Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A É C. LUNES 20 DE JULIO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 4. tendido el concepto inglés, lo demuestra el haber creado en Abril de 1907 el Consejo de laDefensa nacional, siguiendo el ejemplo de Baliour en Inglaterra y de Cleinenceau en Francia. Que á nuestros generales no les cabe en la cabeza que en el Ejéreito mande y disponga un paisano en lo que atañe á las grandes líneas estratégicas, ó sea de organización; que ni entienden ni pueden entender el concepto inglés, aunque alguno quizá traduzca la letra, lo prueba que el Consejo de la Defensa nacional no funcione con Maura ni funcionará con ninguno de sus sucesores, pues no habrá ministro de ía Guerra que crea compatible con su prestigio y popularidad resignarse á ser un simple vocal en una corporación en que se decida de la organización militar. Lo español, lo que nos llevó al desastre del 98, es que lo militar es un cantón (dos cantones, uno de secano y otro hidráulico) mejor dicho, una iglesia cerrada, en la que no pueden entrar los profanos. Y como Moret sabe lo que piensan sus futuros ministros de la Guerra y lo que harán, á mí, y no á ellos, envía sus recortes de la Prensa inglesa. Yo, al menos, los entiendo, los agradezco yftrato ¿e difundirlos. JENARO AL S días, para asistir á una junta benéfica, la marquesa de Squilache. La ilustre dama permanecerá aún durante un mes en este Real Sitio. Después marchará á San Sebastián, como de costumbre, y en Octubre irá á Zaragoza á visitar á la Virgen del Pilar. Bn cuanto al viaje regio, ha sufrido una modificación, en vista de que continúa el temporal en el Cantábrico, y también, no es aventurado suponerlo, por no alejarse el Rey de la corte mientras no se despeje la situación política, que á fines de semana espera todo el mundo que se resuelva. Dícese ahora que hasta el 28, en vez del 26, no marchará D. Alfonso á la capital de Guipúzcoa, y que entonces es ya muy probable que vaya en cornp añía de la Reina doña Victoria y de sus augustos hijos. Sin embargo, el termómetro y el barómetro pueden aún hacer variar todos estos; plan SI tiempo sobre tod LFONSO R. SAN 1 A M CRÓNICA POLÍTICA 1 A S 1 TUACJON Oficialmente se n e g ó ayer la existencia de la crisis. No creímos que surgiese ayer mismo ó que se plantease ayer. Tampoco es de esperar que, de haberla, se resuelva hasta que se cierren las Cortes. Provocar- un nuevo debate político en las Cámaras para explicar aquélla sería buscar adrede un nuevo medio de perder el tiempo. Es más lógico suponer que ha de procurarse terminar en pocos días la discusión de la parte municipal del proyecto de Administración, para llevar después la nave al calafateo. Esto, además de más lógico, será lo más prácti o, suponiendo que no se cumplan los augurios que circularon ayer, según los cuales no han capitulado los obstrucaionistas y se proponen proseguir su campaña como si nada hubiese ocurrido. Casi es de desear que así suceda, porque la obstrucción en este caso no sería ya contra un determinado proyecto de ley, sino contra el veraneo. Hasta aquí su labor favorecía grandemente á los que prefieren, veranear á legislar; desde ahora, si la obstrucción persiste, resultará encaminada á dificultar la suspensión de las sesiones. Claro es que el sistema parlamentario seguirá padeciendo; pero ello servirá á la vez de aviso á los gobernantes de hoy como á los de mañana. Acabarán de percatarse que siete diputados, hoy izquierdistas, mañana derechistas, pueden esterilizar la vida parlamentaria y diñeultar la marcha de todo Gobierno. A menos que se llegue á lo que indirectamente andan buscando los obstruccionistas: á una obstrucción reglamentaria, de la que los Gobiernos y las mayorías puedan valerse para anular torpes y sistemáticas maniobras de apasionada oposición. CRÓNICA TELEFÓNICA LOS REYES EN LA GRANJA JE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL AN ILDEFONSO, 1 9 9 f. de la carretera de Aragón y en el Instituto de Caramanchel. Las dos corridas resulta ron medianas, y para mayor atractivo, fresca? eomo r n gazpacho. En la primera de las citadas hubo hule de firme: tres cogidas nada más. Bn la segunda se corrieron Salas, y el público hubiese agradecido que hubieran sido Salas á la moderna, esto es, con calefacción. A falta de ese confort, el respetable se divirtió con la presidencia, con la música, cor. todo, menos con la fiesta. En ambas plazas creyó el público ver toreros sevillanos: algunos, de nacimiento; otros, de acuñación. La nota triste fue ía horrible desgracia ocurrida á primera hora de la noehe en la calle de Alcalá. Un viajero impaciente quiso apearse de un tranvía en marcha y pagó con la vida su imprudencia quedando destrozado bajo las ruedas de la jardinera que remolcaba el eoche motor. Claro es, y raiga la fuerza de la lógica en provecho de la pre tensión, que si la jardinera hubiera estado enganchada á otro coche en alguna de las líneas por donde, ¡ay! no circulan más que coches cerrados, pudiendo circular abiertos, la desgracia no habría sucedido. La política descansó veinticuatro horas. Los Centros políticos estuvieron como debían estar todos los días del año, desiertos, y la gente no se preocupó ni de la crisis, que sigue en puerta, según los barómetros y digan lo que quieran los termómetros. Y nada más. Por la noche, reprüe de los extraordinariamente aplaudidos gabanes de entretiempo. ara los que residimos en este Real Sitio, de ordinario tan tranquilo, los domingos son días verdaderamente extraordinarios por la animación que en el paseo de la Alameda se observa desde por la mañana, animación que va aumentando durante el día con la llegada de los excursionistas que traen los trenes de recreo, y que alcanza su período álgido al anochecer en la puerta de Segovia, donde se organizan bailes populares. La vida en Palacio se hizo hoy como de costumbre, pero con la novedad, satisfactoria en grado sumo, porque revela el estado desalud de la Reina doña Victoria, de que la augusta dama se sentase á comer por rez primera en el comedor después del nacimiento del Infante. Al almuerzo concurrió también el duque de San Pedro, que había llegado en automóvil y á quien invitó el Rey. SS. MM. habían oído misa en el oratorio particular, y después pasearon por los jardines. Por la tarde dieron su habitual paseo en automóvil. La banda del batallón de Cazadores de Barbastro amenizó durante una buena parte de la tarde el paseo de la Alameda, y á pesar de lo desapacible del día, la afición á la música hizo que se reuniese una numerosa concurrencia en el paseo citado. Bien es verdad que la colonia va aumentando. Entre otras familias recién llegadas, figuran la de los duques de Zaragoza, don Miguel Echegatay, Cadenas Ronré, D. Vicente Pérez y el artista Sr. Comba. Como excutsionistas en automóvil han venido hoy el doctor Higlands con su distinguida familia y el ministro de Marina, El Sr. Ferrándiz, con quien tuve el gusto de conversar un breve rato, negó, como es natural, de una manera rotunda, que hubiese crisis, ni siquiera motivo para plastearla, y añadió que el Gobierno del Sr. Maura estaba tan firme ahora como el día mismo en ue juró, y que la sesión de ayer en el Congreso evidenciaba de manera patente las corrientes de armonía entre minorías y mayoría. A Madrid ha marchado por un par de P INFORMACIÓN POLÍTICA EL DÍA DE AYER MADRID AL DÍA j a nota saliente de la jornada de ayer fue el fresco. Si ustedes quieren, que sí querrán, el frío, porque desde media tarde en adelante el céfiro blando supo á algo así como brisa sevillana, ya que no hay quien quite á los discos ilegítimos la ciudadanía de Sevilla. Decididamente, señores veraneantes, para veranear, Madrid y sus arrabales; porque donde se veranea debieron estar dando ayer diente con diente, y eso no es veranear. Es fastidiar. La gente paseó. Casi buscó el sol. Lo que es seguro es que esquivó el habérselas con el viento, que así como se metió con el arbolado, desgajand ramas, se hubiera metido con la gente si le dejan. Hubo corrida de toros en la Universidad urante el día de ayer prosiguió la agita J ción política iniciada el sábado, aunque, naturalmente, fue menos violenta gracias á la festividad! del día, dedicado por bastante gente al reposo y á los tranquilos goces del hogar. En lo que á la situación política en general se refiere, nada se puede agregar. Estamos en un compás de espera. Claro es que los ministros, cumpliendo Con su deber, niegan que exista la crisis ni asomos de ella; pero los síntomas todos coinciden en aconsejar que se espere á que se cierren las Cortes. Entonces se hará la modificación ministerial. El Sr. Moret recibió ayer numerosas visitas de senadores y depurados liberales, que le felicitaron por el resultado de la jornada parlamentaria. El jefe del partido liberal se mostraba complacido de la forma en que se ha solucionado el conflicto parlamentario, más que por nada, porqne ha venido á establecer ia coneordía entre todos los liberales. El Sr. Moret saldrá de Madrid el viernes próximo, dirigiéndose al extranjero. LAS ELECCIONES MUNICIPALES p l Sobierno no tiene aún acordado en de íinitíva la fecha en que se verificarán las elecciones municipales. Hasta ahora, según a 3 er nos manifestaron los ministros, no hay en este asunto más que lo dicho ea el Congreso por el Sr. Maura. LO QUE FALTA Uara que quede aprobada toda ia parte re ferente á la Administración municipal faltan todavía cerca de 40 artículos. Ayer estuvo el Sr. Cambó en ia secretaría del Congreso examinando lo que está por discutir. Cree el Sr. Cambó que de las 150 enmiendas que hay pendientes serán admitidas unas euantag y retiradas las demás, con lo