Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES i. DE JULIO DE 1908. EDICIÓN a PAG. 20. UNION RESINERA ESPAÑOLA C s una de las más importantes empresas industriales de nuestro país. Se fundó esta Sociedad en 20 de Enero de 1898, con un capital social de 20.000.000 de pesetas, y forman su Consejo de administración los señores siguientes: Presidente, excelentísimo Sr. D. Tomás de Allende; vicepresidente, D. Victoriano Llórente; consejeros: D. Clemente Alvira, D. Enrique de Nárdiz, D. Ramón de la Vega, D Prudencio Bidegaín, D, Dionisio Tauste, D. Marcelo Sarasola, D. Mariano Yurrita y D. Raimundo Ruiz; director administrativo, D. Clemente Alvira, y director técnico, D. Enrique de Nárdiz. Dedicada esta Sociedad á explotaciones PUEBLOS PROVINCIAS Estepona Málaga. Cañizares Cuenca. El Cañizar Cuenca. Garaballa Cuenca. Las Navas del Marqués... Avila. Majadas Cáceres. Teruel Teruel. Oña Burgos. Tiene además en Pasajes las soberbias fábricas cuya vista reproducimos. La Sociedad Unión Resinera Española sostiene y da medios de vida á unos 6.000 obreros. Inútil es decir que dados los elementos de todo género con que cuenta la Sociedad que nos ocupa, tiene montada su industria con una perfección tal, que sus productos éste es que los productos que constituyen su base son de consumo universal y primera materia para- industrias tan necesarias como la fabricación de barnices, alcanfor, jabones y otras. Por otra parte, la Unión Resinera Española no tiene dentro de España competencia posible para sus productos por Empresas análogas, porque si bien es cierto que hay fábricas que no pertenecen á la Sociedad, esas fábricas son de pequeñísima importancia, y por tanto no disponen de elementes industriales necesarios para la obtención de productos que, bajo los dos aspectos de calidad y clase, puedan comnetir con los de la Unión Resinera Española. En el extranjero sus productos son competidos por los de los Estados Unidos y Francia, países donde esta industria tiene una colosal importancia, liasta el punto de que puede considerárseles com los defim- VISTA 6 E 1 SEBAL DE LAS FABEICAS DE 1 A UNIÓN KESINEBA. ESPAÑOLA. EN PASAJES áe montes por la tiansrormacióu de s, us jagos y maderas, posee para tal objeto fábricas que radican en los pueblos sigientes: PUEBLOS PROVINCIAS Arévalo Aguilafuente La Adi ada Almazán Alinodó var Aranda Arenas de San Pedro Coca Cuéllar Cuenca Fornes Mazarete Nogarejas Viana Avila. Segovia. Avila. Soria. Cuenca. Burgos. Avila. Segovia. Segovia. Cuenca. Granada. Guadalajara. I, eón. Valladolid. sompiten en calidad con los mejores del extranjero, á cuyos mercados concurren hace años, mereciendo en todas partes general aceptación. Los mercados principales de exportación de estos productos son: Inglaterra, Bélgica, Holanda, Alemania, Suiza, 5 en menos pro porción, Austria é Italia. Actualmente la situación del negocio se halla sufriendo las consecuencias de la grandísima crisis industrial que atraviesa el mundo entero á consecuencia de esa otra crisis financiera que principalmente se ha exteriorizado en los Estados Unidos y Alemania, y de la cual aquella otra crisis industrial es inmediata é imprescindible consecuencia. Descartado ese estado actual, forzosamente transitorio, el porvenir del negocio industrial desarrollado por la Unión Resinera Española es grandísimo; afirmación que sólo necesita de un solo argumento, v dores de ella en el meicado internacional. Por la ba e de su constitución y los elementos con que cuenta, esta Sociedad no ha concurrido á más Exposición que á las locales en que ha sido solicitada, por tener esta industria vida en la región respectiva, habiendo obtenido en todas ellas la mayor distinción. Las Exposiciones á que ha concui rido son: las de Segovia, Burgos, Madrid, Gyón, y actualmente la Hispano- francesa de Zaragoza. Como la industria que desarrolla la Unión Resinera Española es una industria exportiva, se halla muy afectada por ei valor de la moneda Oro, pues, naturalmente, en sus beneficios ínfluye mucho aquél. La protección arancelaria es análoga á la que resulta á la industria en Francia, excepto en la explotación de maderas, en que el arancel tiene más vistas á proteger la importación de maderas extranjeras que á fomentar la riqueza forestal de nuestro país.