Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES i6 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN 4. P G. 6. ción, se consagren por entero las dos horas del orden del día y se subordinen á él y al capricho presidencial aquellos asuntos que entrañan la vida de miles de personas, iorzadas á emigrar por torpezas y errores üel Gobierno. Reclama que, para que no se repita lo de hoy ni se eoite arbitrariamente la discusión, como la de la interpelación del Sr. Canalejas, se dé preferencia en las dos- últimas horas de sesión á tratar del proyectado arriendo de Arrayanes respecto de todo lo demás. (El marqués de Mochales tiene prisa en imponer süencio al Sr. Borell, y á cada nueva palabra que pronuncia golpea la mesa con la campanilla y repite los campanillazos. No sin esfuerzo, al cabo se pasa al debate de ADMINISTRACIÓN LOCAL El S Í ARIAS DE MIRANDA retira una enmienda del Sr. Albarado al art. 185. Otra del Sr. CALZADA es apoyada por n autor. Le contesta, por la Comisión, brevemente él Sr. BELLVER, y después que el señor CALZADA rectifica, es desechada. v Ocupa la presidencia el Sr. Prado Palacio. Se pone á discusión el art. 186. La primera enmienda á él presentada defiéndela el Sr. PORTÉIS. Contesta el Sr. LOMBARDERO, manifestando que nunca ha podido tener el Tesoro tan seguro el cupo de consumos como lo va á tener en cuanto la ley se plantee. Queda desechada. Al 187 defiende otra el Sr. BENITEZ DE LUGO. Ss contestado por el Sr. BELLyER, y después de las obligadas rectificaciones la enmienda queda desechada. -El Sr. ARIAS DE MIRANDA defiende otra, pidiendo ana modificación al párrafo Segundo del art. 187. Es contestado por el Sr. LOMBARDERO, y como ¡ÍO le satisface lo dicho por el individuo de la Comisión, así lo manifiesta en ana breve rectificación. El Sr. ALCALÁ ZAMORA recoge una alusión que le ha sido ¿Brígida por el Sr. Lombardero. Entre ambos se entabla un ligero debate, y el Sr. Arias de Miranda retira su enmienda. EISr. PÓRTELA defiende otra, siendo contestado por el Sr. LOMBARDERO, qu se opone á que sea aceptada. Queda desechada. Se suspende el debate y se leva it 1 la sesión á las siete y media. SBS 1O N K c t DÍA 26 DE JUNIO Db 1908. e abre á las tees y media. En la presidencia, el Sr. Aparicio. Los r e s Maura, Sánehez Bastillo, La Cierva y Besada, en el banco del Gobierno. EISr. CANALEJAS ocúpase de los actos que el gobernador y el alcalde de Bilbao han realizado contra los concejales demósratas de aquel Ayuntamiento. Combate la política seguida por dichas autoridades contra los ediles que ejercitaban un derecho al pedir se consignase en acta su protesta coatra el proyecto de ley del Terrorismo. Y esto- -advierte el orador- -es menos tolerable cuanto que se trata de un alcalde bizcaitarra que simpatiza con los enemigos de la integridad de la patria y los ampara, y siempre que no encuentra el camino llano echa por medio con medidas violentas y con frases de dura provocación, Hace estensas sus censaras al gobernador, que no solamente no llegó á asegurar y garantir á dichos concejales ea el ejercicio de su derecho, sino que vio motivos de apercibimiento en actos que no caían dentro de él. Ni el gobernador ni el alcalde, en sus áe- S cisiones, respondían á sentimientos ó indicaciones del partido conservador de Bilbao, porque precisamente en aquella ciudad no hay partido conservador; el organismo político que como tal allí funciona es sólo una sucursal del colegio de Deusto, al abrigo de elementos industriales y navieros, que, como en Cataluña favorecieron el catalanismo, allí dan alas á los bizcaitarras. Concluye lamentándose de que esta política, que nada tiene de patriótica, encuentre amparo en las esferas oficiales. Contesta al Sr. Canalejas el ministro de la GOBERNACIÓN. Protesta el Sr. LA CIERVA de que el Gobierno tenga simpatías ni blanduras para con el movimiento bizcaitarra. Dice que aunque estuviese tachado de tal, el señor Ibarreche, al ser designado parala Alcaldía de Bilbao, hizo protestas concluyentes de lealtad á ¡nuestro régimen y bandera, y el Gobierno, no solamente no. tiene queja alguna de que haya faltado á ninguna de sus promesas, sino que está satisfecho de su gestión en todo. ¿Y cómo no, si el Sr. Ibarreche ha procedido en uso de sus facultades y conforme al art. 71 de la ley Municipal, oponiéndose á que se tratase y consignase en acta decisiones y asuntos que exclusivamente tienen carácter político? Declara que la mayoría del Municipio era contraria a que se tratase del proyecto del terrorismo. Hace historia de lo ocurrido y diceJuego que la mayoría de los concejales, contraria á la decisión del alcalde, que eliminaba del acta una protesta del Sr. Carretero, se negó dos veces á aprobar dicha acta. Por este hecho intervino el gobernador y hubo de apercibir á los concejales, que, en uso de su derecho, no querían aprobar el acta, pero qae en vez de votar en contra se abstenían y oponían á la aprobación, incurriendo en responsabilidad. El Gobierno siente profunda gratitud para el gobernador de Vizcaya por sus grandes y nunca bien pagados servicios, y aprueba en un todo su conducta, por creerla ajustada á la ley. Concluye expresando su juicio tte que el Sr. Canalejas ha dado excesiva importancia á una cuestión que no la- tiene. Rectifica el Sr. CANALEJAS, Recoge las declaraciones del ministro y las rebate. Se extraña de los elogios desmesurados que el ministro ha hecho del gobernador de Vizcaya. El Sr. LA CIERVA, interrumpe: Muy in: feriores á sus merecimientos. Varios diputados: Pues haberlo hecho ministro. Considera el Sr. CANALEJAS intolerable que alcaldes como el de Bilbao crean que el acta es cosa de su exclusiva competencia y voluntad y que cuando los concejales no se acomodan á sus arbitrariedades, cumplen con su deber procediendo con violencia. Advierte que el ministro y sus amigos del Gobierno piensan ahora de la función y órbita en que se deben mover los Municipios de muy distmtaj manera que cuando sus amigos alentaban en los Ayuntamientos la protesta eontra la ley de Asociaciones. El alcalde y el gobernador habrán sido leales al Gobierno y fieles á sus instrucciones, pero han infringido la ley, y lo mismo el alcalde de la población que varios representantes de su autoridad, á fuer de ¡nacionalistas, alientan sentimientos contra la patria. Dígalo si no algún que otro alcalde de barrio, que fue procesado por haber dado ¡mueras! á España. El ministro de la GOBERNACIÓN declara que la multa y apercibimiento impuestos á los concejales de Bilbao no envuelven, de parte del Gobierno, propósitos ulteriores contra ellos. Agrega que no se trata de perseguir á aquel Ayuntamiento. Nuevamente rectifica el Sr. CANALEJAS. Dice que no es buen, camina el de la humillación, ni es política enseñar á los concejales y á las masas que al capricho y vanagloria de un alcalde hay que someterlo todo, hasta el prestigio de aquel Ayuntamiento y la dignidad de quienes lo forman. El Sr. IBARRA, que, como udiputado por Bilbao, se cree en el deber de intervenir 9 abunda en las manifestaciones hechas poj el ministro. Elogia como el mejor alcalde que ha 6 abido en Bilbao, y pide al Gobierno que vea la manera de que el Sr. Ibarreche sea colocado en condiciones de que siga largo tiempo en su puesto. Vuelve á hablar el Sr. CANALEJAS para sacar la consecuencia de declaraciones del Sr. Ibarra. Hay que notar que los que promovían conflictos y- alentaban dificultades y provocaban huelgas antesgestán ahora en los primeros puestos y ejercen autoridad. ¿Cómo ha de haber ahora allí disturbios, como el diputado se vanagloriaba, si ellos ahora, autoridades, no los promueven? Recuerda interesantes antecedentes del alcalde Sr. Ibarreche, que fue expulsado del campo nacionalista, y que después de actuar de seudoconservador hizo declaraciones de bizcaitarrismo. Por los bizkaitarras fue S S. diputado dirigiéndose al Sr. Ibarra) y por el auxilio y concurso de bizkaitarras y carlistas vive su señoría. El Sr. FBLIU: Los carlistas no son sinónimo de bizcaitarras. El Sr. CANALEJAS: Tan lo son, que precisamente entendidos y en armonía se distribuyeron los cargos de aquel Municipio, y juntos medran los carlistas, los bizcaitarras y los seudoconsers adores. También interviene en esta discusión el Sr. MORÓTE. (Continúa la sesión. NOTAS DE LA TARDE a desanimación en el Congreso á prime ra hora de esta tarde era completa. Como nota interesante se anunciaba únicamente la interpelación del Sr. Canalejas sobre el apercibimiento de que parece fueron objeto los concejales de Bilbao. Dicha interpelación llenará las dos primeras horas de la sesión. CJl Sr. Moret sigue enfermo, y no concurre, por lo tanto, á la sesión de boy del Congreso. A pesar de la citación dirigida por el jef e del partido liberal á la minoría de del Congreso para el domingo, tal vez se anticipe el acto para mañana sábado. Esta reunión tiene por objeto, según se há dicho ya, designar los turnos de los diputados liberales que han de concurrir á las sesiones en el caso en que no haya vacaciones parlamentarias. u ablando esta tarde un grupo de diputa dos de los viajes veraniegos, decían varios de ellos á un individuo de la Comisión de Administración local: -Ustedes no podrán veranear; será preciso que permanezcan defendiendo el proyecto. -No- -contesta el aludido, -porque para fines de Julio estará aprobado en el Congreso el proyecto de Administración local. tarde se reunirá Junta encargada Estade la construcciónladel inomimeuto á Alfonso XII.