Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 24 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN a PAG. ¡MI LAGRO! p o r el Canal y sus alrededores circuló du rante la tarde de ayer una noticia verdaderamente estupenda: la de que había aparecido una Virgen. La noticia cundió con rapidez extraordinaria; las comadres del barrio comentaron el suceso, dándole tal colorido y tales visos de verosimilitud, que aun los taás escépticos creyeron como artículo de fe tan rara y extraordinaria versión. Decíase que al cortar un árbol había aparecido dentro de su tronco una Virgen, y con tal motivo se congregó en aquel sitio todo el vecindario, á fin de comprobar el hecho. Para contener la aglomeración de los que querían comprobar la certeza del milagro, fwé preeiso que acudiesen fuerzas déla Guardia civil, que á duras penas pudieron conJener el gentío que á tal sitio acudió. Uno de los guardas del Canal tuvo la mala idea de apoderarse del tronco en que la exaltada fantasía popular había creído yer una imagen y guardarlo en su pasa. El público, ardiendo en santa indigna ción, quiso asaltar la casa del eeloso guarda para apoderarse del milagroso tronco. La intervención de la benemérita evitó que la muchedumbre lograse su intento. x A última hora de la tarde se restableció la calma; pero en todo el distrito no se haJ la de otra cosa, y se ha iniciado una peregrinación al Canal, que sólo Dios sabe en lo que terminará. Indudablemente, la palabra escopeta era entendida por el perro. ¿Entendía alguna más? Don Estanislao hizo la prueba, y una noche dijo á su criado: -Fulano, no limpies la escopeta, que no voy de ca ¿a. -Era de esperar, dijo el cura del pueblos Ved, hijos míos, cómo lo malo se pega coa mucha más facilidad que lo bueno. MELITÓX GONZÁLEZ CHOQUE DE VAPORES POR TELÉFONO JMTFL 1 GENCJA CANINA Cí, amigo Gabaldón; leí tu festivo artículo, publicado en este diario, acerca de la inteligencia perruna. Lo que narraste, realizado por un perro en Santander; lo del perro que va á la compra y hasta va al estanco y escoge media docena de puros para su amo; el sinfín de habilidades realizadas por multitud de canes célebres, son cosas baladíes ante lo que yo presencié y voy á referirte: i D. Estanislao, rico Hacendado en un pueblo de la provincia de Toledo, gran aficionado á la caza, era propietario de un perrai inteligente en grado sumo, y nabía observado las muestras de alegría de su perro cuando por las noches decía á su criado: -Fulano, limpia la escopeta, que mañana oy de caza. El perro oyó la palabra escopeta y, sin embargo, bajó las orejas y, con evidentes muestras de pesadumbre, fuese á la cuadra y se echó junto á uno de los caballos, gran amigóte suyo. Luego el perro había entendido la oración completa. No había duda; á aquel perro no le faltaba más que hablar ¿Por qué no intentar enseñarle? Otros animales había en la casa que también hablaban, y eran éstos: un loro, una cotorra y un gato; pero éste, á decir verdad, sólo pronunciaba la palabra agua cuando D. Estanislao le cogía por las orejas mientras con POR TELÉGRAFO la otra mano le abría y cerraba la boca de DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR cierto modo, y haciéndolo de otra manera, PARÍS, 2 3, 8 N el gato decía algo parecido á papa y C l ministro de las Colonias ha confirmado mama con lo cual se acentuó en el rico la noticia referente á los combates hahacendado la manía de hacer hablar á los bidos entre los revolucionarios chinos y los animales. tiradores tonkineses, resultando muertos El médico, del pueblo, también cazador y dos tenientes y dos sargentos franceses y gran amigo de D. Estanislao y de llevar la 50 revolucionarios. contraria, más por deporte que por- razón, Se han enviado refuerzos para amparar á. hizo observar á su amigo que los animales los destacamentos franceses. no han hablado ni hablarán jamás, porque la configuración de su boca es refractaria á la fonascia; insistió D. Estanislao, volvió á POR TELÉGRAFO rebatir el médico y acabaron por reñir para DB NUESTRO SERVICIO PARTICULAR siempre. MGO, 2 4 I M. El hacendado, herido en su amor propio por algunos ditirambos soltados por el mé- l- j a llegado á este puerto el vapor Bereit dico durante la discusión, quiso vengarse. gner el Grande conduciendo 1.200 pasaPara conseguir su objeto cogió al inteli- jeros para Buenos Aires Comunican de Muros que en el bajo Xi gentísimo perro y se lo llevó á una casa de campo, se encerró con él en una habitación meira, cerca del cabo Mnisterre, ha encallay, dale que le darás, horas, días y meses, don do un buque de nombre y nacionalidad hasEstanislao se empeñó en que su perro había ta ahora desconocidos. La tripulación pudo salvarse, regresando de aprender á decir Pantaleón que era el nombre del médico, y matasanos pues en á Muros. LA CORUÑA, 5 4 2 M aprendiendo el perro á decir ambas palabras seguidas, fácilmente las aprenderían T e Muros se reciben noticias según las los demás perros del pueblo, todos los cua- cuales el vapor que se ha ido á pique les gritarían: ¡Pantaleón, matasanos! en en el bajoXimeira es transatlántico de gran vez de ladrar, y el médico tendría que emi- porte. grar del pueblo. Antes de que pudiera desprenderse del Así pasaron algunos meses; D. Estanislao obstáeulo y ganar la costa se sumergió, se mostraba satisfecho de los adelantos del efecto de una gran vía de agua. perro. Al hundirse Jse formaron formidables reAmigos suyos le preguntaban si el chucho molinos de agua. Los tripulantes pudieron, articulaba ya alguna palabra, y el hombre sin embargo, arriar los botes y ganar con contestaba con monosílabos poco inteligi- ellos el puerto de Muros. bles. Se hizo taciturno y misántropo y se r- Recuérdase que en el mismo sitio ó muy pasaron semanas sin hablar y sin salir ape- cerca se perdió, sin niebla, el crucero Cardenas de la habitación en que tenía el perro. nal dsneros. Por fin, un día determinó dar suelta á eu Desconócese el nomore, la procedencia y can. Todo el pueblo corrió á ver si el perro la nacionalidad del barco. hablaba. No había tal cosa; lo que sí suceLos náufragos son atendidos en Muros; dió fue que D, Estanislao había aprendido 1 pero en s aturdimiento no acierran á exá ladrar y á gruñir como su perro. plicai le ocurrido, I J n buque perdidq. N El vapor griego Filinis, procedente de Marsella; que navegaba con rumbo á este puerto conduciendo cargamento de trigo, chocó en aguas de Ibiza, y á sesenta millas de Valencia, con el Kilerea, barco inglés de 2.000 toneladas, cargado de carbón, procedente de Dunstan y dirigido á Cannes El choque fue de tal violencia, que el vapor inglés quedó partido en dos, sufriendo á su vez el griego averías de gran importancia. Después del tremenüo encuentro sólo hubo tiempo para que el capitán del Kilerea, 18 tripulantes y dos pasajeros se arrojaran al agua, siendo recogidos por los botes del Filinis. Minutos después el buqiie inglés desaparecía bajo las aguas. El Filinis, después de una travesía penosa á causa de los graves desperfectos sufridos, en la que empleó diez y seis horas para i eeorrer 16 millas, ha arribado á este puerto conduciendo á los tripulantes y pasajeros del vapor perdido El cónsul de Inglaterra los ha socorrido con ropas y dinero. El capitán ha perdido cien libras esterlinas en oro. DE NUESTRO SERVJCiO PARTICULAR AIE CJA, 23, 6 M. COMBATES EN EL TOHK 1 N OTRO NAUFRAGIO