Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FOLLETÍN DE A B C LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES CONTINUACIÓN Antes de abandonar él barrio de sus hazañas, el Muralla, pues él era el asesino de Elisa, había querido dar un ejempli á los apaches de quienes era jefe y una lección á la inujerzuela del Canal. Elisa había huido, abandonando á la tuadrilla, y había sido condenada á muerte. L a infeliz no lo ignoraba; así es que cuando leyó en los periódicos la evasión del Muralla sintió un estreme tmiento y tuvo la intuición de su próxima muerte. No se atrevía á salir sino en pleno día; pero, aun así, como conocía muy bien de lo que era capaz su ex amante, estaba segura de que no escaparía á su venganza, y se había resignado. Después de todo, la muerte era su única liberación posible. Perpetrado el crimen, el Muralla y su ayudante el miseraole granujila, huyeron; pero pronto les alcanzó, sorprendiéndoles, el automóvil de Alian. Tota quiso sortearlo, pero fue alcanzado y atropellado por el carruaje, bajo cuyas ruedas quedó sin movimiento. Si no había muerto en el acto, poco le faltaba. El Muralla, acorralado, reconoció al tío Santiago y se dispuso á atacarle con su cuchillo. Pero el anciano, bajando del coche, lejos de asustarse, le hizo frente apercibido con una barra de hieiro. La lucha fue espantosa. El apache intentaba herir al anciano, y éste se defendía y atacaba al mismo tiempo haciendo molinetes con la barra. Una de las veces alcanzó el cuchillo del asesino y lo despidió á gran- distancia hecho pedazos; luego, al volver á caer en violenta rotación, dio en el cráneo del Mamila y lo tendió muerto instantáneamente, con la cabeza deshecha. Blisa quedaba vendada. VI MAS LUZ La escena tuvo su final en la Comisaría de Policía, adonde se YÍÓ precisado á ir Alian, con gran contrariedad por su parte, porque la comparecencia retrasaba sus gestiones. Como aquel crimen de apaches, seguido de la trágica venganza del tío Santiago, pasaba los límites de un suceso vulgar, se dio cuenta á las autoridades superiores de justicia y de Policía. El jefe de investigaciones, que aun se resentía del tremendo golpe que le dio el Muralla cuando su fuga, había vuelto, sin embargo, á prestar servicio. Para él había continuado siendo p r e ocupación constante la captura del bandido y la averiguación del sitio en que se encontrara Luisa Rieux. Pero había tenido poca suerte; la pista de Luisa y atm la de Juana habían desaparecido, y el funcionario había tenido que reconocer su fracaso ante el coronel Rieux, cuando se despidió de él para marchar á su nuevo destino en la guarnición de una ciudad del ste. Del Muralla no había vmelto á saber ni una palabra, cuando de pronto le participaron que acababa de cometer un nuevo crimen en la calle de San Mauro y que lo había expiado inmediatamente. Se encaminó sin perder momento á la Comisaría del distrito y llegó á tiempo de felicitar á Alian por lo que había hacho. -Nadie tiene derecho á tomarse la justicia por su mano- -le dijo; -pero hay casos como éste en que el castigo inmediato es conveniente y justificado. -Sí- -repuso Alian; -yo creo que es bueno lynchar á esta clase de canallas, como se hace en América. Entablada la conversación, el funcionario policíaco refirió á Alian su lamentable primer encuentro con el bandido que acababa de morir. i- -Yo salía entonces para un reconocimiento, el de una muchacha detenida con un grupo de mujeres en casa de una seudomodista de la calle de San Lázaro. ¿De Mad. Victoria? -Sí. ¿La conoce usted? -Sólo de referencia; pero continúe usted; precisamente, iba á ir mañana á informarme de ese asunto, que tiene para mí particularísimo interés. -Puedo facilitarle á usted ahora mismo cuantos datos desee si me acompaña usted á la Prefectura. -Con mucho gusto. Una Tez llegados á la oficina, Alian sacó su cartera de bolsillo tomó de ella un puñado de billetes de Banco y se los dio al jeí de investigaciones, diciendo: -Para pagar el entierro de esa pobre muchacha que acabar de asesinar; lo que sobra, para sus padres, que supongo qué as podrán terminar tranquilamente sus días. ¡Qué noble corazón tiene usted! Estoy á sus órdenes. -Bueno; pues decíamos que la muchacha á quien usted acompañaba á las diligencias de reconocimiento era rubia, come de diez y seis á diez y ocho años. -No, morena, muy morena; se llama Luisa Rieux, es hijs única de un jefe del Ejército, un nobilísimo militar, puede usted creerlo. Cuando la detuvimos estaba vestida de diablillo y toca ba el piano. El detalle del disfraz llamó la atención de Alian, que recorda ba perfectamente las incoherentes exclamaciones del miserabl Dr. Magnus. -No es esa la que yo digo; sin embargo... Continuará, eorte en el sorteo celebrado el día 10 del actual. Con 1.600 pesetas: 15.355,15.400. LISTA D PREMIOS ALHáJÁS E vende ocasión obtenidos por la Administración de Loterías núm. 16 de esta C o n 8 0 0 p e s e t a s 1.189,1.240,1.327,1.613,1.915,2.218, 2.369, 2.811, 3.216,8.927,4.096,5.220, 6.520, 5.619,5. b 85, 6.020, 3.0 Í 5,6.412, 6.418,6.506,6.812, 7.235,8.290,8.330,8.572,8.620, 8.719,8.783, 9.023,9.275,9.276, 9.614,9.617,9.711,9.898,10.330, 10.515, 10.753. 10.823, 11.014, 11.762, 12.225, 12.282, 12.713, 12.919, 13.276, 13.320, 13.416, 13.418, 13.526, 13.556, 13.929, 13.933, 13.936, 14.026, 14.027, 14.032, 14.134, 14.475, 14.503, 14.507, 14.508 14.522, 14 524, 14.646, 15.021, 15.300, 15.341, 15.842, 15 245, 15.346, 15.349, 15.350, 15.351, 15.352, 15.353, 15.856, 15.871, 15.380, 15.389, 15.394, 15.395, 15. S 96, 15.397. 15.398, 15.399, 15.415, 15.430, 15.619, 15.744, 15.801, 15.803, 15.883, 15.884, 15.900, 16.012, 16.119, 16.214, 16.233, 16.238, 16.420, 16.615, 18.016, 18.172, 18.205, 18.324, 18.513, 18.529, 18.623, 18.628, 18.630. verdad PELIGROS, 5, rinconada Tasador autorizado precisos. Utensilios cocina. Marín, 12, Plaza Herradores, 12, esquina á San Felipe Neri. Pesa Bebés Pede gabte. á sra. soia B. o Salamanca; se desea aoom. sra. 6 stas. D. Ramón de laCruz 7 b NO MAS La mejor agua higiénica. l i a Favorita. M. Macian, sin nitrato plata, 3,50 pts. Por mayor, Clavel, 7, entl. o, Madrid. última creación de 1907, y Eí, FONOLA perfeccionado, soi los aparatos mejores que existen para tocar el piano; su exten sión, de 72 notas, hace que conserven su originalidad las obra musicales, lo que no permite en los de 65 notas. Rollo artísticos é impresionados personalmente por los más afa mados maestros. Aparatos desde 1.000 pesetas. Pianos eléctricos EL FONO LA- PIANO CASA MONTANO, Fábrica de Pianos, Armo niuins. Calle de San Bernardiao, 3, MADRID Para veranear SEÑORAS en Reinosa, casas amuebladas Bazón: P. a S. a Catalina 3, 3.o ría lecciones de labores á srtas ó niñas. Precios módicos. Escribir F. N. La Prensa. ultimas novedades en juego LABORES Señora joven, educada, daCarmen, 1 S. Total: 114 premios. 93.8OO pesetas. El Administrador, Manuel llórente. 15- Hortaleza, 15. -Madrid desde 5 pesetas. C a s TTIM mas, Sevilla, 3. Qíita huérfana, educada JllUí buen tipo, euidarú casa ácaball. o posición. Eseri bir D. P. Alcalá, 6, Anuncios de peinetas con cintas 1. a y 2. a Enseñanza IDEAL BOUQUET PERFUMERÍA. 3, Príncipe, 3 VARIO Y SELECTO SURTIDO. LOS MAS ALTOS A LOS MAS MODESTOS PRECIOS. COLONIA CONCENTRADA, ESPECIALIDAD DE LA CASA, 6 PESETAS LITRO Repaso verdad de asignaturas para Sepbre. Admite internos. Bocángel, 13, hotel. 18 años Médico- Consultor de los Baños de Archena. Especialista en reúma, secretas, piel, úlceras. Fuencarral, 58, pral. De 1 0 á l 2 y 3 á 5 PELLEJERO res cruel. Veo no hay causs te incite á poner dos letras A pesar circunstancias (poi ser tu primero) procuro ir PARTK UIiAR Y muy verte, sin conseguirlo mayo reservada en casa del mé- ría veces. Ruégote escribas dico- director de la Consulta Luis 24. de San Juan de Dios. De 3 á 6 tarde, Atocha, 28, entraendo caballo inglés 6 años, da por Cañizares, 1, pral. detiro y silla y lando de dos recha. De provincias por carta capotas. Augusto Figueroa, 3. Compañy. Fot. Faenearral, 29 CONSULTA E V REVOCOS m á s b a r a t o s que n a d i e ARENAL, 7, papeles pintados máquinas reetils. p. géneros de punto. -Se puede ganar de S á 6 pesetas diarias. Isabel 1 Católica, 13, l.o izq. A plazos en Torrelavega. (Santander) casa de eampo con magnífico parque, R. Argensola, 16, 2. Pruébense los Chocolates de los RR. PP. Benedictinos Se alquila