Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y DE TODO EL MUNDO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y EL VIAJE DEL R E SAN SEBASTIAN. S. M. EL REY, AL LLEGAR AL CLUB NÁUTICO, SALUDANDO AL PRESIDENTE Y AL VICEPRESIDENTE DE LA ARISTOCRÁTICA SOCIEDAD DEPORTIVA GU 1 PUZCOANA Fot. Frederic DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C N SUIZA E VIAJE Apenas arranca el tren mira rnos qué gente se ha instalado en el mismo vagón que nosotros; gesto de contrariedad si está lleno; plácida sonrisa si le yernos casi desocupado, como en esta ocasión. En efecto... Iylevo por compañero de viaje un solo viajero, un señor gordo, reluciente, rubicundo... Parece un salchichero 3 e Francfort... También él ha paseado sus miradas por el coche, y muy complacido al verle vacío, me ha mirado y ha sonreído. Yo me echo á adivinar cuál será la nacionalidad de mi vecino... Y me parece alemán... Esa sonrisa que rne ha. dirigido promete una larga conversación, y en viaje no hay nadie tan comunicativo como un alemán. Un inglés no dice una palabra... Saca del bolsillo un par de volúmenes de la Briihis Collection y se pasa la noche leyendo... Un francés fuma cigarrillos... Un español, cuando no hay viajeras lindas, se considera defraudado... y duerme soñando con aventuras de amor maravillosas... Este hombre gordo que tengo por vecino es charlatán y no hace más que buscar el pretexto para entrar en conversación... Se ha quitado el sombrero, ha sacado una gorra de viaje, después ha abierto la maleta y ha desenvuelto un lio con unas zapatillas... Se quita las botas... Este detalle es definitivo. ¡Es alemán! Oor iin ha roto á hablar para preguntarme si sé algo del Zepelhn, el nuevo dirigible alemán, que ha logrado atraer las miradas de todas las cancillerías, y me dice que el único objeto de su viaje es ver la nueva máquina maravillosa que va á contribuir á hacer del Ejército alemán el más poderoso del mundo Mi hombre se entusiasma hablando del Zepellin, me cuenta la historia del constructor- -un larguísimo calvario, -sus apuros pecuniarios, la tacañería con que el Gobierno prusiano subvencionó al autor del proyecto... Pero ahora ya será otra cosa, porque se acaba de constituir una Sociedad en Berlín que va á reunir los capitales necesarios para construir nuevos Zepellines, más Zepellines, muchísimos Zepellinet. -Es preciso- -dice- -que tengamos Zepellines bastantes para poder llevar por los aires, en una noche, 350.000 hombres á las costas de Inglaterra. -Y á mí también me parece que para obtener este resultado hacen falta muchos- -El Emperador- -sigue diciendo mi vecino- -no podía subvencionar al constructoí por la sencilla razón de que el Kaiser es uno de los Monarcas más pobres de Europa. Ya ve usted... ahora mismo se trata de aumentarle la lista civil, y el Gobierno ha presentado un proyecto al Reichstag pidiendo que en vez de 14. millones le dé el Estado 2 a... Y aunque el país anda bastante mal de dinero, se acordará el aumento, porque es justo. El Kaiser es hombre que no ERNESTO MARTÍNEZ MONT 1 LLA PROCESADO POR BIGAMIA Fot. Alba.