Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C D O M I N G O 21 D E JUNIO D E 1908. EDICIÓN i PAG. 11. r POR REVENDER BILLETES En la pla za del Progreso fue ayer detenida Dolores Quesada Wedo, de cuarenta y cuatro años, por revender billetes de la Lotería Nacional sin tener la debida autorización para ejercer tal industria. ¡J La falta de la detenida la agravaba la circunstancia de estar vendiendo los billetes en las mismas horas en que se estaba verificando el sorteo. ¡Pf N EL GARLITO Bn la calle de la Bolsa, j núm. 6, piso cuarto izquierda, aprovechando la ausencia de la vecina y dueña de la habitación, Eusebia Salcedo, entró un sujeto llamado José Navarro, y, forzando las cerraduras de los muebles, hizo en pocos minutos un buen equipo de ropa. i1 También cargó con alhajas y otros efectos, más con tan mala suerte, que al descender se encontró en la escalera eon algunos vecinos que subían y con la propia Eusebia Salcedo, que, naturalmente, le detuvieron, estropeándole al hombre unacombinaeión tan bien preparada. INTOXICADOS En la Casa de Socorro de los Cuatro Caminos, sucursal de Chamberí, fueron ayer atendidos cuatro niños que presentaban síntomas de envenenamiento. Su estado era tan grave que no pudieron prestar declaración. Únicamente uno de ellos pudo manifestar qae habían comido semillas de euforbio, pero sin añadir en dónde ni eómo. Los niños habitan en la calle de Bravo Murillo, núm. 121, y se llaman Luisa y Antonio Febrero, de tres y cuatro años, respectivamente, y Remedios Palmeiro, de siete años, y su hermanito Eduardo, de tres. I J N P U N T O En las Ventas del Espírí -tu Santo estuvieron ayer tarde comiendo una mujer y un hombre. Hicieron 18 pesetas de gasto, y al llegar la llora de pagar el sujeto se largó bonitamente, dejando que la mujer se las arreglara como pudiera. La infeliz no tenía un cuarto, y fue conducida á la Comisaría del distrito y luego, al Juzgado de guardia. Una vez allí, dio el nombre de su amigo, Blas Toral Valenzuela. Entonees se cayó en la cuenta de que este individuo era un pasante que había tenido el dueño del colegio de niños estable ido en la Costanilla de los Angeles, D. Ignacio García Albucias. Este le despidió hace unos días por no satisfacerle su conducta. Toval se marchó llevándose consigo varios recibos en blanco, que después se dedicó á extender y á cobrar á los padre de los alumnos. Las cantidades cobradas ascienden en total á 300 pesetas. quieto, medio asfixiado. Incorporóse en el lecho y vio con terror que un vivo resplandor iluminaba la tienda. Arrojóse en el acto de la cama, llamó á su hermano y á los dependientes, y todos á medio vestir se precipitaron en la mercería. En efecto, uno de los rincones, en el cual había gran cantidad de objetos de celuloide, estaba ardiendo; las llamas habían adquirido gran incremento y amenazaban propagarse á todas las existencias. Trataron los comerciantes de soforearlas arrojando sobre ellas algunos cubos de agua; pero como, á pesar de todo, el fuego iba en aumento, salieron al patio y empezaron á dar gritos de ¡fuego! ¡fuego! y á demandar socorro. La alarma fue enorme en toda la casa. Todos los vecinos despertaron alarmados, y muchos echaron á correr escaleras abajo, sin vestir apenas. Entre tanto, los pitos de los serenos aturdían la calle, funcionaron los teléfonos, y momentos después se presentó un bombín de incendios. Los bomberos, como primera providencia, se apresuraron á echar abajo las puertas de la tienda. Las llamas eran cada vez más amenazadoras. En el piso principal habita un sastre apellidado Córdoba, padre de cinco niños, pequeños todos. El pobre hombre, loco de terror al ver que las llamas crecían, amenazando con propagarse á todo el inmueble, cogió á los niños y uno por uno los fue arrojando por el balcón á la calle, en donde los recibían cuatro bomberos que tenían sujeta una manta por las cuatro puntas. El salvamento era verdaderamente emocionante. Afortunadamente, el incendio pudo dominarse, evitándose que se propagara al resto del inmueble. Todas las existencias de la tienda han quedado destruidas. No se ha salvado nada. A las tres y media el fuego estaba extinguido. Un bombero, Julián Martín, resultó herido por haberle caído encima un cierre metálico. Al lugar del siniestro acudieron el juez de guardia, el jefe del Servicio de incendios, Sr. Monasterio, y el arquitecto municipal Sr. González Naya. Si quieres seguir la huella de don José Echegaray y escribir una obra bella, toma el café de La Estrella, porque es el mejor que hay; Montera, 32, teléfono 1.555. 1 1 na comisión de dueños de merenderos establecidos en las inmediaciones de la Florida visitó anoche al gobernador ci vil para solicitar de él que se les permita, con motivo de las próximas verbenas de San Juan y San Pedro, que se celebrarán ett aquellos lugares, las mismas tolerancias de que han disfrutado durante la pasada de San Antonio. El gobernador, después de tomar el nom- bre de los solicitantes, les ofreció el permí- so si efectivamente comprobaba que sus establecimientos se hallan dentro del radio 90, que las citadas verbenas se celebran Preciados, 20, La Funeraria. Teléfono 22. ep ÍNDICE DEL El Senado acaba la discusión del to de nueva Deuda amortizable. OÍA El Congreso aprueba en primera votación el proyecto sobre nulidad de ciertos contrae tos de préstamo. El ministro de Marina marcha do ornada 4 á La Granja. Regresa á Madrid el gobernador civil de, la provincia, señor marqués del Vadillo. Fallece el popularísimo maestro composi tor D. Federico Chueca. TJe París anuncian la probable visita á Madrid del presidente de la República Francesa, Mr. Fallieres Los escolares de la Universidad alemana de Praga han cesado en su huelga. AL CERRAR LA EDICIÓN LOS SUCESOS DE PARMA ROMA, 2 0 12 JJ. C u l a calle de Fuencarral, núm. 66, hay es tablecida una tienda de mercería titulada Las Novedades El dueño de ella, D. Pedro Moreno, estuvo anoche, en unión de su hermano don Anselmo y de los dependientes Gervasio Martínez y Marcelino Pérez del Alce, renovando el escaparate, según costumbre tradicional de todos los sábados. Terminada la tarea, próximamente á la una y media de la madrugada, acostáronse todos tranquilamente en la trastienda, después de realizar la obligada requisa y convencerse de que nada anormal ocurría en la tienda. Apenas llevarían dormidos media hora, el Sr. Moreno se despertó sobresaltado, in- EL FUEGO DE ANOCHE prl gobernador de Lérida comunicó anoche al ministro de la Gobernación la noticia de las siguientes desgracias, ocurridas en aquella provincia: En Ibars- Naguera se produjo un desprendimiento de tierras, causando la muerte á un jornalero. En Tenuosas se suicidó un vecino arrojándose al río. JEü Auglesaba una lavandera se cayó á un charco y se ahogó. J abiendo comprado Ureña á la Sociedad Westinghouse todas las existencias que tenía en ventiladores eléctricos, dicha Sociedad le ha concedido un descuento que le ponen en condiciones de vender á 75 pesetas los que otras casas venden á 100. No eomprar ventiladores eléctricos ni mecánicos sin visitar ó pedir precios á Ureña, Prim, r, Madrid. T e Bailen nos telegrafía nuestro corres ponsal que el abogado de aquella población D. José María Martínez ha obtenido en el certamen organizado en Manresa para celebrar el centenario del Bruch el premio de honor, regalo del Rey, consistente en una magnífica lira de bronce y madera. NOTICIAS I os telegramas de Parma recibidos esta noche dicen que de los choques ocurrí dos entre los huelguistas y las tropas resultaron varios soldados gravemente heridos. Los soldados hicieron también una des- carga al aire, pero sin herir á nadie SOMA, 20, 12 pr 1 presidente del Consejo, Giolitti, con- testando en la Cámara á una pregunta que se le hizo acerca de los sucesos de Par- ma, ha protestado contra el proceder de la Cámara de trabajo y ha declarado que el Gobierno está firmemente decidido á man- i tener el orden público y el principio de autoridad. EL TERRORISMO YALLADOIJD, 2 t M. C e tía celebrado en el Frontón el anuncia- do mitin de protesta contra la ley del Terrorismo. Hablaron los Sres. Cnbas y Rodríguez republicanos; Gavilán, liberal; Gasset, Cristóbal de Castro, Barcia, Dicenta, Alvarado y Alba. El acto ha estado muy concurrido, recibiendo los oradores grandes aplausos. El Sr. Crespo tuvo que ser retirado de la tribuna por haber sufrido un desvanecimiento.