Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C S Á B A D O 18 D E J U L I O D B J 9 8 H D 1 C 1 O N 1. P A G i 3 DESASTRE MONETARIO EN MARRUECOS todos l s pueblos signatarios de Algeciras; pero, así como nosotros no salimos de lo acordado, nuestros aliados y amigos hacen Han saiiáo para sus posesiones de Faura lo qu les place, como lo prueban las que- (Valencia) los señores de Sociats y Sdárez p n las transacciones comerciales en el ia- jas del coronel Muller y las vejaciones á de Figueroa con sus bellísimas hijas María tenor de Marruecos la moneda favori- q e nos someten, de las que el Gobierno no y Elisa. ta iel campesino moro era el duro españolj tendrá más remedie que hablar á todas las A San marcharon ayer los bae van los franceses habían hecho sacrifi- naciones firmantes del último Tratado si rones delSebastián de Chirel con s s hijas cios para que sus luises fuesen unidad mo- continúan abusando de nuestra paciencia, solteras. Castillo netaria en el país; los marroquíes acaudala- que debe estar próxima, á agotarse. Sus kijos los señores de Hurtado de Amédos comprendieron desde luego sus ventaQue se haga esto por ellos, nada tiene de jas; pero el hombre descampo, no. Todo esto extraño; pero que de nosotros mismos sal- zaga (D. Carlos) han salid para Panticosa. La grave enfermedad que padecía la disya á concluir rápidamente gracias á la me- gan disposiciones como 5 a última del mitinguida señora doña Adriana Nebot vi da dida adoptada, con tan buena intención nisterio de Hacienda, no tiene nombre. como imprudencia, por el Sr. Sánchez BusCreo firmemente que el Sr. Sánchez Bus- de Martín Murga, ha tenido triste desenlatillo acerca de los duros ilegales que circu- tillo ha procedido de la mejor buena fe; e ce en Hendaya, donde se encontraba palan con tí nombre de sevillanos. como ministro del ramo habrá podido ha- sando el verano con sus hijos los marqúese Porque gentes vivas y sin aprensión han cer bien; pero que en estas cuestiones te de Linares. El cadáver de la respetable señora será introducido en Marruecos algunos millones orden internacional hay factores de otra índe ellos, con los que han comprado ganado, dole, en los cuales forzosamente ha de inter- trasladado de Hendaya á Madrid, y hoy te semillas y otros artículos de exportación venir el presidente del Consejo de minis- verificará ia conducción desde la estaeién pagándolos á crecidos precios y realizando tros. Yo podría indicar aquí el daño que po- del Norte á la sacramental de San Isidro. Descanse en paz la respetable señora. así fabulosas ganancias. Por Marruecos cir- drían hacer nuestros enemigos; pero sería culan sin la menor cortapisa, y en nuestros darles armas; el Sr. Maura es persona inteEn la tarde de ayer se verificó la conduccentros oficiales no se les ha puesto el rae- ligente, conocedora de las dificultades del ción de los restos de la respetable señora H r obstáculo. problema marroquí, y el Sr. Sánchez Bus- (nuda de Bermúdez de Castro, desde la casa En poc tiempo la moneda española no tillo sabe que al fin de an punto se puede ir mortuoria, Fuencarral, 8o, á la Sacramental correrá en los puertos marroquíes; no tar- por varios caminos y que de todos los seres de San Isidro. áará en despreciarse en los campos, y á de la Naturaleza se diferencia el hombre er Al triste acto asistió numerosa concuprincipio del año próximo caerán sobre esta que rertifi -a rrencia, formando parte de ella muchos desdichada nación cien millones de pesetas hombres políticos. i- ÉLieb Ü V L J que han de influir de golpe en los cambios. Presidieron el duelo el director espiriLos financieros y el partido colonial arj tual, el duque de Santa Lucía, D. Luis Pégelino no hubieran podido jamás soñar con OPLAS DEL SABAOO. rez del Pulgar, D. Joaauín Sánchez d Toca Semejante éxito. Y obsérvese que no di jo y Ballester y D. Carlos Liord. Francia ni el Gobierno francés, porque ni EL DURO ENFERMO En la bella iglesia de María Reparadora la nación francesa m Clemenceau procedeha hecho su primera comunión 3 a niña Asunrían á perjudicarnos en lo más mínimo si ción de Arruche y Po! o, bija de nuestro Rector, si un daro te queda, las circunstancias políticas de su país no les buen amigo D. César. Hermosamente adoréchale la absolución, obligaran á ello. nada de blancas flores y espléndidamente porque no habrá solución Hace algunos meses entré en una tienda iluminada, ofrecía la iglesia deslumbrador desde hoy para e a moneda. francesa de Casablanca y entregué un duro aspecto. Será su plata de ley, español para el pago; me devolvieron moAdministró el Sacramento y la dio la benserá su peso corriente neda francesa de plata y bronce á la par, dición de Su Santidad el ilustre decano del y concreta y reluciente manifestándome que no tenían otra. Al día Tribunal Supremo de la Rot D. Antonio la propia efigie del Rey Sijuiente me sucedió otro tanto, y observé iLuiz, quien pronunció una notable plática mas bastará que, en tos ma nos este juego extraño: el comercio francés retillena de unción evangélica. recele algún circunspecto raba la moneda española, que puede decirse para que juzgue su aspecto La distinguida señora de D. E. Bsura ha ha desaparecido de aquel mercado. Hoy me de estirpe de sevillanos sufrido arriesgada op- aración tocológica. El reo obligado á mandar billetes del Banco Una orden ministerial doctor Carazo cree alejado el peligro. de España á esa plaza todos los meses, porha causado este estropicio, gue allí tengo necesidad de esa moneda y y á fe que presta un servicio no quiero pagar el agio á las bancas franUN GENERAL al dinero nacional. cesas allí establecidas. Pues no habiendo quien adViCtta Pues si quienes estaban gastando dinero EN PELIGRO cuáles son buenos ó rüakte, para desterrar de Marruecos la moneda esp l apitán general de Galicia, Sr. Goazála alarma, que engendra palos, pañola se encuentran con qne nosotros, de- lez Parrado, estuvo ayer tarde á punto no dejará puerta abierta; modo tan fácil, tan cómodo y para el contride ser víctima de un gravísimo accidente. porque, á la desesperada, buyente español tan oneroso y para ellos Iba el general ea ano de los tranyías que quien cree poseer un duro tan barato, se lo damos todo hecho, ¿qué no hacen el servicio entre el Hipódromo y la y en el mas crítieo apuro harán ahora? Puesta del Sol. no le sirve para nada, Se han llevado hasta aqaí asuntos de Al llegar á la calle de Sevilla, y con inno sabrá por dónde echar Marruecos con la mayor prudencia por tención de apearse á! a puerta del Casino y escarbará en su bolsillo... de Madrid, mandó parar el coche. auestro Gobierno; las oposiciones extremas ¡Ay, señor Sánchez Bustillo, lian demostrado el buen juicio y el patrioEl conductor iba á haserlo, indudable buena la llegó usté á armar! mente, en la parada reglamentaria, muy tismo que Jaurés en Ftancia; Rodrigo SoEste sí que es un cambiazo próxima á aquel sitio; pero el general, ya riano, que tanto hubiera podido decir, que que nos dio con su muleta. en ei estribo, perdió el equilibrio y cayó no se muerde jamás la lengua, que, al pare ¡Aun no sanó la peseta entre la plataforma posterior del coche y la ser, está siempre fuera del seguro, ha señay el duro cae con trancazo! jardinera que éste remolcaba. iado pasando como por ascuas lo más deliSi mucho el mal se prorroga, cado de la cuestión; debido á estas consideLos que presenciaban la rapidísima escetarde llegará el rem edio; raciones, tan honradas como patrióticas, se na dieron wn grito de horror cuando vieotra Real orden no es medio ron al Sr. González Parrado bajo el coche. ha sufrido en silencio y hemos podido socuando la asfixia le ahoga; Como el coaductor había refrenado la brellevar con dignidad muchas cosas que pues sus síntomas son tales marcha para detenerse en la parada reglaen realidad se deben á la escasez de los reque al iniciarse el contagio mentaria, el general, que no perdió ni un cursos materiales de que disponen otros le desahucian, y es el agio momento la serenidad ante el inminente pueblos poderosos. quien sienta en él sus reales. riesgo que corría, pudo, haciendo esfuerAsí hemos visto, ó, mejor, no hemos querido Venga la desinfección zo supremo, echarse fuera de la vía, coinver, las tropelías cometidas, sin corrección de reacuñando esa moneda, cidiendo esto con la detención del coche. ningún género, costra nuestros sufridos si con tal medida q aeda Varios socios y empleados del Casino de soldados y contra las tropas de Policía reresuelta al fin la cuestión. Madrid acudieron en auxilio del general, el dutadas por los españoles; vemos que, ínteY acabe la taravi Ha cnal entró por su pie en el Casino. rin los agresores, los provocadores, quedan de los duros sevillanos. Llevaba el pantalón y la americana comimpunes, á las principales victimas, á los Si no han sido soberanos, pletamente destrozados y se quejaba de fuervalientes y disciplinados tiradores del Rif, ¿por qué han de ser de Sevilla? tes dolores en ambas piernas; pero, por forse les saca de Casablanca como satisfacción tuna, el accidente no tuvo las funestas coninjusta, sin contar otras vejaciones. RODOLFO GIL secuencias qtta la gente que le presenció Francia y España están en Marruecos, no llegó á temer. sel en representación propia, sino en la de DE SOCIEDAD