Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 3 DE JULIO DE 1908. EDICIÓN 4. a PAG. 6. alusiones que la había dirigido ei señor Moret Preguntado por si supone que el debate f sera reproducido, manifestó que es posible que así suceda, aunque no inmediatamente, sino cuando para ello se- of rezca ocasión oportuna, porque cuando- se trate nuevamente de esta cuestión ha de ser probablemente para tratarla muy á fondo. después debate que R esultoprosiguendel proseguirán las sesiones y hasta la SENADO SESIÓN DEL DJA 3 DE JULIO DE 1308. A brese la sesión á las cuatro en punto Prsside el general Azcárraga y siéntase en el banco azul el ministro de Marina, Los Sres. CALCETÓN y LOYGORRI pidan que sea nominal la votación del acta. -Votan 35 senadores y se levanta la sesión, porque el reglamento exige 40 votos. aprobación definitiva del proyecto de Administración local por el Congreso. No falta gente, quizá maliciosa, que sospecha que aun habrá vacaciones después de aprobai se el proyecto, lo cual quiere decir que la discusión no será tan larga y empeñada coma se había supuesto al principio. Por de. pronto, ayer quedaron aprobadosseis artículos, gran cosa si se tiene en cuenta que ha habido ocasión en que el examen de un s lo artículo ha consumido varias sesiones. Persona íntima del Gobierno nos aseguraba ayer que éste tiene lá convicción de que habrá vacaciones veraniegas después 5 de quedar aprobado el proyecto de Administración local. Y como el verano termina el 21 de Septiembre, poco hay que esperar para ver si ¡esta confianza del Gobierno se convierte eir realidad. EN EL SENADO CONGRESO FINAL DE LA SESIÓN DE DE JULIO DE 1908 jvr ae ocurrió ayer en la Alta Cá mará el hecho que viene repitiéndose con alguna frecuencia, ó sea verse el presidente en la necesidad de aplazar la votación ipefiuitiva del proyecto sobre reforma de la ey Hipotecaria por falta de número sufimente de senadores. Y nuevamente piensa el Gobierno dirigirse á los senadores ministeriales para encarecerlos la precisión de que asistan á las sesiones diariamente y desde primera hora. pfl Gobierno repitió ayer tai de lo dicho por uno de sus individuos, el Sr. Xa Cierva, al ser visitado durante la mañana por los periodistas, esto es, que no existe tal propósito de cerrar el Senado aunque siga funcionando el Congreso. Las áo Cámaras celebrarán sesión mientras ao quede aprobado el proyeoto de Adtnini trición local. COMISIONES i Lo jj uiidelaalUCamaraqueentiende cu el proyecto determinando los casos en ¿os que puede ser concedida la excedencia á los funcionarios de Gracia y Justiciaqae sean diputados ó senadores, celebró ayer tarde una detenida reunión para estudiar el dictamen, que ofrece para su redacción anuías dificultades. A yer se constituyeron en el Senado las Comisiones que han de entender en los proyectos sobre ferrocarriles transpirenaifcos y sobre la nulidad de ciertos eontratos ¡de préstamo, nombrando presidente y secretario de ambas á los señores barón del Castillo de Chirel y conde de Bernar. rv NOTlCtAS VARIAS A yer llegaron á Madrid los diputados solidarios Sres. Junoy y Carner, Hoy vendrán los Sres. Cambó, VaHés y Ribot y Hurtado. rL p a r a substituir al marqués de la Vega de Armijo en la presidencia de la Academia de. Ciencias Morales y Políticas se designa á D. Alejandro Groizard, el ilustre hombre público. INTERPELACIÓN MORET El Sr. MORET: Entendía que era al Gobierno 3 quien correspondía contestar, y no cruzarse de brazos para que las minorías luchen entre sí; porque el problema que se discute es obra del Gobierno, y, sin duda, estos señores tienen gran prisa para salir de la situación insostenible en que se encuentran ó para lanzarse por otros caminos de peligro y exigencias SL la concesión que se les otorgue desplace á aquellos en cuyo nombre hablan. (Aplausos delibérales y demócratas. ¿Como ello tiene verdadera importancia, creía por esto que el Gobierno debía recoger lo dicho, Si se abstiene, allá verá el país si la confusión de elementos de que hablaba el Sr. Carner es la mayor de las agravantes que pudiera tener el proyecto y á que se refieren esas reticencias, esos glóbulos rojos que vienen comentados por banderas, por palabras, por cosas que no toleraremos nosotros; porque si la autonomía regional que los solidarios pretenden es eso, nosotros los liberales, en aras de la patria y por amor á la Monarquía, seremos su más formidable enemigo. (Ruidosa y repetida ovación de liberales y demócratas. El Sr. llAUItA se extraña de que no habiendo dirigido él alusiones al Sr. Carner, hablando éste por haberse creído aludido, y habiendo recogido la alusión el Sr. líoret, éste pretenda que intervenga en el momento en que no tiene por qué. Al Gobierno le basta con estar en su puesto, cumplir con su deber, responder con su presencia en este banco y con la firmeza en sus propósitos de lo que está sometido á la deliberación de la Cámara. El Sr. CARNER, al rectificar, diré que él ha hablado por las marcadísimas alusiones que á la Solidaridad dirigió el Sr. Moret en su discurso del viernes; que los solidarios no han provocado el debate, pero no podían menos de acudir adonde se les aludía. Cree no mereeer el tono despectivo con que ha acogido sus palabras el Sr. Moret; porque, aunque es modesta la persona que las ha pronunciado, deben ser oídas atentamente, porque él habla por Cataluña. No sabe para qué ha invocado el jefe de los liberales la unidad de la patria, á no ser como recurso para arrancar aplausos. (Rumores en los escaños de los liberales. ¿Por qué habláis de eso vosotros, si vosotros- no sois. España ni podéis alegar su representación? Tanto derecho como vosotros, ó más, tenemos nosotros para hablar en nombre de España. (Más rumores. Queremos una reforma que acabe con ia ficción de organizaciones administrativas, políticas y sociales, y cuando venimos á coadyuvar á esta obra, entonces habláis de la unidad de la patria. Pero ya la opinión se da cuenta de todo (Voces: ¡Ah! ya lo creo) y cuando aaabe de percatarse de toda la verdad holgarán todas las palabras. El Sr. MORET determina poi qué y en qué forma aludió á la cooperación ¿influencia de la minoría solidaria en el proyecto de régimen local cuando el viernes ttltimo examinaba á grandes rasgos el problema. Declara que en sus palabras no ha puesto agravio iri tono despectivo para fa persona m eí discurso del Sr. Carner. Pero como lo que ha querido su señoría es recrudecer lo que no hay para qué agravar, sólo buscando el efecto de sus exageraciones en el debate, yo no be de ayudarla en tal intento. Su señoría h a querrido arrojar en este debate la tea incendiaria; pero contó es el proyecto lo que nos ocupa y el Gobierno lo mantiene, con el Gobierno es con quíea se ha de discutir. El Sr. CARNER vuelve á hablar para hacerse cargo de frases y conceptos para él obscuros y graves; el Sr. MORET íe invita á esclarecerlos y lo requiere á discutir, poniéndose para ello á su disposición. Rechaza la afirmación de que la Solidaridad apoye al Gobierno y pacte con él, ni menos que su intervención responda á aquel fin, porque su significación personal y poiítica dentro de la minoría es radical. El Sr. CANAI BJAS habla para alusiones. En pocas palabras explica su uitei- renciótt. Hace un llamamiento al Sr. Canter, y se est iüa deque muestre tanta impaciencia poi. que se termine cuanto antes la discusión del proyecto de Administración, rapidez que podría atemperar la minoría solidaria. Recuérdale luego la actitud del propio señor Carner cuando se trató del voto corporativa y define el concepto de la autonomía. La autonomía- -dice el Sr. Canalejases un concepto que no se puede aplicar á- la mera exterioridad de una organización administrativa; es esauna palabra de qae no se puede abusar. Dejemos de examinarla en este momento y aplacemos su discusión para momento más oportuno y de mayor amplitud, puesto que no procede habínr de ella incidentalmente. El Sr. CARNER, en pocas palabias más, reconoce que no es éste el momento de discutir el concepto y la autonomía, y expresa su creencia de que en tal discusión no coincidiría con el Sr. Canalejas. Hecha sIa pregunta reglamentaria s la Cámara, pe acuerda pasar á otro asunto. ORDEN DEL DJA Son apiobados los dictámenes de incompatibilidades á favor de los diputados, electos Sres. Pasquan, Delgado, López (D. Daniel) y Sáenz. Los tres primeros- juran, y el último promete. RÉGIMEN LOCAL Entre Xas enmiendas piesentadas ai artículo 196, las defendidas por ios señores Benítez de Lugo y Calzada son aceptadas en parte, y se rechazan otras de los señores Pórtela y Pérez Crespo. En la discusión de estas últimas intervienen los Sres. MORET y MAURA. Otras de los Sres. Arias Miranda y Calzada no son aceptadas. EiSr. PÉREZ CRESPO defiende otra, haciendo algunas observaciones el jefe del Gobierno, lo cual no evita el qne haga una larga rectificación el Sr. Pérez Crespo pidiendo una amplia modificación del artículo 199. Contesta el Sr. LOMBARBERO, interviene en el debate el Sr. ALCALÁ ZAMORA y se desecha la enmienda. El Sr. CALZADA defiende otra en muy breves palabras. Interviene ligeramente en el debate el jefe del Gobierno y rectifica eí Sr. CALZADA. En votación nominal se desecha a. enmienda por 8 R contra 27 Se retira una del Sr. Anas de Mii nJa y se acepta otra del Sr. Alcalá Zamora Al art. 200 defiende otra el Sr. PERE 2 CRESPO, es contestado por el Sr. BELL-