Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES i. c DE JULIO DE 1908. EDICIÓN 1 PAG. 22. el balneario de Cestona todas las comodidades apetecibles, ¿hay que ir al extranjero, gastando mrtcho mas, á buscar lo que tenemos en casa? Afortunadamente, esas insanas costumbres van desapareciendo, y cada vez es menor el número de familias españolas que con mayores molestias y enormes gastos vayan á buscar fuera de España lo que tienen en nuestro país en las mismas ó mejores condiciones, ¿por qué no decir la verdad? Una prueba elocuente de las viitudes de las aguns de Cestona está en el gran número de extranjeros que acuden á ese balneario. Como jefe facultativo y al frente del balneario se halla hace años el ilustre doctor Enríquez, tan querido y popular entre los habituales concurrentes á Cestona. No podemos menos de hacer público un hecho que patentiza las virtudes de las aguas de Cestona: el Boletín Oficial de la Academia de Medicina de París hace constar que las condiciones de mineralización del agua de Cestona y la forma en que está hecho el captado permiten acordar por un período de treinta años á favor de las mismas la autorización especial que es precisa para importarlas y venderlas en Francia Salta á la vista lo mucho qne en favor de CESTONA. Á LA PUERTA DEL GRAN HOTEL. TERTULIA DE BAÑISTAS ANTES DE IA CENA Hay además en Cestona cuantos atractivos puedan pedirse á los establecimientos 3 e esta clase mejor montados de Europa, y entre aquéllos citaiemos los salones de biílar, café, salas de recreos, hermosa biblioteca y cuantos puedan proporcionar al agüista una agradable temporada. Como se ve Cestona no es el típico balneario español con su fonda más ó menos lujosa y su galería adjunta mejor ó peor instalada, en el cual el agüista se encuentra obligado á padecer la temporada necesalia para conseguir el restablecimiento de su salud ó el alivio de sus dolencias; es la estación balnearia, es la otila de aguas francesa, con su multitud de edificios anejos, con sus soberbios hoteles, con su confort, con sus Jistr- accicries, atractivos y elementos de vi ¿a extraordinarios que hacen agradable ta temporada, no ya á los enfermos, sino á fas numerosas personas que sólo tratan de encontrar allí el descanso, la comodidad y (a alegría. Resultando certificado por todas las eminencias médicas las virtudes curativas de tas Aguas de Cestona, análogas en su comoosi- ción á las de Carisbad (Alemania) com- í. probadas estas virtudes por las numerosas uras íeaiizadas por esas aguas, v teniendo CESIOMA. BALNEARIO. PASEO CUBIERTO Y ESTABLECIMIENTOS VIEJOS las maravillosas aguas de Cestona dice esa autorización de la Academia de Medicina de París, pues sabidas son las dificultades y tiabas que para la entrada en Francia pone aquel Gobierno á las aguas extranjeras, con el fin de que no se expendan al público más aguas minerales que aquellas cuyo mérito indudable las hace acieedoras á tan señalada distinción. L, a Compañía anónima propietaria de las aguas y balneario de Cestona ha reunido en el establecimiento cuanto pueda apetecerse para pasar una agradabilísima temporada; comodidades y distracciones elogia das por los miles de agüistas que todos los años y de todas partes acuden al acreditado y suntuoso balneario durante el verano. I, as aguas de Cestona, embotelladas con todos los cuidados, se expoitan á todas partes. Véndense en botellas de litro al piecic de 1,25 pestas en las principales farmacias y droguerías de España y en su deposite en Madrid, plaza del Ángel, 18, primero I,o s pedidos deben hac srse directos á la Administración de la misma Compañía en Cestona CESTC NA- PASQü S DEL BALNEARIO. BAJISTAS JUGANDO (iiñ