Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y DE TODO EL MI DO, POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y CARRERA D E AUTOMÓVILES DEL GRAND PR 1 X OJEPPE. YÍSTA DE LAS TRIBUNAS DURANTE LA CARRERA DE VO! TU ETTES DE NUESTRO CORRESPONSAL Fot. Rol. ABC EN L 1 SBOA. r RlSIS DIVERSAS Además de la cues tión de los anticipos, que en este momento perturba y agita á la opinión pública, atraviesa Portugal varias crisis, entre las cuales deben ser mencionadas, en primer término, la vinícola y la de íaíta de trabajos rurales, de lo cual resulta que el hambre amenaza diversas regiones de la nación. De tales asuntos se ha tratado en el Parlamento, pero ninguno de ambos ha sido objeto de tan detenido estudio, de tan escrupulosa atención, como el de los adeantamentos que á todos prepeupa por su íntima relación con la cuestión política. Y es que aquí vivimos en tal atraso de ideas sociales, que nadie se preocupa de lo fundamental, de lo que produce el bienestar del pueblo, sino que se atiende con preferencia á las discusiones retóricas, románticas y quijotescas. Ocurre entre nosotros un extraño fenómeno; todos comprenden que es necesario cambiar de vida, de procedimientos, de política, y, no obstante, todos continúan con las mismas rutinas, con los mismos errores y en la misma política. Somos como las ranas de la fábula, que queriendo cambiar de medio reuniéronse un día y acordaron que era indispensable salir del charco en que se encontraban, y ninguna se atrevía- á dar el primer paso. GUYOT, VENCEDOR DE LA CARRERA DE tVOlTURETTES Fot. Branger. l ¿u Portugal el caso es idéntico; la cuestión es puramente económica y del dominio de la moral más rudimentaria. I, a mayoría, en su deseo de defender al Gobierno á todo trance, no tiene tiempo de estudiar otros asuntos más trascendentales; las oposiciones, especialmente los diputados republicanos, sólo se ocupan en formular acusaciones gravísimas para derribar al Gobierno, y entre tanto los grandes intereses del país sufren enormes perjuicios. Ha. ce mucho tiempo que hemos llegado á esta irrefutable conclusión: las condiciones económicas de Portugal son malas; pero 1 a. situación de la Hacienda es pésima, es la peor de todas, por culpa de la política Era necesario decir á los portugueses: dejad de ser oradores, aprended Teneduría de libros, no hagáis versos. Pero no hay quien les haga cambiar de vida. Pueblo de sentimentales, vamos en pos de abstracciones y de fantasías que nos obsesionan si las oímos formular en tono demosténico y con actitud tribunicia. No existe el espíritu crítico para contrarrestar el sentimentalismo; todo se discute á primera vista, sin previo estudio, sin ponderación, sin crítica. En Portugal, la carrera política lleva á todas partes. Éntrase en ella sin nombre, sin historia, sin bagaje artístico ó científico, y se sale consagrado, discutido, glorificado. L, a mayoría de los hombres públicos portugueses han hecho su carrrera merced á discursos grandilocuentes pronunciadas en defensa de este ó el otro partido. Los mismos literatos necesitan de la política para.