Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 14 DE) ULIO DE 1908. EDICIÓN a. PAG. 8. ¿leseo del Sr. Moret de informar ante la Comisión. s Una vez oído el Sr. Morét se dará dictamen por la Comisión. CUENTOS ILUSTRADOS á menos, si así lo deseaban los vecinos del pueblo; pero á éstos les pareció un exceso de gollería, y no queriendo atrasar de la bondad de los de Plasencia se conformaron con lo pe dido, y desde entonces oficialmente sólo hay una legua entre las dos poblaciones. LAS DOS LEGUAS leguas, sobre poco ó meaos, haDosbía desde el pueblomás basta PiasenN k cía; pero esto era hace algunos aáos; hoy ambas poblaciones solamente distan una lg ¿Cómo se realizó fenómeno tan extraño? Entre la ciudad y el pueblo no existía entonces ferrocarril, y tenían la carretera, que todavía se conserva, por única vía de comunicación. Los del pueblo no contaban con síás mercado que el de Plasencia para dar salida á los productos de sus campos, y estaban muy contrariados por tenerse que andar con tanta frecuencia aquellas dos leguas de ida, más las dos de vuelta. Esto lo consideraban ellos una irritante desigualdad, pues mientras los del pueblo tenían que darse tan larga caminata para ir al mercado de Plasencia, los de Plasencia tenían el mercado dentro de la misma población. A tanto llegó el malestar de los habitantes de N que hubo necesidad de celebrar suUno de losá omisionados se adelantó con anticiuna magna reunión, presidida por el señor parcaballejo N galope tendido, para fue reá los de tan fausta nueva, que alcalde, en la que hicieron uso de la palabra cibida con general regocijo y festejada con los superhombres del pueblo. Uno propuso que la plaza del mercado de cohetes, repique de campanas y algunos Plasencia se trasladase al pueblo de N, si tragos de vino. El resto de la comisión se quedó- en Plalos maestros de obras y arquitectos consi (senda hasta anochecido, con el objeto de deraban realizable el traslado. Otro pidió que á toda costa, y con la ma- agasajar con una espléndida comida á los yor actividad posible, se fuesen construyen- individuos del Muniaipio, en agradecimiendo casas y más casas á uno y otro lado de to de haber accedido á la demanda. A la hora del regreso, cuando los comila carretera, desde el pueblo hasta la mitad del camino; de esta manera, á su parecer sionados habían emprendido el viaje de sencilla, Se conseguirían dos cosas de gran vuelta, nublóse el cielo, y durante todo el provecho pata el pueblo de N: dar ensan- camino cayó sobre ellos un aguacero tan che á la población y reducir á una las dos tremendo que no recordaban otro como leguas de distancia, que había entre N y aquél. A la luz de los relámpagos, empapados Plasencia. Estas y otras muchas proposiciones fue- hasta la camisa y con el agua hasta los corvejones de las caballerías llegaron al puéion desechadas por irrealizables. Por último, convinieron en nombrar una blo; allí tuvieron que acostarse después de comisión que fuese á Plasencia en súplica bien friccionados con aguardiente por fuera de que disminuyese la longitud del camino, y por dentro para defenderse de un ataque de reúma. dejándola reducida á la mitad. Mientras les daban ías fricciones, decían Formaron la comisión unos cuantos habitantes de lo más escogido de N. presi li- los del pueblo á los expedicionarios: -Caramba, caramba, valiente chubasco habéis tenido que aguantar. Aloque contestábanlos de la comisión: -Gracias á que á la vuelta ya no había más que una legua, que si no, ahora estaríamos a la mitad del camino. MELITÓN GONZÁLEZ loeado la lápida del cadete Vázquez, muerto gloriosamente el 2 de Mayo de 1808. Allí dirigirá la palabra á S. M. el coronel áirector de la Academia, y al terminar de leer su discurso, S. M. el Rey desenvainará el sable y mandará que se presenten las armas. Entonces todos los generales, jefes- y oficiales desenvainarán sus sables y los presentarán; el Rey descubrirá la lápida conmemorativa, retirándose luego á la tribuna después de mandar descansar las armas. Todos los generales, jefes y oficiales envainarán entonces los suyos. El presidente del Consejo en nombre dt Su Majestad, y colocado al pie de la lápida, dirigirá la palabra contestando al coronel director. Terminado el acto, avanzarán hasta la tribuna los nuevos oficiales. Su Majestad les arengará; á continuación, el ministro de la Guerra llamará uno por uno á los tenientes recién promovidos, los cuales, según vayan escuchando sus, nombres, se acercarán á S. M. y de sus Reales manos recibirán el diploma de ascenso. Después de la inauguración del Museo se celebrará el almuerzo. Se ha prohibido en absoluto toda clase de brindis y discursos, y únicamente hablará S. M. el Rev PCR TELEGlíArO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR TOLEDO, 1 3, JO N. e l programa. Hoy se celebra en Toledo la fiesta militar que ya hemos anunciado, y cuyo programa oficial es si siguiente: Al llegar S. M. á Toledo no se le tributarán honores en la estación, y marchará dilectamente al alcázar, donde todas las autoridades esperarán su llegada. Cuando Su Majestad salga de Toledo le rendirá honores todo el batallón de alumnos, que formará en las inmediaciones de la estación. Ya en el alcázar se dirigirá el Rey á la tridos por el alcalde; montaron en caballerías, buna, y acompañado solamente por el prey vestidos de día de fiesta marcharon á con- sidente del Consejo de ministros, ministro ferenciar con el Ayuntamiento de Plasen- de la Guerra, general Echagüe, iefe de la cia, cuyos individuos, por unanimidad, con- Casa Militar, y coronel director de la Acavinieron en acceder á tan justa petición y demia, Sr. Fridrich. Marchaiá luego al sitio en que se lia coaun á reducir la distancia á media luega ó LA FIESTA DE LA INFANTERÍA 1 os nuevos oficiales. He aquí los nombres de los nuevos oficiales que recibirán el Real despacho de manos deS. 51. D. Francisco Blasco de Naizo, ü. Epifa nio Gascaere Gascón, D. Francisco Lópe ¿Bravo, D. José Ungría Jiménez, D. Gouzalo de Benito Azorín, D. Alfonso Fernández Martínez, D. Emilio Orcag Gómez Orozco. D. Juan Plaz Ortiz, D. Ramón Olivera González, D. Luis Pumarola Alcáiz, D. Felipe Moragrega Carvajal, D. Emilio Torres Iglesias, D. Pedro Berdonces Martialay, don. Juan Bartolomé Fernández, D. José Bilcayo Neyla, D. Salvador Cayuela Cereira, don Mariano Yurcharte Saniper, D. Alberto Arrondo Garrido, D. Luis Sainz Arranz, don Cayo Sopeña Oliver, D. Juan Asensi Cepero, D. Adrián de Salinas Gaztambide, don Arnaldo Fernández Urbano, D. Ángel Rivas Vinaro, D. Juan Campos Gutiérrez, don Antonio Fernández Domínguez, E Alfonso Solero Llórente, D. Salustio Albarado Maldonado, D. José García Torrejón, D. Agustín Ciar Pujol, D. Adalberto San Félix Muñoz, D. Daniel López Martínez, D. Agustín Amorichela Nadal. D. Francisco Vidal Sureda, D. Fernando Martínez Jauta, D. Luis Pérez Peñamaría Peñalver, D. Demonio González Martínez, D. José Izquierdo Arroyo, D. Joaquín de Agucerich Pacheco, D. Ildefonso Higueras Rojas, D. Antonio Acosta Tovar, D. Luis de Lacy Eguilar, D. José Seinprum Ramos, D. Luis Valanzat Torrontegui, D. José Viezna Trápala, D. Ángel Puente Ruiz, D. Edmundo Seco Sánchez D. Maximiliano Infantes Romero, D. Benito González Mida, D. Carlos del Carpió Ureda, D. Antonio Monllor Sillo, D. Ramón Laleta Goya, doa Alfredo Jiménez Millas, D. Carlos Gil Arévalo, D. Pedro Sáenz Vallejo, D. José Martínez Cajen, D. José Albarracín Arias dt Saavedra, D. Emilio Marín Agramunt, dor Rafael González Moya, D. Julio Suárez Llanos, D. Adrián Sáenz, D. César Barbeyto Carrión, D. Bernardo Sánchez Tirado y don Guzmán Manuel Melchor Fruce. D. José del Campo Leneca, D. Franeiscc Duran Joiroga, D. José Canadá Vera, D. Vicente Morales Morales, D. Germán Madronero López, D. Carlos Lázaro Muñoz, don Antonio Valles Ortega, D. Mariano Barba Badosa, D. Luis Toledano Fernández, don José Rodríguez Medel D. Narciso Fuentes Cervera, D. Alfredo PracL Arruego, doa