fernando y doña María Teresa para pasar una temporada al lado sus padres. Llevarán á su hijo é irán acompañados por el marqués de San Felices de Aragón y la condesa de Mirasol. I legada de balandros. Esta tarde han llegado los balandros Ya veremos y Püh que vienen para tomar parte en las regatas internacionales. También ha lleeado á Pasages el balandro Baira. Tjara las regatas. Se h a recibido en el Club Náutico u n a magnífica copa, regalo del atealde, señor marqués de Roca Verde, dedicada á premio en las próximas regatas. El sábado, á las cuatro de la tarde, llegará un vapor, fletado por el Aviron Bayonés, conduciendo 40 socios y varias yolas p a r a tomar parte en las regatas á remo. E s probable que con estos excursionistas vengan el alcalde de Bayona 3 el subprefecto. jwroticias. P a r a solemnizar el santo de la Reina Cristina, el Ayuntamiento repartirá 500 raciones á los pobres, -Han marchado á Carlsbad los marqueses de Comillas. -En el salón de fiestas del Casino se está celebrando el anunciado concierto por la orquesta que dirige Arbós, -Ha salido para Zarauz el marqués de Bayamo. -Hoy han regateado algunos balandros en la Concha, entrenándose para las próximas regatas. Ta e vuelta de paseo. k a Reina y los infantes Fernanclo y Teresa, después d e t o m a r el té en Biairitz, regresaron á Miramar á las siete y inedia. p l ministro de jomada. El Sr. Allendesalazar llegó en el rápido, acompañado por su familia y algunos funcionarios del ministerio de Estado. En la estación fue recibido por las autoridades y muchos amigos políticos y particulares. Desde la estación se encaminó el ministro á su residencia de Guerra- Enea donde por la tarde se ultimaron los prepaiatívos para recibirle. El hombre de la plataforma- ¿la tendría imantada y sus víctimas las escogería en el trayecto? -ba declarado que un escondido afán le llevaba al matrimonio, y de lo que se duele ed de que se hayan descubierto sus trapícheos cuando él EO piccrj- pLa 0 1, I a compañía de i, ara. Mañana debutará! a compañía del teatro de T, ara, de Madrid El pedido de localidades engrande. Se representarán 2? 0 w i i 1 Ir- ¿í i