Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TEAT 0 ZARZUELA. BOCCACIO EMMA GR A V A BAGNOLI CAPPA- GRAV 1 NA. A- uf AVILLA. BAGNOLI. CATALUÑA Y LA ENSEÑANZA a incuestionable ¡competencia del señor Royo Vülaaovaen materia de enseñanza hr su probada buena fe no le han librado de Incurrir en lamentables y palmarias equivocaciones, si la Prensa extractó fielmente su conferencia dada en el Ateneo. I a síntesis de ese trabajo suyo se redujo ií negar la capacidad pedagógica suficiente al pueblo catalán para darse á sí mismo la enseñanza, y se funda en que Barcelona tieíie menos escuelas que las correspondientes á su canso, que tiene más analfabetos que algunas otras provincias, Madrid entre ellas, y que, en fin, algún texto destinado á las ¡escuelas particulares no es un modelo de ciencia pedagógica, sobre cuyo último extremo huelga hablar sabiendo cómo las gastan ios textos de ía enseñanza oficial. En cuanto á lo primero, creemos que el listado es el verdadero responsable de no Kaber establecido en Barcelona y todas partes las escuelas que la ley prescribe. 1 Pero esta deficiencia del Poder central, 1 a capital catalana procura suplirla estaifeleeiendo escuelas municipales de Música, Corte y de Sordomudos, Museos de (Bellas Arces y de Historia Natural, Estudios universitarios, la Cátedra ambulante de Agricultura y la Universidad Industrial, sin contar con el colosal esfuerzo que supone el llamado presupuesto de cultura, i Hay más; Barcelona es la ciudad de Espapa que alberga más conventos, y sabido es í que en su casi totalidad se dedican á la enjseñanza, gratuita para los externos, la que, mediana y todo, es preferida aún por mu ¡dios padres librepensadores- á la oficial y laica... Y si á esto se añade las mil escuelas (y no es hipérbole) que sostienen las numerosísimas Sociedades que la ciudad condal encierra, se verá la competencia del pueblo catalán, ue no pudo percibir el Sr. Royo á la luz de una incompleta estadística oficial. Y pasemos á la cuestión de los analfabetos. Aun admitiendo que la cultura de un pueblo no tuviese más medida que la del analfabética o, para proceder con justicia Esta tenacidad, que se adquiere con solo. debiera tenerse en cuenta que Barcelona alberga, según la estadística, más de cien mil querer, es lo que da tanta superioridad á las españoles no catalanes, en su casi totalidad razas del Norte sobre las españolas, y á la braceros, atraídos por la facilidad de hallar catalana y vasca sobre las restantes de la trabajo y mejores jornales, entre cuyos ele- Penínsulamentos predominan los analfabetos, como Por eso seria más noole y provechoso ines consiguiente. culcar con tesón esa buena cualidad á los Este hecho, eiertísimopara quien conozca nobles hijos de Castilla y estimularles coa á Barcelona, tiene fácil explicación, como el ejemplo de sus laboriosos hermanos, que quiera que por su falta de capitalidad, por no regatearles los méritos, discutir sus su plétora de artistas, por su literatura pe- triunfos y ocultar sus glorias, que, al fin, son culiar, por su industrialismo y aun por la méritos, triunfos y glorias de la gran fami diferencia de idioma, no brinda atractivos lia hispana. á la intelectualidad forastera. De ahí que Porque es sencillamente bochornoso que mientras Madrid recibe casi todo el eie- Madrid no conociese hace algunas semanas mento intelectual del resto de España, Bar- á un compatriota que desde los quince años celona acoge los trabajadores, que aumen- viene agotando los encomiásticos epítetos tan considerablemente el contingente indí- de los léxicos extranjeros y que había estre gena de analfabetos. nado ya en el I iceo de Barcelona la ópera Y ya que se saca á colación un detalle motivo de un laudatorio y honorífico teleque nada prueba debidamente explicado, grama dirigido á D. Alfonso desde Dresde. ¿por qué no se comparan sus orfeones, comY lo mismo pudiera decirse del vacío hepuestos en su mayor parte por verdaderos cho alrededor del más grande poeta épico artistas, con los de otras capitales? ¿Por qué del siglo xix, del que, no obstante vestir sono se hace mención de su laureada banda tana, dijo un gran crítico francés: Vendrá Municipal y del Orfeó Cátala (joya del arte un día. en que se aprenderá el catalán para que se ha labrado una maravilla arquitectó- leer á Verdaguer, como hoy se aprende el nica para servirle de digno estuche) y de la griego para leer á Hornero. Wagneriana, que editó las obras del inmorALBERTO PALLAS M O N T S E N Y tal maestro en catalán, y de la Filarmónica Presbítero. y de otras cien Asociaciones literario- artísticas que ponen muy alto el nombre de la gran ciudad condal? ¿Por qué no se dice que entre el elemento popular barcelonés cuenta con numerosos é inteligentes devotos el arte en sus más sublimes manifestaciones? COMO en años anteriores, serví ¿Por qué se oeulta que no hay en toda la Península una región capaz de presentar remos en éste, sin aumento de preactualmente igual número de hijos suyos eminentes en Ciencias, I, etras y Bellas Ar- cio, las suscripciones de aquellos de tes bajo sus variadísimos ramos? nuestros abonados que trasladen su Con esio- íio quiero significar que el entendimiento del hijo de Cataluña sea supe- residencia á cualquier población de rior al del hijo de Castilla. El pueblo de Cer- la Península durante la temporada vantes y Menéndez Pelayo no es inferior al de Balmes y Verdaguer ni á ninguno de la de verano. tierra en fuerza intelectual; pero sí en voPara tener opción á esta venta luntad, ó, si se quiere, en tenacidad. A semejanza del juicio que el Sr. Silvela ja es indispensable al solicitarla mereció al Dr. Robert, puede decirse que si estar suscripto por un trímeshe lo Castilla tuviera una voluntad igual á su inmenos. erenio serie un pueblo perfecto. A UESTROS SUSCR 1 PTORES