Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Calzado suela cáñamo para caballero, señora y nmos, a 8 ptas. l i q u i d a m o s á bajo precio todo el calzado para la presente estación. Botas lona para señora, desde 3 pesetas. EL VERANEO BBVOCOS I más baratos que nadie AREAAL, 7, papeles pintados PRUÉBENSE L S C O O A E O H C LTS DE LOS Tremenda liquidación de calzado, HORTALEZft, 72. G ran liquidación sombreros señora; no comprar sin ver precios. M. Valdeiglesias, í. RR. PP. BENEDICTINOS ÚNICO DEPOSITO EN MADRID veraneo saiiumüie en la Sierra. Colonia del Doctor Rubio GRAN FOHDA- SESTATJEAHT con servicio esmerado, á 8 ptas. hospedaje comple o. Hay frondoso y abundante arbolado, casino, teatro, Gapilla, correo, teléfono y telégrafo en el Estableeimiento. Coche directo á la Colonia en la estación de Villall a, á la llegada de los trenes que salen de Madrid á las 9,15 de la mañana y 6,25 de la tarde. Dirigirse por correo al Administrador de la o bnia en G u a d a r r a m a ó en Madrid, c a l l o d e A t o c h a n ú m 34. Maderas industriales Toledo, 148. TIf. e 1.578 MADERAS DE TODAS CLASES LHARDY, Carrera de San Jerónimo, 6 ÚNICOS DBPOSITAEIOS EN BUENOS AIEIS Sres. GARCÍA HERMANOS Y CARBALLO Almacén de EL 1 MPARC 1 AI. Victoria, 1.001 PARTICULAR Y muy de SanJTnan de Dios. Da 3 á 6 tarde, Atocha, 28, entrada por Cañizares, 1, pral. dereeha. Deprovincias por earta Aompro todos los- muebles y Venseres de easa, Ayala, 9, eb. a CONSULTA reservada en easa del médieo- director de la Consulta AGENCIA DE PUBL CIDAD DE EMILIO CORTEA Jacomeirezo, 50, HONORIO RODRÍGUEZ Y C. a Q Fca b o r d í d o s nOHalcZa) S) para muebles. U Se alquilan y venden. Se contrata el espectáculo completo eon aparato, películas y operador. Para poblaciones donde no haya electricidad se dispone de maquinaria portátil para producirla. Exhibiciones al airelibre para ferias- y veladas. Ticen, t e M o r e n s A s e n s i o calle García Vinuesa, 26, Sevilla. Cinematógrafos- Películas Cortinas, Tapetes, Reposteros. Trajesbaño parasra. yc. 0 Estudios, 2, y Mayor, 63, ent. o Compañy. Fot. Fuenearral, 29 Este Casa se encarga de la publicación de Noticias, Reclamos, Comunicaciones, etc. Esquelas de defunción y de aniversario. Combinaciones con todos los periódicos de Madrid, Provincias y Extranjero, RÁPIDAS PROPAGANDAS Pídanse tarifas. -HáDBIO- BUENOS AIRES Brasil. Montevideo, viajes económs. vapores correos franceses. Salidas Gibraltar, 3,13 y 24 Relatores, 8, pl. Sá 5 tde. I 1 agua medicina por excelencia ¡Los señores médicos la prefieren todas. Únicos repte ¡ients. en España, G. a Gl Aguas Ms. Reina, 21. T. í T U T t? H d Q encargo de comprar para provineias, X Ci W JJ IVl U O restos de papelería, objetos de eseritorio y otros artículos. -CARRETAS, 5, principal. B uen p i a n o ocasión. Puerta del Stl, 6, 3.o izquierda. jas que tiene la renta al por menor de los gtfneros de invierao en 1 almacén da paStos, calle I de Preciados, 14, esquina á la de Galdo. Hora üe 9 á 13 mañana y de 4 si 8 de la taitl VENTAaprovechándose de las ventaJUDICIAL t igue el público Se necesita profesora de 1. a, Lista Correos, cédula 16.286. í e necesita una buena doncevlla para acompañar srta. artista. Jacometrezo, 50, pral. t) cedo bonito gabte. económ. o ¿Razón, Reyes, 19, panadería LECCIONES DE JOTA FOLLETÍN DE A B C LA S E Ñ O R I T A DE LOS CIEN MILLONES CONTINUACIÓ Para salvar á u padre de la ruina y tal vez de la muerte- j 8lo siguió Alian imperturbable y enérgico, -el conde Enrique pidió la maao de Sidonia, mano que se cotizaba en cien millones jíe francos. Mi sobrina, que amaba á Enrique, desapareció, enloquecida por el desengaño, y entonces advirtió el conde que estaba enamorado de ella, que no podía vivir sin ella. El barón, ese canalla, con permiso de usted, utilizó entonces al nuevo secretario del marqués para arreglar él asunto. Este secretario era un desdichado, un hambriento, un miserable, que se había dedicado á falsificar papeletas del Monte de Piedad nasta el día en que Enrique de Eermor tuvo la desgracia de encontrarle. ¿Es cierto todo esto? Delrue permaneció mudo. -Entonces, ese sirviente de Bressieu concibió una serie de ideas que no tuvieron resultado satisfactorio para todos los que se mezclaron en su realización, pero que le permitieron recuperar el documento falsificado y abrir una cueva de ladrones dorada frente á la Bolsa. Enrique de Kermor supo que sn adorada Juana había sido amante de su protegido y de otros; le enseñaron una carta, digna de la más pervertida de las mujeres, y, por último, le llevaron á la casa de una seudo- modista, donde se había fraguado la más innoble de las emboscadas á la inocente Juana. I a Policía, ó, mejor dicho, la Providencia intervino, y parte de aquella gentuza fue á la cárcel. -Yo no tengo nada que ver en todo eso- -insinuó Delrue. Pues Collin- Mégret ha reconocido la letra de usted en eierta dentmeia anónima, y pide por el perjuicio que con ella le ha cau sado usted ico. oooírancos. Me ha encargado de participárselo á usted. Mad. Victoria solo exige 20.000; pero lo cierto es que sólo les debe usted 9.000, porque yo les he dado 1.000 á cuenta esta misma mañana. -No sé dónde qmere usted venir á parar. -4 la prueba positiva; á la prueba, que debe usteü escribir de su puso y letra. No hay tiempo que perder, y ya he gastado demasiada Í a iva: en este asunto hablando con Pedro, y Pablo, y Francisco, y Santiago... Santiago, el mozo de cuerda, el de los 20 francos, ¿recuerda usted? y la portera de Juan, ¿la conoce usted? -No conozco á nadie, ni sé masque una cosa- in- no comprendo nada y que no escribiré ni una letra. Alian se encogió de hombros. -Amigo mío- -repuso, -cuando se mete uno en un 1 paso, hay que salir de él. Le ofrezco á usted los medios de lograrlo. Usted escribe y yo pago. Es preferible que reconozca usted su error y que diga la verdad en una carta á Kermor, que le perdonará, como yo le perdono; á menos que preñera usted que él le rompa la crisma en cuanto llegue. No haremos responsable de la abortada maquinación más que á Bressieu... Usted no puede perder nada si acepta. Reflexione usted. Si doy el dinero á los Coliin- Mégret, no tendrán dificultad en denanciarle á usted. En caso aecesdrio estoy dispuesto á pagar la bancarrota de I ocquerel, aunque es á usted á quien ellos exigen que pague. Para llegar á esta situación vale más ser honrado, créame usted. No necesito afirmar que está en mi mano la ruina ó la muerte de usted No es eso? Al expresarse así, Alian sacó un revólver del bolsillo. ¿Qué diría usted ahora- -continuó- -si yo le metiera dos balas en el cráneo por haber calumniado, vilipendiado é intentado deshonrar á mi sobrina con acciones, palabras y documentos falsos? ¿No cree usted que aunque le matara me absolvería un Jurado de hombres honrados? Terminemos. Son las once. ¿Qué decide usted?