Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO 10 ABCÉÑ D el curso del proceso nos hemos enterado de que todos esos ministros que escriben en Le Matin no tienen independencia ni libertad para elegir los asuntos de sus artículos, ESPUÉS DEL PROCESO Le Matin, en y que por esta cesión reciben cien fran l a s personas cos cada vez que su firma aparece en las de Dangloss, su hombre de p; j i y de Ma- columnas de Le Matin. Cien francos por ardeline, su gerente acreditado, ha sido dura- tículo y un máximum de cinco artículos por mente castigado por los Tribunales de Pa- mes no componen una gran suma. rís. I a multa de 3.000 francos, la indemniLe Matin ha visto con pena que los tiemzación de 50.000, no suponen gran cosa en pos pasados, los buenos tiempos en que el las arcas de Bunan- Varila. Lo verdadera- público se dejaba, engañar, fuéronse para no DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL ABC DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y Ü S TELEFONO PARÍS sa en una docena de años una fortuna redonda de 40 millones de francos. -Esas fortunas- -murmuraba tristemeute Labori, -esas fortunas enormes hechas rápidamente me inquietan siempre, quizá porque yo, que soy un hombre de lucha y de trabajo, no he podido salir de los límites de una pobreza digna... Por eso el público soltó la carcajada cuando Bunan- Varila exhibió el certificado de buena conducta que le habían firmado ministros y financieros; por eso aplaudió al MADRID, EN LA. KERMESSE DEL CENTRO LAS SEÑORITAS PREMIADAS EN LOS CONCURSOS DE BELLí ZA, DE PEINADOS Y DE MANTONES DE MANILA, Fot. Alba. CON SUS RESPECTIVOS PREMIOS volver. La opinión parisina ha seguido con escuchar la sentencia; por eso aclamó al semente vergonzoso es el castigo de las 201 inserciones de la sentencia en los principa- gran interés los debates y ha aplaudido con nador Humbert y al abogado Labori; por les diarios del mundo entero, que van á entusiasmo la sentencia del Tribunal... Hoy, eso en veinticuatro horas la tirada de Le proclamar en todas las lenguas las calum- todas aquellas cosas que se decían en voz Matin ha sufrido un bajón doloroso. El púbaja las gentes en el bulevar han salido á blico sabe que ciertas cosas no pueden ser nias de Le Matin... De nada le han servido al gran diario pa- la superficie, y nadie se recata para conde- probadas, pero las cree como si tuviera en su poder las pruebas más abrumadoras, y risiense los certificados que ha llevado al nar ciertas campañas de Le Matin. ¡Qué le vamos á hacer! -dicen los re- con la misma facilidad eon que adquiere un Tribunal, certificados que firmaban desde el presidente del Consejo hasta el último di- dactores de Le Matin. -Nosotros tenemos periódico le vuelve la espalda el día que le cree desacreditado. rector de Sociedad de seguros. Todos ase- que ganarnos nuestro pan... ¿Qué es eso de hablar de secretos? ¿Qué Y mientras los infelices plumíferos se guraban bajo la fe de su firma que Le Matin es un periódico Honrado y que jamás ganan su pan haciendo todo género de ofi- secretos puede guardar un diario? La Prencompró la opinión de un político... Pero en cios, su patrón, el gran Bunan- Varila, ama- sa ha de vivir entre cristales, para que todo,