Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 11 DE JULIO PE 1908. EDICIÓN i. PAG. ayer ea el Congreso se han deshecho lasiscertidjtmbres qtte reinaban en el campo de la política, se considera cosa descontada el planteamiento de la crisis á plazo fijo, y Su Majestad podrá. realizar sa natural y legíttBff deseo de pasar el día del cumpleaños de la Reina Cristina al lado de su augusta madre. El viaje del Rey es brevísimo, pues pasado mañana por la mañana regresará aquí y podrá asistir al almuerzo qtte en su honor tiene preparado la brillante oficialidad del batallón de Cazadores ¿e Barbastnx Hoy salió D. Alfonso de Palacio á eso de las once, y en compañía del general Miíáns del Bosch se dirigió á las Reales Caballerizas, donde hizo entrega por sus propias manos de la medalla de Isabel la Católica qne le ha sido concedida con motivo del iiac; miento d e 1 ¡Infante al ehcutffetir Antoain Courtinat Luego regresó á Palacio Su Majestad, entrando por ia parte de los jardines, é invitó á almorzar at capitán de Ingenieros, ayudante honorario suyo, Sr. Kmdelán, que había llegado para darle las gracias por la cruz del Mérito Militar pensionada que le acaba de ser concedida. Dieron los Reyes por la tarde QH baea pasea en automóvil, llegando hasta Torre Caballero, y, á las siete y treinta y cinco en punto volvió á salir E Alfonso coa el general Echagüe, y pilotando ei 45- 60 caballos recientemente adquirido, marchó á ViHalba para toarse el sudexpreso que le había d conducir á Saa Sebastian. A despedir al Rey, que vestía el uniforme de yatchman socio del Real Club de Regatas, acudieron ai patio de Palacio los jefes señores marqueses de la Torrecilla y de Vianaj el duque de Santo Mauro, los ayudantes de S. M. Míláas del Bosch, condes del Grove y de Aybar y coronel Elorrraga; oficiales mayores de Alabarderos Sres. Paño, Planas, Montero y Liñáa; el coade del Puerto el secretario del Rey, señor Torre; el administrador del Real Patrimonio, Sr. Cabrera; el coronel det primer tercio de la Guardia civíi, una comisión del batallón de Cazadores de Barbastro compuesta del teniente coronel Sr. Jiménez Pajarero, comandante Almela y capitán Cusillas; los Sres. Zarco del Valle, Palomino, el jefe de Estado Mayor, Sr. Queipo del Llano; el doctor Ledesina; el eao- allerizo mayor, Sr. Seoane; el marqués de Fuentesanta y los capitanes ayudantes Sres. Liniers y Kindelán. Mañana se prepara tur certamen, de tiro entre los soldados del Real Cuerpo de Alabarderos. El premio consiste ea an valioso reloj de oro, y son machas las personas que se proponen presenciar el certamen, porque aquí, como ya es sabido, las diversiones escasean, y es preciso aprovechar cualquier ocasión para esparcir un poco el ánimo. ALFONSO R. SANTA MARI K tranquilamente los féHees mortales jtie tienen un duro. Hay ría Kbre; el disco está abierto. En ambas Cámaras iiubo júbilo íeieí, criptible. Con eso áe las próximas vacaci nes están los padres de la patria como cMi cuelos con zapatos nuevos. La patria, agradecida, les dirá que se vayan benditos áe Dios á veranear. Y es probable que añada que sí no quieren volver también será inmensa su gratitud. Por lo demás el día se deslizó trasquilo En crímenes y desgracias no habo qne berrochar mucho papel y mucha tinta, y eso que de un solo suceso hay que apuntar 40 defunciones por enveaenainiento, y no por tomar leche ó cualquiera de los prodxctoe químicamente impuros que se expenden ea la villa merced á la roniaculatfa beaev lencía de nuestras autoridades. Una domé, tica, despedida por sus amos, se sintió L crecía Borgia con la raza gallinácea, y en venenó á 40 aves de corral, ni una menos, 3 se quedó tan satisfecha. Por la nache, debut de la opereta italiana en Pnce. El Ideal Poiístilo ha vuelto á cerrarse. Sou machos los teatritos de verano para un verano que todavía no ha hecho acto de oresencia. ¡ac ana. nota de señorial belleza solicite vuestra mirada. Se ve que allí el elemento importante, el único que justifica la presencia de una considerable colonia veraniega en Brighton, es el mar, que las familias van á tomar los baños sin proponerse ninguna frivolidad ajena á la higiene. Sobre el muelle, que es áe cemento, ía gente, vestida coa tfea modestia y esa elegancia que se encuentran amenwta reunidas en la tuale inglesa, f asea y se divierte con campechano humor; los niños travesean graciosamente, perseguidos por sus padres, que no ven ea ello nada de ridículo, y los pescadores alternan con los grupos mejor trajeados sin extrañeza ni protesta de nadie. El espíritu democrático está aquí tan desleído en las costumbres, que las mismas barcas pesqueras huellan las aguas en que se bañan la dama y el caballero. No repararéis, como ocurre en Ostende y Biarritz, en la separación de ciases, -impuesta por los elegantes. En la misma playa en que se divierten los ricos están varadas las lanchas aguardando la hora de la pleamar para internarse en el Océano. Los aparejos y las ropas de ía marinería, tendidos sobre la arena y colgados sobre el pretil del muelle, á nadie estorban y á nadie molestan. t Tampoco esperéis el pintoresco espectáculo de la coquetería exhibicionista que tanto ameniza nuestra existencia en las playas francesas. Como Scheveningem es una playa para familias, en la cual uada- osadamente deshonesto distrae la atención masculina, después de bañaros lo mejor es que deis un paseo por el West Pier, recio y dilatado brazo de hierro que entra en el mar y que viene á ser como un iuent ¿de un solo estribo. Al extremo de ese espigón hay ua quiosco en el que se sitúa todas las tardes una banda de música, coa un programe raoy modesto por cierto, y ua poquito más acá se os brinda coa cerveza y otros refrescos, servidos ea una galería acristalada, qtre antes qne bar parece atalaya para otear el horizonte en días de viento, En la ciudad podéis frecuentar el casino; pero como no se juega en él, los extranjeros apenas le visitan. Antes de ausentaros sería imperdonable el omitir un paseo ó excursión al Acuariutn, que es, después del de Ñápales, el mejor de Europa. No hay vaciedad zoológica del mar que no tenga crecida representación en las celdas del Acuaríuru. Sobre todo, el número de. cetáceos, cefalópodos y bivalvos de la cole cción es interesantísima y hace pensar en la tremenda injusticia en que incurrimos los escritores comparándonos: con los pescados. Es una f rir- le difamarlos... CRÓMICA POLÍTICA A t AS SOBRE LA SITUACIÓN Viewtesfde calma soplaa después de los tempestuosos de los pasados días. Hasta se ha rectificado el ratiemio de una crisis ea la que todo eí mando creyó, porque era muy verosíonl, despuás de ías jornadas parlamentarias de viernes y del sábado. Los elementos ministeriales y hasta lot propios nimistros niegan la crisis. Sea. Por nuestra parte, hemos de decir que sí alguna vez habría estado justificada aquélla, era ahora, cuando la tremenda equivocado de un ministro, el de Hacienda, es taa palpable. Y conste que no sentimos la menor prevención hacia el Sr. Sánchez Bustillo. La inestabilidad de los Gobiernos es una de los- males de la política que más daio hacen en España y que coa más frecuencia padecemos. Ahora tnismo. y con motivo de los ultimes, rumores de crisis, se ha hablado co o de la cosa más natural, y sin la rectificados ó protesta de nadie, del cambio de cartera, del Sr. González Besada, suponiéndose pie dejaría la cartera de Fomento para desempeñar la de Hacienda. Ministro de este ramo ha sido ya, y en ese ministerio, como en los demás que desempeñó, ha demostraMANUEL BUENO. do su suficiencia, su laboriosidad, su inteligencia. Por lo mismo que tan unánimemente se CRÓNICA TELEFÓNICA reconocen y se aplauden sus felices iniciativas al frente de Fomento, uno de los más importantes ministerios, ¿por qué había de pasar á Hacienda si el tiempo de preparaSeguimos en plena primavera, digan lo ción, el espacio necesario para hacerse ar que quieran los almanaques, acredita- go de los asuntos, podía emplearle eficaz E NUESTRO ENVTADO ESPECIAL dos siempre de trapalones, pero en la oca- mente en el departamento que va doniini SAN ILDEFONSO, 2O, ION, sión presente mucho mas. El tiempo fue plenamente? p o r ai -o terminaba yo ayer mis impresio- ayer durante el día francamente delicioso; Y es que esa es la práctica viciosa que nes sobre los viajes regios en proyecto por la noche, demasiado fresco. Puede que viene siguiéndose. Cuando un ministro emdiciendo que el tiempo sobie todo. Conside- ahora v elvan las noches calurosas, porque pieza á conocer concienzudamente su mirábase i ue el temporal reinante en el Can- la llamada Exposición de Industrias ha sus- nisterio y emprende la labor que juzga aetábrico no cedería en dos ó tres días, y de- pendida sus espectáculos nocturnos, y es ya cesario, surge una crisis, viene otro miuir cidió ¿Kspender la marcha de D. Alfonso á sabido que en cuanto se anuncia función tro, y vuelta á empezar. la capital de Cuipüzeoa. En tal sentido se nocturna en el Parque tesemos fresco seAgregúese á esto la facilidad con que aquí dictaron las órdenes oportunas telegrafían- guro. Eso ocurrió el verano pasado, y en el se hace uu reparto de carteras sin aten ¿era presente lleva trazas de ocurrir lo mismo. dose para que regresasen los elementos de otra razón que al capricho político. XxtspPalacio que habían salido con dirección á la La paz. ha vuelto á reinar en Varsovia. El ción hecha de las carteras de Gracia y Juscitarla ciudad; pero el tiempo ha mejorado ministro de Hacienda se encaramó de pon- ticia y de Guerra, que hasta ahora h; m sid en San Sebastián; de ello se recibieron no- tifical en la tribuna del Congraso y pronun- adjudicadas á abogados la primera y á saiticias esta mañana en Palacio, y eí Rey de- ció la consabida frase: circulen Los que litares la segunda, ías demás sa han dado á han de circular soa los duros mal llamados personas designadas por el Prasideate, tn ei 4i ó volver áau primitiva resolución, demás, como desde la sesión de ante- sevillanos. Se acabó el conflicto. Respiren riesen acreditada ó no sa tomputsama a LOS REYES EN LA GRANJA MADRID AL DÍA