Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M I É R C O L E S i. D E J U L I O D E 1908. E D I C I Ó N 1. P A G 10. nuestros compatriotas, sino también los extranjeros. Nuestra bella y encantadora ciudad produce en cuantos la visitan justificada admiración. Larga é innecesaria tarea sería la s ¡ue podríamos acometer si nos propusiéramos describir detalladamente á San Sebastián. Larga, porque no sería fácil expresar en breve disertación la belleza de sus lindas paseos y de su playa sin rival, la hermosura de sus espaciosas calles y plazas, la esbeltez y grandiosidad de sus magníficos edificios, construidos con sujeción á las prescripciones de sólida y elegante arquitectura y de necesaria higiene; el risueño aspecto de sus alrededores, donde la vista se recrea contemplando el vigor de una vegetación asombrosa; la admirable desigualdad del suelo, que ora se ofrece en fecundos valles cruzados por las aguas cristalinas de murmuradores riachuelos, ora en elevadas montrñas, cuyas enhiestas cumbres se pierden entre las vaporosas nubéculas, cual si éstas fuesen turbante de encaje que las coronase; el aspecto majestuoso del mar Cantábrico, cuyas soberbias olas se estrellan en las orillas, inundándolas de brillantes espumas, que al reflejar los destellos del sol descomponen su luz en cambiantes maravillosos. Sería esta labor más propia de las facultades que al poeta distinguen que del esfuerzo, constantemente derrochado de los que se consagren á estos ímprobos trabajos del periodismo. A nosotros sólo nos corresponde la explosión de las magnificencias que San Sebastián atesora, más que por obra de la Naturaleza, que aquí se ha mostrado evidentemente pródiga en derramar sus mejores dones, por obra de la iniciativa humana, que en San Sebastián ha obtenido esplendentes triunfos, armonizando con la natural hermosura las prodigiosas conquistas del progreso en todos los órdenes de su actual estado. Y desde este punto de vista, nuestra población, aparte de que figura en lugar eminentísimo, denota que persevera en su marcha por los caminos del engrandecimiento Y si todo lo expuesto nos llena de natural alegría, la consecuencia que debe originarse del estado en que San Sebastián se manifiesta es anuncio de la grandísima importancia que ha de seguir ostentando. Los hechos confirmarán nuestras palabras, demostrando por manera indudable que la antigua Easo es digna del aprecio en que la tienen nacionales y extranjeros. EL PALACIO EEAL T T ¡WIRAMAB ALFREDO DE LAFFITTE. especialidad de San Sebastián y es una demostración palmaria de la importancia que concede á este ramo en relación á la higiene. Como la ciudad se halla edificada sobre un banco de arena, ésta absorbe rápidamente las aguas torrenciales sin dar lugar á la descomposición de las materias orgánicas de la superficie; y siendo este subsuelo tan permeable, no es de extrañar que á los pocos momentos de haber cesado la lluvia, por fuerte y duradera que sea, aparezcan las calles completamente- secas y en disposición de poder transitar por ellas. Las mejoras que cada año se realizan causan el asombro de los que, ausentes durante nueve meses, á su venida, el verano, encuentran siempre algo nuevo que admirar. La presencia de la Corte presta á San Sebastián gran animación y alegría y la da un tono aristocrático, merced á la residencia del Cuerpo diplomático y las Embajadas extraordinarias, personajes políticos nacionales y extranjeros, y escuadras que vienen á saludar á SS. MM. Podemos enorgullecemos con sobrado motivo. Es la población de España más favorecida por todos; es el pueblo hacia el cual muestran mayor predilección, no solamente CALLE DE HEBNASI