Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 6 DE 1 UL 10 DE IQO EDICIÓN i. P 4 G 4. T, sin embargo, á estos señores políticos íio les ha parecido mal la inspiración de Mr. Pearce, y después de consultar á la CáJttará de Contera o, á las Compañías de Ferrocarril s, á la Liga de Negociantes, á los Municipios y á las Trades- Umons, han acordado dar dictamen favorable, y... vean ustedes por dónde nos varaos á encontrar durante el verano con que tenemos una hora más de vida todos los días. Pero este detalle retrata de cuerpo entero al pueblo inglés... Activo, trabajador, industrioso, ha alcanzado el más alto grado de desarrollo... y le hace falta tiempo. Necesita mayor número de horas, y como el día no as tiene, hay que inventarlas... Nosotros los latinos no comprendemos sto, y tardaremos muchas décadas en comprenderlo... ¿Qué haríamos en Madrid con na hora mas todos los días? ¡Oh! ¡Qué desgracia! ¡Una hora más que habría que matar Una hora más para aburrirnos! ¡Seguramente aumentaría la cifra de los suici lios todos los veranos! Por todo ello le dieron una bicoca... El negocio, pues, ha sido espléndido... Pero ha epatado al mundo y su retrato se ha publicado en todos los periódicos del globo. Esta vanidad feien vale el sacrificio de un coche y de 50 caballos ¡Señor... ¿Para qué dará Dios dinero á algunas personas? C. GONZÁLEZ CLIFFORD. Londres, Julio de 1908. p 1 monumento de Castelar. Publicamos una fotograria del monumento que se inaugurará hoy, á las diez de la mañana, en el paseo de la Castellana, en el mismo sitio que ocupó el Obelisco. El monumento es obra del insigne escultor Mariano Benlliure y digno en todo de la gran figura que conmemora y de la bien ganada fama de su autor. Por separado publicamos su descripción. jRn la plaza de toros. También por separado damos la reseña JUt ister Robert Slever, el director del dia- de la corrida de toros celebrada ayer tarde rio Winning- Fost, ha sido encarcelado de esta corte, y en la cual se distinguió sopor la policía, que le acusa de haber queri- bremanera el nuevo torero mejicano Rodoldo cometer un chantaje contra el famoso mi- fo Gaona. Uonario Joe Barnato. Ambos son dos figuras conocidísimas en CRÓNICA TELEFÓNICA landres, y de ambos se sabe vida y milagros. Joe Barnato no importa que hoy sea millonario para que haya sido un aventure- LOS REYES ro. Robert Sieyer puede dirigir los más imEN LA GRANJA portantes diarios del globo, y nadie olvidaDE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL rá que su fortuna comenzó montando poSAN ILDEFONSO, 5 I O N tros en las carreras. ¿Qué secreto preteuuia vender Siever á I a festividad del día cambió desde esta Barnato que el público inglés no conozca? mañana el aspecto que ofrece de ordiLa tentativa de chantage no aparece ciara... nario este Real Sitio. Desde muy temprano Y si, en efecto, se trata de alguna nueva des- vióse á las buenas gentes del pueblo con conocida aventara del poderoso millona- sus trapitos de cristianar, entrando en el rio que el periodista logró descubrir, ¿es que templo para cumplir el sagrado precepto Barnato no es hombre que tiene bien de- dominieal. Los veraneantes madrileños y mostrada la frescura con que recibe esas no- los que aquí están cumpliendo alguna misión, como si sintieran la nostalgia de la ticias cuando las lee en letras de molde? No... en este asunto hay alguna otra cosa... corte, se reservaron para más tarde y acuSiever y Barnato se odian cordialmente des- dieron á la misa de doce que se dice en la hace mucho tiempo; pero las causas en que colegiata, costeada por la marquesa de este odio se fundamenta permanecen ocul- Squilache, y á la cual misa se la ha puesto ras... Bai nato, hace poco tiempo, compró á un ya el nombre de la de los perezosos A la hora de costumbre se verificó con el boxeador formidable para que en la primera ocasión le rompiera á Siever las narices de aliciente de la música, de que estábamos un puñetazo; pero el boxeador tomó el dine- privados desde hace algunos días, el relevo ro, y en vez de realizar la hazaña se fue de la guardia de Palacio, qoe tuvo más púderecho á Siever y le dio cuenta del encar- blico que de ordinario. En la Alameda guito con lo cual cobró por partida doble, veíanse dos ó tres orros, y en ellos á las porque Siever premió al bravo boxeador es- familias de Llorens y del conde de Valmaseda, recién llegadas para pasar todo el vepléndidamente. Y ahora el millonario Barnato, procurán- rano. Hubo también hoy el automóvil nuestro dose no sé qué prueba comprometedora, ha logrado meter en la cárcel á su enemigo, de cada día, y en él vinieron, para almorzar cuando si se demuestra lo de la compra del en La Granja, el duque de A malíi, el marboxeador es Barnato quien debe estar en qués del Cénete y el coronel de Ingenieros D. Félix de Arteta. De paso, y por distintos hirona. Pero lo cierto es que todo son conjeturas motivos, se halla en ésta el coronel de la y que nadie sabe nada. Lo único positivo es Academia de Infantería, Sr. Fridrich, que ha la prisión de Siever, y el público se relame venido á ultimar los detalles para cuando ya de gusto pensando en el escándalo que vaya el Rey á Toledo el día 14, y el distinva á estallar de un momento á otro y en la guido diplomático y publicista Sr. Antón ropa suwa que ambos personajes sacarán del Olmet, que viene á ofrecer á S. M. el primer ejemplar de una obra que acaba de ante el Tribunal... publicar: la crónica referente á la misión de l interés que el asunto Siever- Barnato ha la Infantería española en la guerra de la Indespertado en la gente ha salvado del dependen ía. í ¿l- Tiro de Pichón continuó por la tarde ridículo al joven Vanderbilt, porque los buenos londinenses, muy preocupados con la- y con la misma desanimación que en los nuevaactualidad, no se han enterado de que días anteriores, casi sin público y sin apuesel postillón de la diligencia Londres- Bng- tas; es decir, que los tiradores que vienen lo thon, y viceversa, ha renunciado á continuar hacen decididos á practicar el arte por el desempeñando el oficio, quizá porque le ha arte, á palo se o, ó, mejor dicho, á tiro se o. Jugábase hoy á siete pichones el premio ¿e parecido demasiado fatigoso. Vanderbilt, después de hacer funcionar los infantes doña Teresa y D. Fernando, anos días sus cuadras y su mail, de tdió de- tina bonita petaca de plata coa un zafira jar el negocio, y esta mañana vendió en pú- por botón. Tiraron por el siguiente orden: blica subasta el coche que había adquirido los Sres. Luque, duque de- Hornachueios, para el transporte de los pasajeros y los ca- Barbudo, Díaz, Drake, el Rey y el conde del Puerto. En la qumta vuelta estaban sin ceballos que trajo de los listados Unidos NUESTROS GRABADOS E ros solamente el Rey y el duque de Horuachuelos; pero le salió á D. Alíonso ua pájaro muy bravo, y tuvo la desgracia de que fuese á caer después de muerto fuera de la red, mientras que el duque de Hornachueios mató el último pájaro sin errar. El ven cedor recibió el premio de manos del Monarca, que invitó á beber Champagne á la concurrencia. El segundo premio lo obtuvo el Sr. Drake (D. Francisco) Mientras se verificaba la tirada comenta banse diversas noticias: una de días, qus había sido atropellado por un automóvil, resultando malherido, un perro populdrísimo en La Granja, algo así como el perro Paco madrileño, con la diferencia de que ésít se llama Víctor. Otra, y ésta más tribte, poi tratarse de una persona, era que un excursionista de Madrid, llegado en el tren dominguero, y que había emprendido una ex cursión hípica en uno de los caballejos del país, llamados blases había sido despedido por el animal, resultando gravemente herido. Corno el tiro concluyó temprano, el Re salió en automóvil, acompañado del infante D. Luis de Orleáns y del conde del Puerto y se dirigió por la carretera de Madrid ha cia Navacerrada, Habíase enterado D. Alfonso deque en una de las siele revuelta- estaba desde ayer una bandada de b uíres al olor de una cabaliería muerta que hafeía en aquellos contornos, y mostró el Monarca deseo de verlos 3 tiranos. Al cabo de un buen rato, en el lugar en cuestión sólo se presentó uno á la vista y á gran altura, í pesar de lo cual disparó el Rey y logró herirle, según pudo colegirse, porque cayeron bastantes plumas. CansaSo de esperar más y algo deseoso eiRey de merendar, pensaba emprender la marcha hacia La Granja, cuando advirtió que internadas en el monte se hallaban merendando en el suelo algunas personas. Acercóse á ellas D. Alfonso con sus acompañantes y se encontró con que los excursionistas sorprendidos por su presencia eran ti doctor Higlands, de Madrid, y su familia. Expresó D. Alfonso con la llaneza y afabilidad en él habitual su deseo de tornar un bocadillo. Correspondiendo con exquisita cortesía los señores ¿e Higlands á este deseo, invitaron á merendaiseriamente á D. Alfonso; aceptó de buen agrado el Rey, y al cabo de un rato se des pidió de sus campestres anfitriones, que habían hecho muy bien los honores y quedaron encantados de la amabilidad del Monarca Por cierto, que S. M. se propone enviarle; un retrato suyo dedicado como recuerdo de la merienda de hoy. Al anochecer, cerca de las ocho, regresó D. Alfonso á Palacio. A esa hora celebrábase en la carretera, cerca de la Puerta de Segovia, una función de títeres al aire libre que atraía la curiosidad del vecindario, y eso que el espectáculo era lo de siempre: el salto mortal, las anulas, el trapecio y un ejercicio con pesas, que á ser macizas y de hierro hubiesen pesado 1.500 ó 2.000 kilos, tal era su tamaño. Respecto de fechas de viajes regios, pare ce que se van concretando. La Reina Cristina sabido es que marchará á San Sebastián el 14. El Rey, según se dice, el 24; ¡a Reina doña Victoria, el 30; pero antes de esto, y aparte de la visita del Rey á las Academias militares ya anuu tadas habrá otro viaje muy próximo, cuyo cará ter simpático y gallardo no necesita comentarios. En efecto, el Rey marchará mañana mismo, á las ocho, en automóvil, con dirección á Madrid, para realzar con su presencia el acto de inaugurarse la estatua de aquel eminente tribuno, figura de carácter verdaderamente mundial, que murió hace poco más ele nueve años en la costa levantina, de Emilio Castelar ALFONSO R. SANTA MARÍA