Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mente á las lindas francesítasy qa ¿a perdonan medio de conseguir el nuevo encanto. CRÓNICA DE LA MODA Por miradas de amor nacidas en claros y verdes ojos suspiran y mueren, machos JULIO 20, 9o8 donceles apuestos... y millonarios. No es, p n esta época del año se celebran muchas pues, de extrañar que, las jóvenes hagan lo bodas porque hay que convenir en que posible y lo imposible por poseer tal atracresulta muy dulce y atractivo el emprender tivo. el viaje veraniego en la agradable compaUna poética leyenda que corre de boca ñía del sei amado. en boca ha sido la causa de que se pongan Con tal motivo, en ios talleres modistiles en moda los ojos verdes, que al presente se ven machísimas toilettes de desposada, trastornan en París tantas cabeeitas femeque, según ordena la Moda, deben ser muy ninas y masculinas; mas como esta crónica sencillas, ostentando sólo su riqueza en el se v a haciendo demasiado extensa, dejo tejido, dejando para los adornos una abso- para la próxima el tratar este asunto con mayor amplitud. luta sobriedad. VIZCONDESA B. DE NEU 1 LLY El pasado invierno se han confeccionado muchos vestidos nupciales de terciopelo blanco, absolutamente lisos. Para la época calurosa se da la preferen- CONSEJOS cia á la seda Liberty, y como hechura, á la A LAS DAMAS llamada princesa. Cuando es así, para romper la monotonía del conjunto, conviene ¡u- p a i a los que habitamos en las ciudades brir la parte superior del corpino con tul de constituye una imperiosa necesidad el cambio de aires, el salir al campo. Cuando seda. También se han hecho no pocos vestidos llega un día de fiesta, un poco apacible qae de forma peplo, que lleva un cerco de flores el tiempo se presente, acude gran núniero de azahar y un ramo de estas inismae flores de personas á las estaciones de ferrocarril, y los trenes repletos de pasajeros van llenan n la cintura. Detalle principalísimo en dichos casos es do de visitantes los pueblos inmediatos á la el peinado. Aun queda un resto de costum- capital. El automóvil facilita mucho esta natural bre de ef eetuar un primoroso peinado el día de la boda, lo que da por resultado una tendencia de los puebleros para cuantos desarmonización entre el traje y la persona. pueden permitirse ese gasta. Es gratísima IvOS cabellos deben peinarse sencillamente, ttaa expe dició, n recorriendo en. una jornada y desde luego, de la misma manera que 200 kilómetros á razón de 40 por hora, es se tenga por costumbre, á fin de que la des- decir, sin caer en la locura de la fiebre de la posada no parezca una persona distinta de velocidad y viajando en carruaje desculos días anteriores y de los siguientes, y bierto, que permite aspirar á pleno palman también porque se varía de tocado es me- el aire puro de los campos. Esta aplicación del automóvil es altamennester que transcurran varios días antes de que el peinado encuadre con perfección el te higiénica para los que sufren la fatiga mental y para todos aquellos qae, aun harostro sin alterarle. Muchas damas se adornan con mirtos, á llándose en un estado normal, desde el punestilo de las damas romanas; otras prefieren to de vista médico, necesitan acordar algún la aristocrática camelia blanca; no pocas son descanso á su actividad, y para los anépartidarias de la flor de lis; algunas esco- micos. Desde este punto de vista, es principahnetgen jacintos blancos; pero justo es consignar que la flor de azahar se lleva la mayo- te el ejercicio automovilista de tina imporría de los votos cuando de toilettes nupciales tancia colosal, y un médico francés, Mr. Mon neyrot, ha hecho interesantes ensayos al se trata. Deja de ser único el velo de tul liso, y le respecto, comunicándolos á la Academia de Ciencias. El rápido desplazamiento del aire hace digna competencia el de encaje, pren- producé, en efecto, grandes- beneficios á la dido á estilo judío, y en- muchos casos se salud y á la nutrición. Estudiando dos sulleva velo doble: uno de tul envolviendo la jetos anémicos durante un viaje de diez figura, y el otro de encaje. días y examinando y dosificando s sangre, constató que individuos, cuyos e l abanico, amigo predilecto de ios días los, al tiempoesosemprender el viaje, glóbude estivales, es una prenda que, si peque- sara de 4.3000.000 en uno y 4.500.000 no paen el ña en sí, es importante por lo que pueda al- otro, al terminar la expedición había ganaterar el conjunto femenino, puesto que, si do cada uno un millón de glóbulos rojos. manejado con gracejo aumenta el encanto ferruginosos, los femenil, cuando se menea torpemente da un Los mejores hubieran producidotónicos más eficaces, no un resultaaspecto pesado y feo. los resultaSe ha dicho repetidas veces, aunque no do parecido á éste. Véase, pues, estado anéen respondo de la veracidad de la noticia, que dos obtenidosqueun alarmante un viaje en haber hecho algunas damas extranjeras envidian la gra- mico sin más cia que tienen las españolas para mover el automóvil. este efecto tanto por la más inSe abanico. No creo que esto sea cierto, pues tensaexplica ventilación del aparato respiratorio puedo asegurar que muchas francesitas son como por la modificación de la excitabilidad maestras en su manejo; pero sí debe ser un nerviosa. Además, detalle muy importante el del abanico, cuan- pendientemente deel aire del campo, indelos principios activos do, según leo, en Londres se estableció á que vez algwn principios del siglo xix una academia para otro se le reconocen, encierra tal sueño por desconocido, que que las jóvenes distinguidas se perfecciona- detención nerviosa. provoca el sen en el manejo del abanico. Aunque así sea, basta la aereación pulmonar más activa con un aire más saturado c e han puesto de moda los ojos verdes. Bi de oxígeno para explicar estas raras meta eolor, que semeja á una esmeralda de morfosis de la nutrición. tonos claros y límpidos, apasiona grandePara que los efectos sanitarios del auto- movilismo sean más perfectos es necesario qae el reposo sea completo durante el viaje, es decir, que el enfermo esté dispensado de la dirección y manejo del vehículo. Otras enfermedades también pueden ser beneficiadas con esa ducha de aire. Como su acción rápida sobre la piel produce una sensación de frescura debida á la vasoconstracció y se determina una vasodilataeióii al detenerse el coche, los asmáticos y los enfreumatosps, y principalmente los que sufren de afecciones nerviosas, deben, en cuanto les sea posible, utilizar las ventajas higiénicas da este medio euratiyo, siempre que la velocidad excesiva no eavaelva al cuerpo en nubes de tierra, que pueden ocasionar temibles trastornos. I, a mejor medicina puede convertirse en un veneno. j Btiesta seceUn. se contestará á tai comalias que nuestras lectoras gusten dirigirnos, siempre que la pregunta venga acompañada de STE TE CUPO 3 VESCQl llEljmy 0 S, SEX REÍ. AL j, de los que se publican diariamente en tas páginas de anuncios de A B C Xas constatas habrán de firmarse coa un seudónimo ó can iniciales. Las que se- firmen con nombres, ó apellidos, se contestarán son la inicial de tai mismos. Za Dirección se reserva et derecha de na contestar á determinadas consultas ave exija gran exte. ion en la respuesta. Pirran. -Parta un limón por ta mitad y frote muy bien con él la mancha. Polvos Leyer. Me alegrare que surtan bifen afecta los consejos del Hada lina andaluza. -A las cuatro primeras preguntas no pueda contestar porque. lo ignoro. í. a No es efecto de producto. 6 Miga de rían majada en vinagre. Es usted muy amable. Ifn prvffatón. -Verá usted, gafante amigo, aunque le paxezca á usted una enormidad, le asegura que es- preferible un hombre malo á un hombre débil; el malo sólo tiene su propia el débil tiene la maldad de todos los que le rodean y dominan. Dios nos libre de una voluntadítanda, en la que toda presión deje huella Milagro, milagro. -No estoy conforme con su apreciación; no tiene nada de milagroso Sí, señor; existe un sexto szafida... Ttdcerse cargo... ¡Si usted supiera qué útil es! Creo no equivocarme si le afirmo que fa redondilla Dichas que yo merecí zn pago de amor sincero, por tan obscuro sendero ¡qué tristes llegáis á mil es de Ayala. De uniforme, Si; es el traje de etiqueta. 5i las ganó en buena lid, ¿por qué no las ha de llevar? Quedo m y reconocida á sus galantes frases. Papillón. -Jabón y piedra pómez. Masaje. Tina admiradora de la S... -Gracias; es. usted muy amable. SJ es- tal como le pinta, no dude y diga que sí. Con leerte Conde, De piqué blanco con chaquet. Sombrero o blsuico ó rojo. No hay de qué. i. de Enero. -Et jabón neutra centrifugado Sa corregirá lo que la ocurre en el cutís, y mucho más sí se da después polvos Angelina, que son muy higiénicos porque carecen de bismuto. Ambas cosas fas hallará en la perfumería Varonat. Fuencarral, 3o. No tiene usted nada que agradecerme. Ojos azules y negros. -Macho me complace el dulce título de amiga que me da. i. No; déjela usted de na soie color. 2. a Recogidos, más. 3. Según para Fo que la quiera usted destinar. 4. Me parece muy bien. ocurre al variable y mariposa amigo rondeño. 1 a ¡Ay, Dios míol Dado el genio voluble de usted, el de la Dulcinea, los añitos de espera y la amistad de las familias... no la diga usted nada, porque seguramente lo vais á pasar msey mal. No eitá usted aún en sazón para echar llaves y cerrojos al corazón, después de haber entrado ana ¡nquilina 2 Como color, el preferido es el blanco; tela, piqué, lienzo de hilo ó batista; forma, chacfiet; adornos, bordados. Es usted un almacén al por mayor de galanterías. Se agradece. Con efecto; mis iniciales son esas. Ya ve asted que cuando es verdad lo confieso. JV O. -Hambre! Pues NO. Usted aiistfio ais dio respursta. Vn tándem toco por una rondeña. -Veamos qué se le