Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C j U E V E S 2 D E J U N I O D E 1908. E D I C I Ó N i. P A G 4 PARÍS. BATALLA D E FLORES EN LAS TULLERIAS UNO DE LOS CARRUAJES INFANTILES QUE MAS LLAMARON LA ATENCIÓN EN LA FIESTA Fot. Bianger RETAZOS LITERARIOS 0 5 con este mismo título publiqué el día 17 en estas columnas, no pensaba volver á ocuparme del asunto; pero en Heraldo de Madrid del día 21 he leído un artículo de don Félix Méndez, en el que trata de darme un vapuleo, y sería descortés si no le contestase. Conque vamos al granó. El Sr. Méndez censura que yo trate de sanear la escritura y empiece por acatar la fórmula de estrecha su mano. ¡Ya lo creo que la acato! como que es mucho más lógica y de más sentido gramatical que la fórmula de oprime su mano que propone el Sr. Méndez; y si no, prueba al canto, yjuzgue el lector. Copio literalmente del Diccionario de la lengua castellana: de alguna cosa. -Abrazar. -Apretar la mano, Apretarse unos con otros, etc. OPRIMIR: V. a. Apretar violentamente. -Sujetar mucho á las personas vejándolas. -Causar congoja ó angustia. ¿Eh? ¿Qué tal, Sr. Méndez? ¿Quién lleva más razón gramatical? ¿Usted con su Las manos pues, no se oprimen, se estrechan, pues oprimir es sinónimo de violencia, y estrechar es sinónimo de afecto; y bien sabe Dios que no me preocupa mucho (1) O retozo! como quiera el Sr. Méndez. JV AS SOBRE MODISMOS Después del retazo (ó re DE ESCRITURA tozo) que ESTRECHAR: V. a. Disminuir la anchura opresión ó yo con mi estrechamiento? (como quiere ó propone el Sr. Méndez, poi que esto es sinónimo de violencia) sino e ¿plazándola por la de Distinguido, Estimable trecha su mano, que es sinónimo de atracción, ó Respetable señor ó señora, que es %lo que yo de afinidad, de afecto. decía en mi retazo (ó retozo) anterior, y que 2.0 Que no se deben cursar las misivas porque yo lo ponga en mis cartas lo van á con el Muy señor ó Señora mía, porque el muy poner ya los españoles todos. Líbreme Dios de y el mío son dos tremebundos absurdos gratal pretensión; cada cual puede escribir maticales, como lo sería al dirigirse á una como le plazca; pero de eso Á escribir con señorita el escribir Muy señorita mía, que no corrección gramatical media un abismo. hay ni un mortal siquiera que escriba tamaDije y vuelvo á decir (ó mejor dicho á es- ño disparate. En cambio, debe escribirse cribir) que el Muy señor mío es una inco- Distinguido, estimable ó respetable señor ó señorrección filológica de gran tamaño, pues ra cuando se escriba á personas con las que muy es adverbio de cantidad destinado á se tenga que guardar cortesía; y expresar más superlativamente el califica 3.0 (Y esto lo añado ahora. Que también tivo que le sigue; así se dice muy alto ó muy huelga en el final de las epístolas el escribajo; muy ancho ó muy estrecho, etc. pero el bir s. s. s. (su seguro servidor) bastando pomuy señor no es castellano ni á diez leguas; ner su servidor, sin el seguro, pues se sobrená lo sumo querrá significar gran señor, y si tiende lógicamente que al ofrecerse á una esta es su sinonimia más vale escribirlo así persona como servidor lo ha de hacer con al comienzo de las cartas. Gran señor, que, fidelidad, con segundad, con afecto. al fin y al postre, es más lógico. Y termina 1 feeste retazo como terminé el Que yo confundo señora con esposa dice anterior, diciendo que el que quiera seguí, el Sr. Méndez; no hay tal confusión: todo el escribiendo antigramaücalmente y con hi mundo dice la señora de Fulano, ó la espo- pocresía, allá el ó alia ella. sa de Fulano, ó la mujer de Fulano, en el Por lo demás, doy las gracias al distin sentido matrimonial de la palabra; por tan- guido escritor D. Félix Méndez por habe to, al escribir señora mía se sobrentiende querido echar mis reflexiones á mi apelhd que se refiere á la señora, esposa ó mujer (es decir, al corral, aun cuando yo creo qu propia del que habla ó escribe. no han entrado á recinto tan antihigiénico) ¿Es esto lógico? Una de dos: ó- yo tengo y se despide (del Sr. Méndez, ¿eh) ¿estrechan todo mi cerebro de barbecho en esta oca- dolé la ma? io su servidor sión, ó mis razonamientos no deben echarse CORRAL Y M A I R A apellido (es decir, al corral) conformándome con que, el lector me dé la tazón que el señor Méndez me quita. Por otra parte, el Sr. Méndez censura el que yo diga que no deben comenzarse las cartas con la fórmula Muy señor mío, reem- que el Sr. Méndez eche mis reflexiones a mi al corral; el lector decidirá allá en su fuero interno. Quedamos, pues (ó, por lo meaos, quedo yo) en que: i. No se debe escribir en las cartas besa su mano, ni mucho menos oprime su mano