Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 8 DE JULIO DE 1908. EDICIÓN i. PAG. do sulíunco, que no hará mudar el color de ámbar del té legítimo. Diez y nueve especies de té verde falsificado se han visto que debían su color al carbonato de cobre, sumamente venenoso y susceptible siempre de ocasionar cólicos más ó menos violentos. Para conocer el fraude se echa en un frasco bien tapado una cucharada pequeña de hojas de té sospechoso, añadiendo dos cucharadas grandes de amoníaco líquido y una de agua; me n ese el frasco; el licor tomará un hermoso color azul, por corta que sea la cantidad de cobre. El supuesto té- verde, cuyo color es del carbonato de cobre, puesto en agua cargada de hidrógeno sulfurado se vuelve inmediatamente negro; el té legítimo no padece ninguna alteración. Peor Girt. -Es muy sería su consulta para resolvería por escrito. Por ambos caminos se puede llegar á! a complen desgracia ó á la felicidad. En fin, mi consejo franco, leal y sincero es éste: Si tiene usted bien organizada la cabeza para pensar fríamente, á fin de obtener toda clase de seguridades... sí. Quedo á sus órdenes Un rico desgraciado. -No emplee usted ese medio. Si se quiere t y tienen mutua confianza, esperen á la nayoría de edad, y entonces el derecho les ampara. Es más digno y honrado. A sus órdenes. Jtlbi. -1 a Créame usted, tampoco yo conozco á ninguna. 2. Sí, ¿por qué no? A su modo. 3. Según en la clase social que fea. tino que molesta mucho á la simpatiquísima Secretaria. -No lo crea usted, el seudónimo es injusto, porque ni usted me molesta, ni yo me molesto. No recuerdo haber recibido la carta á que ahide, y eso explica mi silencio. 1. Lávese con jabón Pears y con agua de salvado; se pone una muñequilla de salvado á cocer, y el agua lechosa que resulta se utiliza. 2. a Lavados con miga de Dan mojada en vinagre. Luz. -Adquiéralo usted en la calle de la Salud, núm. 5, pral. y quedará satisfecha. Mucho me alegraría saber quión es la simpática comunicante que tan bi ¿n me conoce y tan galante es para mí. Tina mama que está loca por sus cuatro niños. -Los niños, cuanto más sencillos, resultan más elegantes. Nada de llevarlos majos. AI mayorcito, trajes J piqué, á tablas, con gran cuello de encaje y cinturón de cabritilla blanca. El p queñito, saquitos rectos montados en ja canesú cuadrado, también con cuello c e encaje, y un entredós al aire en la pa- s inferior del saquito. La riqueza de la i dumentaria infantil consiste en los cj zllos... y en la limpieza. Para a m b e sombreritos boers de piqué, y redondos de paja. CORRESPONDENCIA PARTICULAR ADVET TETiCJA. En esta sección se contestará á las consultas que nuestras lectoras gusten dirigirnos, siempre que ¡a pregunta venga acompañada de SIETE CUPONES COK ELATIVOS, 0 SEA DEL 1 AL 7, de los que se publican diariamente en las vaginas de anuncios de ABC. Zas consultas habrán de firmarse con un seudónimo ó con iniciales. Zas que se firmen con nombres ó apellidos, se contestarán con la inieia! de los mismos. Za Dirección se reserva el derecho de no contestar á determinadas consultas- que exijan gran extensión en la respuesta. Tina rubia y dos morenas. -i. a La Un rábano sin hojas. -Hace usted bien en no dudar que soy mujer; pero su galantería me ha adornado de excesiva belleza. ¡Quite usted jierro! ¡Ay, simpático comunicante! ¿No comprende usted que es un grano mayor aún el tener una mujer así? ¡Pues vaya un cariño qui le tenía! Para quitar la protuberancia sería preciso saber primero á qué casta raya á un lado; mucho rizado, y tirabupertenece y qué dicen los médicos. Por zones aprisionados con un gran lazo allo demás, créame, entre esa niña y c! saciano. 2. Las dos primeras cosas, con grano... dé usted la preferencia á éste. masaje y un plan alimenticio ad hoc; la a tercera, con gimnasia. 3. Lunares y Una morena y una rubia. -i. Extirrayas. pación con las uñas y suaves friccione. 1 La simpática PiHIa. -Se me olvidó de éter. 2. Lavados con cocimiento de Jecirla que no dudo de la formalidad de hojas de Ainé. 3. a Antiefélides y lavasu promesa, ni creo que me engañe; pero dos con agua de salvado, 4 a No. No permítame que insista en que la que fue tengo nada que perdonarla. la primera en pedir debe ser la primera la más chata y morena de Vallado en recibir. No creo en suj desconoci. VÍ etc. -1. a Si se quieren, deben ca TOILETTE Vñf ñ TEATRO Y CASINO miento del Doctor. ¡Sí, por Dios! ¡Bússarse. 2. a No sé nada que pueda eorrequele usted, porque hay muchas que me De crespón de seda blanco. La falda, completamente Usa, tiene lodo su encanto gir ese defecto. preguntan con gran interés por tan simUno que adora á de un en el corte irreprochable, que hace parecer que está confeccionada de una sola ami... etc- -Pues mireuna fiilia su caso pática persona, y voy á tener que decir usted... que se ha hecho fraile, para que muera pieza. no tiene compostura. Puesto que ni aún la curiosidad! Cuerpo cubierto de gasa con aplicaciones. Manga japonesa, análoga ai cuerpo, viendo Jas condiciones de esa niña escarTi. Z. -Con miga de pan mojada en mienta) crea usted que está dejado de de la cual sale otra manga de tul ademada con tres lazos mariposa. vinagre. Blancos. Se llevan muy grandes. la mano... del sentido común. La piedra Pechero largo y alto cuello, confeccionados con gasa menudamente plisada. Toquita de flores. Zapato de tafilete chapómez usada con discreción, suavemente rolado. No me extraña: y sólo cada veinte ó treinta días, no hace daño. No hay nada meíor. Los lavados con agua de sallín leguleyo. -Sí, señor; en el mundo cuatto palabras, y Se oye á los seres que nos son queridevado. por cieYto muy cortas, son la causa de todas las querellas poniendo hasta en los ojos los oídos. que ocurren; yo, tú, mío, tuyo. Pues no le puedo resolver Jorge. -Si su obra de usted no ha tenido éxito, y ha side Siempre qae usted lo juzgue necesario. yo á usted los pleitos, que yo no soy abogado. ¡Si viera preterida injustamente, no debe culpar al otro. El consejo Un triste. -Efectivamente, tiene usted razón y. usted qué libros más útiles hay, que se llaman Código civil, que usted me pide es dificilísimo de dar, si usted cree que Madre, yo compré un cariño Código de Comercio y Código penal! ¿Pues y los tratados hay rebajamiento. Puesto que le es preciso, me parece que en la feria del amor. de Testamentarías y abintestatos, Bienes conyugales, M e sin distingos ni vacilaciones debe usted plantear la reconci ¡Qué bonito era el juguete! nores é incapacitados, etcétera, etc. Vaya, créame usted: liación. Bien mirado, ¡es tan hermoso perdonar! Dígale: ¡Y qué caro me costó! con unos ratitos de estudio puede resolver sólito tan guaEl odio y rencor insano pamente todo lo que á mí me pregunta. ¿r c t o á qué se empeña usted en querer á quien no le quiedel corazón se deseche; re? dudablemente no es esa la media fruta de usted. PorUn arrepentido. -Dinciliilo es quedar airoso en su Situael vate es del vate hermano. que el mundo es una especie de inmensa bandeja llena de ción. Puesto que, según usted me dice, es tan -o iJiea, Si hay quien alargue una mano, frutas diversas partidas por la mitad; y resulta que la picara acuérdela la rima de Becquer: yo sé que habrá quien la estreche. casualidad se complace en colocar á veces media naranja con Vov contra mi interés al confesarlo; M e parece que después de hacer noblemente las paces esmedio limón, ó medio melón con media ciruela. ¡Claro! pero yo, amada mía, tará usted más contento y podrá aclarar sus dudas, jytil ¿Cómo han de entenderse? Busque usted con cuidadito, porpienso, cual tú, que una oda sólo es buena gracias por el galante concepto que le merezco. que esa ingrata da mita no es la media fruta que le corresde un billete del Banco al dorso escrita, etc. Ve cinco, la de en medio. -Mucho me alegra saber que ponde. Quizá así disculpe de mejor gana la decisiom que ha tomaha auedado complacida tan discreta comunicante. do usted á última hora. Y dígame usted, galante comuniE! otro y yo. -Mire usted, el gusto es el todo de la incante, ¿no podía usted haber hecho números antes de enviar teligencia. Sí. No ha hecho usted bien. Mientras guardalos papeles á la Vicaría? Porque ahora, huir, sí puede usted, mos un secreto somos dueños de él; pera en cuanto le con ¡pero quedar como un príncipe con esa familia no es posifiamos, él es dueño de nosotros. Ya no tiene arreglo. Lo ble! Viajar. Con la última carta es suficiente. siento, pero no me es posible complacerle.