Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 9 D E JULIO D E 1908. EDICIÓN 1. P A G 14 MADRID. HUNDIMIENTO EN UN TEJAR DE LA PROSPERIDAD HALLAZGO DEL CADÁVER DEL OBRERO MARIANO BUENO, QUE PERECIÓ AYER MAÑANA SEPULTADO POR UN DESPRENDIMIENTO DE TIERRAS Fot. Alba. ción artística con uno de esos certámenes miento en sus frescos y otras creaciones, A todo trabajo de esta índole debia acomcuyo fin práctico es fomentar el desarrollo fueron decoradores sin casi otro elemento pañar siempre el proyecto ó dibujo original. del comercio; los otros, con obras pensadas que la figura humana; pero lo fueron por él En suma, el mal que señalamos pide uu y ejecutadas para fines muy propios de la espíritu, por el arranque y por el carácter remedio, que no está en una simple modifiindustria y de sus medios de propaganda, que prestaron á sus inmortales obras. cación del reglamento de Exposiciones, pues obras de un valor secundario, hechas bajo Para atajar los niales que señalamos se con cualquier reglamento puede hacerse la idea equivocada de que el arte decorati- ha venido desde hace tiempo pidiendo como una buen a Exposición. vo es un arte auxiliar, y no, como debe ser, remedio la celebración de Exposiciones de Ha terminado una más, y los resultados un arte independiente y tan elevado como arte decorativo exclusivamente, y hasta se en lo decorativo son elocuentes: los demás. ha indicado la conveniencia de convocar Hay que procurar no se repita esa mezcla Es lamentable ver que algunos artistas, una gran Exposición de esta índole con ca- de producciones, unas de legítimo valor depensando que el carácter decorativo está so- rácter internacional, en la, que seguramente corativo, otras simplemente de valor técnilamente en el procedimiento, demuestran su la emulación sería beneficiosa. Pero dado el co; señalar sus diferencias, creando distintas habilidad en hacer una copia por procedi- estado de cosas que los ensayos hasta aho- categorías de premios para unas y otras. miento distinto de los del original, y que ra hechos revelan, ¿puede esperarse que una Es necesario también, como más eficaz esas copias se presentan al igual délas obras Exposición especial, y aun si se quiere una estímulo para que las Exposiciones de arte decorativas verdaderamente originales, y internacional, sean medios eficaces para decotativo sean lo que deben ser, y puesto disputándoles Tos premios. ¡Como si en las fijar y concretar ideas todavía vagas y que contamos con verdaderos artistas decoobras decorativas la idea fuera cosa acceso- orientaciones seguras para la educación ar- radores, se conceda á éstos idéntico benefiria y no fundamental, como lo es y lo será tística en ese respecto? L. a cuestión es com- cio y consagración del mérito de sus obras siempre en toda obra aitística! pleja y más honda que parece. que gozan los pintores y escultores; es meOtra corraptela que se viene advirtiendo Si un gran artista, pintor ó escultor, emu- nester que las obras premiadas sean adquien las secciones de arte decorativo es la in- lando á los maestros del Renacimiento, lle- ridas por el Estado y con ellas se forme un trusión en él de artistas, pintores ó esculto- va una obra decorativa, por su espíritu y su Museo de artes decorativas, que no existe res que, creyendo el terreno fácil, se aven- carácter no debe, no puede serle rechazada; entre nosotros, cuya falta se deja sentir en turan con creaciones que no tienen en ge- pero no es líeito colocarla para los efectos esa misma desorientación á que nos hemos neral carácter decorativo y que casi siem- oficiales al nivel Bde producciones pertene- referido y cuya importancia excusamos enpre revelan la timidez con que pretenden cientes á las industrias artísticas. Estas y carecer. Base de ese Museo debieran ser las buscarlo. Aquí el error está en creer que las no aquellas obras son las que abundan en obras más importantes hasta ahora premiaobras pueden ser decorativas simplemente nuestras Exposiciones de arte decorativo. das en la sección de arte decorativo, y en por el fin á que se destinan y no por lo que Pero sucede que aun dentro de estas series poeo- tiempo y á poca costa ese Museo, fuendeben serlo, por su concepción, por su espí- de producciones de caracteres decorativos te preciosa de estudio y de emulación, serritu y por su forma. Hay quien con estrecho mejor definidos es absurdo equiparar para viría para inculcar á los artistas un. verdacriterio cree que decorativo es tan sólo lo ¿recompensas uu proyecto dé cartel, por dero concepto de lo que es el arte decoratiornamental, sin tener en cuenta que los ejemplo, y un bordado, labor de señorita, vo y á señalarles segu os derroteros para grandes, decoradores, los griegos en sus fa- que puso todo su esfuerzo en el trabajo ma- cultivarle. mosos templos, los italianos del Renaci- nual para copiar una composición artística. JOSÉ K J I N MEL 1 DA AYÓ