Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
dieron por resultado que por falta de pruebas se absolviera á la Juana. Pero esa desventurada, recogida por un leñador con tres VULGARIDADES Vestida muy de última hijos, en 1907, es acusada de nuevo de ha moda, a pestandoá cosber estrangulado al niño Augusto, de nueve tosos perfumes, con su eterna sonrisa de años, informando en este sentido los forenjnuñeca de escaparate, me alargó la mano ses, siendo invalidado el informe por el proizquierda y me hizo sentar á su lado. Trafesor Thomot y puesta en libertad la procetaba de emprender un viaje, y no sabía sada. Fue preciso que en el mes de Mayo adonde dirigirse. Con ánimo de buscar desdel presente año muriese un niño de nueve canso para la neurastenia y no ver á nadie, P- SAOAS MEDIAS años, á quien dejaron los padres en poder proyectaba ir á una playa extranjera, porde aquella infame, para que se demostrase que, como ella decía, necesitaba distraerse, plenamente el crimen, á pesar del tenaz diolvidar un poco los disgustillos familiares, simuloylarmpasibilídadconqueproclamaba que enervan y excitan á espíritus tan exsu inocencia, y la justicia viese por fin claro. quisitos como el de mi amiga y dienta. DesSin estudiar ese horrible caso de perverpués de una prolija excursión geográfica, re sión moral, y lamentando que hombres de cayó en tí la conversación. Eres paia ella ciencia puedan aferrarse en un error de conuna buena niña, y tu futuro le pareció buen secuencias graves, importa deducir de lo muchacho. Recibid mi enhorabuena por el ocurrido que infinitos atentados cometidos calificativo. De persona que no halla á nacontra los niños quedan ocultos é impunes. die bueno ni honrado, gran cosa es merecer Débese este fenómeno, indudablemente, á benevolencia. En cambio, se permitió calila escasa importancia que se da á la vida ficar de vulgar lo que yo os aconsejo y digo. del niño, así como á la tendencia de buscar Indudablemente, no soy un ser distinguido BALANZA HAMACA irresponsabilidades que atenúen los actos para mi exquisita amiga. No me apeno gran La media proporcional del peso hasta IOJ delictuosos que afectan á la infancia. cosa por ello. Si la distinción estriba en dos años es la siguiente: En los comienzos de su carrera, llevado amar lo que brilla, lo que luce, lo que todos Kilos i de un espíritu que muchos calificaron de Kilos. desean, fingirlo que no se siente, aparentar quijotesco, el que esto escribe denunció pú 1 que no somos y desdeñar a los pobres y Nacimiento. blicamente un hecho gravísimo. Un m l á los desgraciados, declaro con toda mi i mes 9- S 5O hombre maltrató á un pobre asilado, provo alma que soy un ser vulgarísimo. 2 9,800 cando en aquel tierno ser una meningitis Pero me interesa sobremanera prevenirte IO.O SO 3 mortal. Describir los medios de que se vade un grave peligro que puede amenazar tu IO,3OO 4 lieron los moralmente responsables paia tranquilidad y hacerte desgraciada de por 10,500 que la justicia echara tierra ai asunto, como 5 vida si no huyes de él como de la peste. 10,700 6 con indignada frase clamó la insigne ConMe refiero al falso buen parecer, al que su 10,900 7 cepción Arenal, sería desconsolador. En peditan las gentes todos sus actos exLerio 11, IOO 8 aquel hecho y en otros muchos la prueba es res, cuidando mucho en no desentonar del II,2 SO 9 difícil; suelen rodear al denunciador la macoro general mundano, sm perjuicio de que 10 11,400 levolencia irritada de los culpables y abunla desafinación privada sea en ocasiones la II dan los indiferentes ó los indignados que regla. 12 consciente ó inconscientemente disfrazan la Así como la moda, voluble y caprichosa, verdad, amargando la vida de los que la dedeforma el cuerpo y obliga i. perder la coTodo niño sano aumenta: fienden. Y aun cuando en este caso, como en rrección de las líneas, adelgazando el talle 0 0 conciencia de los anas veces con dolorosos artefactos, y em- 25 gramos diarios durante el i. 2. y 3. mes. el reciente da Francia, la tranquila, sin emmédicos obscuros queda 4.0,5.0 y 6. butiendo en otras el dorso en desgarbadas 20 bargo, no por eso se siente en la defensa da 7.0,8, y 9.0 túnicas que impiden en ambos casos el libre 15 la vida del niño el santo celo necesario para 10 ri v 12 y airoso movimiento personal, de igual 10 desenmascarar culpables y evitar víctimas. modo procuran no pocos individuos disfrazar sus más nobles sentimientos y aptitudes huyendo de lo vulgar, que considera BIENHECHORES DE LA INFANCIA pecaminoso ante el código mundano. Consecuencia lógica de este fingir constante es el mortal aburrimiento, la indolencia pere- D ecientemente se ha conmovido Francia zosa y esa agitación inquieta del espíritu ante un grave error judicial, debido 1 na de las más hondas sensaciones de mi jamás satisfecho. ¿Cómo han de gozar de principalmenteá la tenacidad con queun provida la experimenté en Ñapóles visila tranquilidad suprema, que sólo nace del fesor distinguido perteneciente á la Facul- tando las fundaciones de una mujer incomcumplimiento de un honrado deber, los es- tad invalidó las declaraciones discretas de parable é ilustre: la Duquesa Teresa Filangieclavos de una minoría caprichosa, sin vo- unos profesores modestos. En 1905 acusa- ri- Ramschüri, conocida entre el pueblo con luntad firme, víctimas de todas las suges- ron á una mujer, Juana Webert, ae que ha- el cariñoso nombre de Mamma Dtuhessa. En tiones ajenas? Si el automovilismo se ha bía estrangulado á los niños Óeorgina, de estas mismas columnas se publicaron las hecho odioso es porque los que ocupan los diez y ocho meses; Susana, de treinta y impresiones de viaje bajo el epígrafe de veloces vehículos, sin necesidstd alguna, con cuatro; Germana, de siete, y Mauricio, de Cartas á Mimí, y no se ha de reproducir lo grave peligro de su vida y atropellando por diez meses, y, por fin, Marcelo, de siete allí expuesto. Reléalo quien quiera. todo, hacen gala de un vertiginoso corretear años. i Madre amantísima que pierde á su única sin objetivo útil ni lógico. Si pudieran verse Los primeros eran sobrinos de la acu- hija, y para templar su dolor se consagra á las catástrofes del automovilismo pasional, sada. El último, hijo suyo; padecía difteria. los pobres, á los niños, asistiendo á los ataquedaríamos espantados. Los otros gozaban de buena salud, y des- cados de cólera, recogiendo los ancianos, No te apures si mi cliente ú otra tal se pués de haberse quedado sola con ellos, creando el Instituto Ortopédico y la Casa Paburla de tu constancia para el trabajo, de tu después de un tiempo variable, aparecían terna, su recuerdo será imperecedero y su fidelidad ó de tu modestia. En el fondo hay muertos ó moribundos, con el rostro violá- nombre se repite con admiración en Italia, siempre un dejo de envidiosa amargura en ceo y los ojos estrábicos. Casi todos los mé- tinido á los de Casanova y Padre Casona, esas críticas. Economiza el caudal de afec- dicos, y especialmente el malogrado Seves- quienes contribuyeron también á transfortos como ahorras tus modestísimas rentas, tr del hospital de niños, declararon que mar moralmente la vieja y miserable urbe, y no desdeñes las cosas vulgares, en las tenían fundadas dudas de que las equimo- en donde la desventura, el vicio y el crimen Cuales hallarás más poesía que en las su- sis del cuello pudieran ser debidas á con- anidaban. puestas distinciones y elegancias. Trataré tricciones que produjeron la asfixia de los En aquellas callejas inmundas del antide probártelo en sucesivas artas. Por aho- niños. guo Ñapóles viven a u hacinados muchos ra, sólo te diré que un día vi á mi exquisita Como se ha diclio, una discusión científi- niños raquíticos pobres; la penuria es enoramiga en tm Asilo. Asistía á tina solemni- ca y reiteradas autopsias de los cadáveres me, y para contrarrestar tan grave daño se CARTAS A FLORA dad, honrando el acto con su presencia, y ¡cuan lejos estaba ella de pensar que eran más artísticas y bellas las humildes tocas de las Hermanas que el peluquín dorado de su bonita cabeza, afeada por un armatoste informe de flores, lazos y plumas! ARTE DE CUIDAR A LOS NIÑOS ATENTADOS CONTRA LOS NIÑOS TERESA RAVASCH 1 ER 1 U