Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES J 8 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN 4. PAG. ba verdadera incompatibilidad e n t r e sí, creyó oportuno el presidente del Consejo hacerlo observar así. El Sr. Moret expuso la opinión de que convendría llegar á un acuerdo entre las diferentes tendencias dominantes en las enmiendas. Aceptada la propuesta, quedó en suspenso la discusión de los artículos 173 y 174, pasándose al examen del siguiente. Los jefes de las minorías se reunirán con el del Gobierno, y es probable que se llegue á una solución de concordia. Esto era eonsiderado anoche como un paso para convenir entre el Gobierno y las minorías el acuerdo de las inmediatas vacaciones parlamentarias, con sus obligadas consecuencias de hacer las elecciones municipales con arreglo á la vigente ley y de seguir discutiendo en el otoño el orovecto de Administración local. Algunos amigos del Gobierno decían ayer tarde que el Sr. Maura pareee inclinado á esta solución, aunque todavía no está decidido á ponerla en práctioa. Falta, sin embargo, esperar un poco para ver si esta versión se confirma. decimos que hay que esperar porqtte! as impresiones que á última hora de la noche circularon no eran muy propicias á que se llegae á un acuerdo. Se aseguraba que no habrá tal conferencia entre los jefes de las minorías y del Gobierno, sino que aquéllos entregarán á la Comisión una nota en la que condensen sus deseos, procurando reservar sus diferentes opiniones. Se duda de que haya un acuerdo entre el criterio sustentado por el Sr. Maura y los jefes de las minorías en lo que respecta al punto contenido en los artículos 173 y 174. LA LEY DE SEGUROS ablando ayer con los periodistas en el Congreso, el Sr. Besada manifestó que, á su entender, no tenía importancia lo ocurrido con la equivocación en la ley de Seguros, pues se reducía á un error de cotejo entre los proyectos aprobados por el Senado y el Congreso. H NOTICIAS VARIAS E l Sr. Montero Ríos, que se proponía mar char hoy para Lpurizán, ha aplazado su viaje hasta el próximo domingo. C e encuentra enferme, coa un fuerte cata rro gripal, el ex ministro liberal Sr. Coqián, CByo restablecimiento deseamos SENADO Habla para alusiones el Sr. RODRIGÁÑEZ. Dice que el momento no es oportuno para presentar un proyecto tan trascendental, pues el Gobierno está fracasado porque no puede sacar adelante un proyecto que está ligado con su existencia y porque nfi hace muchos días se ha retirado del Parlamento una minoría importante. Añade que tampoco es oportuno el momento porque estamos en vísperas de que desaparezca el superávit, y la nueva emisión producirá un aumento en los gastos del presupuesto. Opina que al pagar al Banco hay que pedirle compensaciones, pues de lo contrario el Tesoro hará sacrificios, sin recibir nada en cambio. Le contesta, en nombre de la Comisión, el Sr. ALYAREZ GUIJARRO. Se pone á votación el voto particular del Sr. Rodrigáñez, y los demócratas piden votación nominal. Queda desechado dicho voto particular por 79 votos contra 17. VOTACIONES El Senado aprueba o dictámenes de carreteras relativos á una de la de Hostalrich á San Hilario á la provincial de Vich, pasando por Juanet, y otra de la de Calzada á la estación de Maliaño (Santander) Vota definitivamente los proyectos de ley incluyendo en el plan general de carreteras una de Vecinos al Endrinal (Salamanca) y otra de la provincial del término de Teruel 3. las inmediaciones de Poya. Se levanta la sesión á las siete en punto. N A L DE LA SESIÓN DE tj DE JUNIO DE ¡908 Y EN EL SENADO n la sesión de la Alta Cámara continuó desde primera hora la discusión del proyecto de emisión de Deuda aniortizable al 4 por 100, en la que han intervenido los Sres. Portuondo y Rodrigáñez, contestando, en nombre de la Comisión, el Sr. Landecho. E ÍA LEY CONTRA EL DUELO ñ. nte la Comisión del Senado que entíen -de en el proyecto reformando el Código penal en lo relativo al duelo informó ayer t arde el Sr. Moróte (D. José) En un razonado y elocuente discurso combatió el proyecto, por considerarlo ineficaz en lo que á la represión del duelo se refiere, el cual fue estudiado históricamente por el conferenciante, que expuso la teoría de que los procesos relacionados con el misnao, al ser juzgados por el Jurado, habían de obtener la sanción más recta y apropiada. La agravación en su. penalidad que el nuevo proyecto establece fue considerada jaor el orador como contraproducente en extremo para el fin que se persigue. El orador fue felícitadísimo El presidente de la Comisión, dado lo avanzado de la hora, suspendió la sesión y convino con el Sr. Rocaniora en que sea el j rimero que informe mañana, en que continuará la información. También mañana lo efectuarán los señotes Zozaya. Bueno y Castrovido. EL SR. LA CIERVA CONGRESO FINAL DE LA SESIÓN DE 17 DE JUNIO DE 1508 l ministro de la Gobernación continuaba ayer algo más aliviado del ataque nefrítico que Sufrió el martes. Por la tarde teaía alguna fiebre, pero los médicos suponen Que un reposo, de tres ó cuatro días será suficiente para un restablecimiento completo. El jefe del Gobierno y todos los ministros visitaron al Sr. La Cierva. De La Granja se recibieron telegramas de Su Majestad interesándose por la salud del Sr. La Cierva. E ADMINISTRACIÓN LOCAL El Sr. RIU prosigue la defensa de una de sus enmiendas al art. 173. El Sr. MAURA le contesta. Duélese de que en el sistema que se sigue en la discusión de las enmiendas, éstas, en su serie, no respondan á un criterio de unificación, y se dé el caso de que, ó se repita en varias la misma idea, ó entre las discutidas y las que están por examinar haya contradicción, eonstítuyendo tina anarauía en el debate del proyecto. Puntualiza el alcance y esencia del patrimonio municipal conforme al proyecto, y manifiesta que cuanto en aquél se consigna sobre este punto no dice relación, ni había para qué, á la ley Municipal vigente. Cuanto al arbitrio de pesas y medidas, declara que no tendrá inconveniente el Gobierno en transigir con dejarlo por entero á la acción Ubre y exclusiva del Municipio, sin nexo que lo ate al Estado. Cuanto á otros extremos del discurso del Sr. Ríu en orden á la hacienda municipal, muéstrase propicio á aceptar muchas enmiendas con tal que se salve la esencia de la reforma y se ponga á buen recaudo la administración de los intereses del común, eximiéndolos de las garras del caciquismo rural, que hasf a aquí cometió todo género de desafueros. Rectifica el Sr. RIU El Sr. MORJST declara que se puede llegar muy bien á una armonía entre las oposiciones y el Gobierno modificando tres ó cuatro puntos del art. 173, principalmente aquellos que se refieren á los nuevos tributos. El Sr. CANALEJAS dice que por su parte no ha de poner obstáculos á todo aquello que sea una armonía que pueda mejorar el proyecto. El Sr. AZCA. RATE da su opinión, favorable á llegar á un común acuerdo, pidiendo que éste no merme el principio autonómico que en la ley se consigna. El Sr. LLÓRENTE declara también que apoyará todo arreglo que á mejorar la hacienda municipal se encamine; que cree deben los Ayuntamientos cobrar todos los tributos locales, sin que el Estado pueda exigir nada sobre ellos, única manera de que el peculio municipal sea un hecho con el tiempo. El presidente del CONSEJO se muestra satisfecho de este espíritu de concordia en que se inspiran todas las oposiciones, y expone á su vez todas las dificultades que en la práctica pueden ofrecerles diversos sistemas propuestos Declara que no huelga nada de cuanto hay expuesto en el art. 173 y su complementario el 174, y que no son más que los actuales medios de vida municipal, pero numerados. Esos t r e s ó cuatros conceptos nuevos que aparecen en la ley no son obra perturbadora; están sacados de la enseñanza que da la experiencia, porque hay muchos Ayuntamientos que ya vienen ejercitando lo que ahora se consigna en la ley. Agrega que estos conceptos no son nuevos. En el ministerio de la Gobernación hay numerosas consultas de Ayuntamientos para que se les autorice los arbitrios que ahora se consignan en la ley. Trata después con alguna extensión del repartimiento vecinal, que ha sido perfectamente modificado, y que no es como hasta aquí se ha venido verificando, sino con una independencia y amplia iniciativa. En el reparto vecinal no se pone el límite de un tanto por ciento que fija el Estado, porque sí tal se hiciera, la ley quedaba estrangulada. No- -decía el Sr. Maura; -nonos asustamos con el reparto vecinal que en la ley se consigna, y que no es coaio el que actualmente existe, por el cual un cacique puede vengarse de un vecino imponiéndole mayor cuota que á los demás, porque ahora, con esta ley, el reparto i a de ser proporcional entre los vecinos. El Sr. CANALEJAS rectifica, y manifiesta que le parece muy bien toda esa defensa calurosa que del art. 173 hace el jefe del Gobierno, por creer que en él está la salvación de la hacienda municipal; pero el señor Canalejas cree que padece un error lamentable el Sr. Maura. Desengáñese S. S. -dice, -la solución del problema está en que el Estado tenga la suficiente abnegación para entregar á los. Ayuntamientos determinados ingresos, y todo lo que no sea esto es un sueño de grandezas. El Sr. MORET considera esencial el artículo 173, y sobre él hacer las modificaciones que sean preeisas, después de oídas las anteriores manifestaciones expuestas por todas las minorías. El Sr. MAURA se muestra conforme y propone la suspensión del estudio de los artículos 173 y 174, y que continúe el debate desde el 175, por ser ya secundario lo que sigue. Así se conviene por todos. El Sr. RIU defiende una enmienda al 175.