Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 4 DE JULIO DE 1908. EDICIÓN i. a PAG. 5,1 En el segundo articulo de Las Novedades, al hablar del proyecto de Catastro, decía: Diversos periódicos publicaron artículos de igual género y probablemente en condiciones parecidas que aquellas célebres que hace algunos meses hacia insertar el Banco Franco- Español en asi toda la Prensa de Madrid... Como A B C publicó algunos de esos artículos, también nos conviene decir algo sobre el particular. Análoga proposición á la del Banco de España nos hizo un alto funcionario del Banco Franco- Español. Un tanto alzado al mes, etc. E igual contestación ftté la nuestra. Publicidad, sí, porque ella es perfecta- mente lícita en toda empresa periodística, pero á precio de tarifa la línea, como paga el comerciante el anuncio de sus mercancías y el industrial el de sus productos. Nada de tantos alzados, nada de subvenciones. Y así el Banco Franco- Español publicó con su firma lo que creyó conveniente en nuestras columnas, y con su nombre el anuncio que considera oportuno ea las planas de anuncios. Proposición semejante hízonos la Transatlántica, y respuebta igual o b t u v o de ABC. Publicidad, sí; la hemos admitido; la admitiremos, porque eso es legal y correcto. Recientemente hemos dedicado diez y seis páginas de un número á San Sebastián, la hermosa y simpática ciudad, que anuncia, y hace bien, su veraneo y sus cualidades excelentes de ciudad hospitalaria. Las poblaciones se anuncian, como se anuncian las industrias; y pagan, no con subvenciones, sino á precio de tarifa, sus realainos y sus anuncios. En suma; eso de las subvenciones no reza con nuestro periódico. Nadie, absolutamente nadie, puede jactarse de disponer sobre A B C, y nadie, por consiguiente, absolutamente nadie, puede, si procede de buena fe, decir otra cosa. Nos interesa y nos complacemos mucho en hacerlo constar así, ya que Las Novedadís nos ha dado ocasión para ello. hayan atropellado á grupos en ei centro de las calles; porque esos grupos, dignos de ser disueltos, sí, señor, se forman en las aceras, y los automóviles no marchan por las aceras. Hasta ahora al menos. Más adelante, ¡quién sabe! E 1 alcalde se ha olvidado de una cosa: la gente no protesta contra los automóviles, ¡qué ha de protestar! ¿O la tiene vueceneia por tan inculta? Contra lo que protesta es contra las velocidades excesivas. Lo demás es hablar de la mar salada. Los Tribunales juzgaron y condenaron a unos individuos que la emprendieron á mordiscos con un guardia municipal. Eso de los mordiscos no se explica, y menos en época de calor. ¡Si hubiera sido á sorbos, sobre todo si el agredido hubiese tenido la sangre de horchata, como se dice vulgarmente! Sucesos: Un panadero apaleado; un timo del portugués á uno de los eternos primos que en el mundo son; una niña intoxicada por comer bacalao en condiciones de las toleradas por nuestro celo municipal; la denuncia, no comprobada, de un infanticidio... De política, nada. En el Congreso, calma y el mismo programa de hace siete meses. Y sonriente esperanza de otros siete. Por la noche, apreciable brisa de lumbre pulverizada. un descanso de algunos días, cerrando por falta de asuntos de qué tratar y con la fórmula de se avisará á domicilio cargo la tarea de arreciar en la eampaña de oposición al proyecto de Administración local habíanse puesto de acuerdo los diputados Sres. Galdós, Llórente, Romero, Calzada, Moróte, Francos Rodríguez, Arias de Miranda, Ríu, Berlanga, Burell, Suárez de Figueroa y Torres Guerrero. ADMINISTRACIÓN LOCAL rt pinalmente, se dijo que para tomar á su A yer se reunió la Comisión que entiende en el proyecto de Administración local para seguir examinando la fórmula presentada por las minorías acerca de los artículos 173 y 174. Después de examinada la fórmula, se convino en consultar nuevamente con el señor Maura LOS SOLIDARIOS INFORMACIÓN POLÍTICA EN EL CONGRESO A yer llegaron de Barcelona más diputa r -dos solidarios, entre ellos el señof Cambó. Los solidarios han formado turnos de tres diputados para que cada uno permanezca en Madrid durante diez días y esté siempre la minoría representada en el debate sobre Administración local. Ayer visitaron al Sr. Salmerón los señores Carner y Junoy, los cuales oyeron de aquél palabras de interés por que la Solidaridad prosiga su camino, p l Sr. Cambó regresará mañana á Barce lona, proponiéndose estar de nuevo en Madrid el día 12, para hallarse aquí hasta el final del debate. CONFERENCIAS MADRID AL DÍA 5 l calor fue ayer extraordinario; la sesión del Ayuntamiento, ordinaria, y la del Senado, ni ordinaria ni extraordinaria. No la hubo porque faltaron senadores para dormir la stesta. -No se comprende que la duerman mejor en su casa que en la de doña María de Molina. Los ediles, en su reunión matinal, diseutieron varios asuntos macabros: uno, la adquisición de un automóvil para el servicio de Obras públicas; otro, la ejecución y conservación de sepulturas en el Este. Total, dos cosas de muerte. Otra municipalería: un nuevo, vivito y coleante bando de la Alcaldía. ¿Sobre menfdicidad? No; ésta sigue pululando, no tanto tpor el centro como por los barrios de la villa. Sobre automóviles- ¡Otro bando! No le acompaña, no, una estadística expresiva de flos accidentes ocurridos, de los correctivos impuestos y demás detalles que tanto pueden interesar al público peatón y convencerle de que las autoridades cumplen con- vigor lo que prometen. Limítase á decir que los agentes tomarán el número de los automóviles que lleven mucha, velocidad ¡magras tomarán! que serán castigados los conductores que esto hagan (aquí hubiera venido como pedrada en automóvil que atropella y huye el número y nombres de los castigados) y que también serán metidos en cintura los ciudadanos que formen grupos y tertulias en el centro de las calles (tampoco hubiera estado aquí de más unos datos de los casos en que los automóviles ucho calor y poca gente se notó ayer en el Congreso. Ameno no hubo nada, y emocionante, el acto de emoción que se espera no surgió aún. Es posible, sin embargo, que esta tranquilidad se turbe de un momento á otro, porque hay propósitos de dar al traste con ella. Un elocuente orador ha anunciado al presidente de la Cámara que dentro de unos días se promoverá en ella un tumulto tal que no podrá dominarlo, y se verá obligado á levantar la sesión, y que al día siguiente se repetirá la escena de violencia- -Entonces se verá- -añadió el que anunciaba esas cosas- -el camino que adopta el Gobierno, si cierra las Cortes ó si acude á la sesión permanente. La referencia que recogemos es de buetí origen, porque el ilustre orador que hacía la profecía está en contacto muy directo y en relaciones muy íntimas con las minorías de la izquierda. y á última hora de la tarde se observó en el Congreso que en el Salón de sesiones conferenciaban separadamente los Sres. La Cierva y Canalejas, Maura y Moret y Moret y Canalejas. Los comentaristas empezaron á dar inusitada importancia á estas conferencias, creyéndolas relaeionadas con las cuestiones de actualidad. Sin embargo, fuera el tema que fuera el tratado por los citados personajes, no parece que por ahora cambiase en nada los términos del problema que hoy se debate de manera predilecta en la política. Haj- que esperar unos días. EL SENADO I a Alta Cámara, como decimos, no pudo celebrar sesión por falta de número. Al proponerse la aprobación del acta, los e n t r e tanto, y en espera de que se confir- Sres. Calbetón y Parres pidieron votación me ó no el anuncio, siguió ayer la dis- nominal, resultando que faltaban cinco secusión del proyecto de Administración lo- 1 nadores, pues, según el art. 109 del reglacal, sin que su aprobación avanzara tanto mentó, son necesarios para tomar acuerdos 40, y no se hallaban presentes más que 35. como en el día anterior. El general Azcárraga llamó á su despaNo fueron pedidas votaciones nominales, pero la discusión se llevó lentamente para cho aT Sr. Rodrigáñez para preguntarle si insistía en su actitud de pedir votación noque no adelantase un solo paso. minal cuando se verificase la votación defi J na nota de cierto interés pudo colegirse nitiva del proyecto de Reforma hipotecaria. Contestó el ex ministro demócrata afir cuando á las seis de la tarde llegó al Congreso el presidente del Consejo, y es mativamente, y en su vista el general Azque tal vez el Senado disfrute de vacacio- cárraga ha dispuesto que no figure en el nes mientras el Congreso sigue funcionando. orden del día el referido proyecto, hasta que Hablaban algunos periodistas con el se- llegue el momento oportuno de incluirle ñor Maura, que regresaba en aquel momen- nuevamente PRESUPUESTOS to de La Granja, y al darle cuenta de que el Senado no había celebrado sesión por 1 a Comisión de Presupuestos de la Alta falta de número, contestó el jefe del Go- Cámara se reunió, dictaminando favobierno: rablemente sobreseí proyecto de ley conce- -Eso no es extraño, porque nunca en diendo dos suplementos de crédito al miesta época se ha visto el Senado muy eon- nisterio de Hacienda, importantes en junto currido. Realmente, aquella Cámara trabaja 117.189,50 pesetas, con destino á la sección más en las Comisiones que en la sesión. facultativa de Montes y Propiedades y deEstas palabras del Sr. Maura fueron in- rechos del Estado, para los deslindes, amoterpretadas, no sabemos si acertadamente, jonamiento y demás mejoras de los montes como una inclinación á conceder al Senado á cargo del ministerio de Hacienda.