Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C L U N E S 6 D E J U L I O D E 1908. E D I C I Ó N a P A G 14. creaiOü los Hospicios y escuelas donde muchos jóvenes obtienen enseñanza y protección. La Casa Paterna es una institución de preservación y amparo para los infelices El recuerdo de su hija Lina, muerta á temprana edad, se ha perpetuado amorosamente. Todo el que ha sufrido un dolor semejante debe aprender la manera de transformarlo en gozo purísimo. Cuantos sufren desengaños y- tribulaciones, los que sienten en su alma amarguras perpetuas y llantos sin fin, que conducen á la desesperación, necesitan salirse de sí mismos y pen? ar en la desdicha ajena, procu! ando aliviarla. Por muy poco que se haga en este sentido, será lo bastante para no retras ciudades necesitan también el destripamiento urbano, y, sobre todo, por centenares se cuentan los niños que necesitan aires dv ¿montaña, brisas y olas marinas. El Sanatorio de Bagnoli está en plena ba hía, no á mar libre, Los que existen ó pueden crearse en nuestras costas aventajarían á éste indudablemente. Cuantos lean estas líneas, felices ó desgraciados, sonrientes ó llorosos, mediten respecto al bien que pueden hacer á muchos seres faltos de vida y de alegría, y dedicando un recuerdo á la LA DUQUESA RAVASCH 1 ER que aquí llamamos golfos y que allá bien merecen ese nombre, pues viven á orillas del maravilloso golfo napolitano. Acuden á la Casa Paterna voluntariamente los muchachos como se va á un refugio, familiar. Con el fin de que consideren el asilo como casa propia, ellos deben dar una ínfima suma; de este modo, nunca se sienten humillados. Se les busca y proporciona trabajo, y en vez de ser vagabundos van poco á poco creándose hábitos de orden. Los domingos, uniformados con sencillos trajes, hacen excursiones, organizan orfeones y efectúan ejercicios gimnástisos como los demás niños de los Liceos y escuelas retribuidas. En el Instituto Ortopédico se practican todas las operaciones necesarias para modificar las deformidades óseas, y como complemento á la obra funciona desdé el año pasado el Sanatorio de Bagnoli, que acoge los necesitados de baños de mar. El Instituto es verdaderamente ía casa solariega de aquella santa señora, pues todas sus obras de arte allí se conservan, en unión de los retratos de familia y las numerosas obras publicadas por la duquesa. EN LA PLAYA DEL SANATORIO DE BAGNOLI negar de la vida, sino aceptarla tal como la suerte nos la deparó. En esta época del año las gentes pudientes buscan en playas y montañas vigor y energías, descansan de la fatiga, exacerbada por eí calor si el trabajo es continuo. ¿Cómo no acordarse de los agotados perpetuos que durante el invierne carecieron de pan y abrigo? Para ellos el sol es más piadoso que la helada: pero infinitos seres viven en estrechas zahúrdas, como las que provocaron el sventramento de la vieia Ñapóles. Nues- buena Mamá Duquesa imítenla en la medida de lo posible, no olvidando que en las obras caritativas suelen hacer obra más meritoria y fecunda quienes menos medios de fortuna poseen, con tal que aniden en sus corazones la fe y el amor. BIBLIOGRAFÍA de la mujer en higiene moral social conferencia dada en la Sociedad Española de Higiene, y con asistencia del excelentísimo señor ministro de Instrucción Pública y Bellas artes. El trabajo de la popular y distinguida escritora, que tan buen éxito obtuvo en la Sociedad de Higiene, es una entusiasta defensa de la mujer discreta é inteligente. L, os párrafos referentes á las mujeres aburridas son muy hermosos y valientes. Merece leerse tan bella conferencia. Veladas del hogar. Cuentos morales, pol María Berta Quintero y Escudero. La autora de este librito es una preciosa niña sumamente inteligente, que á las diez años principiaba a escribir para el público, Apenas ha cumplido trece, y su primer libro de cuentos revela una delicadeza de sentimientos y un talento nada vulgares. Como dice muy bien el señor obispo de Jaca, D. Antonio López Peláez, dirigiéndose al padre de la autora en una carta prólogo, hará éste muy bien en dejar á su hija que cultive sus aficiones literarias, pues ayudadas con la meditación y el estudio podrá en su día producir obras que honren las letras. Por nuestra parte, deseamos que sus- padres continúen prodigándola los cuidados prolijos mediante los cuales vive sana y vigorosa tan encantadora criatura, á quien profesa mos verdadero cariño. Concepción Jimeno de Maquer. Iniciativas LOS NIÑOS DE LA CASA PATERNA EN ÑAPÓLES