Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B DOMINGO 14 DE JUNIO DE 1908. EDICIÓN 1. PAG. 5. anto Sepulcro de Jerusalén; del Salvador, e Grecia; del I, eón Neerlandés v banda ej. Doble Dragón, de China. Aristócrata de pura raza, caballero 1 Intachable, hombre cultísimo, de grande inteligencia y hernioso corazón, la noticia de su muerte será dolorosísima para cuantos con su amistad se honraror ¡Descanse en paz el ilustre político! t en Bobadilla y otra en la catedral de Córdoba. Si, como se cree, son conducidos sus restos al castillo de Mos, las fuerzas del Ejército en los puntos en donde haya guarnición formarán á los lados de la vía férrea. che acudieron á la casa de la calle de San Jorge fue el presidente interino del Congrei últimos momentos. A las tres de la tarde de ayer el jlustre so, Sr. Aparicio, á quien acompañaba el ofi fiombre público perdió ya el conocimiento, cial mayor, Sr. Gamoneda. de expresar á la El Sr. Aparicio, después filtrando desde aquel momento en la agonía. familia su sentimiento por la desgracia, maVNo por esto dejaron de estar á su lado los nifestó que, tratándose de un ex presidenoctores IJuria, Mariani y Simarro, que te del el urante la enfermedad le han atendido con puesto, Congreso, que cadáver debe ser exlo mismo en casos exquisito celo, por si aun pudieran serle ha practicado, en la rotonda deanálogos se la Cámara prestados los auxilios de la ciencia. Todo fue en vano, sin embargo, y en este popular. hará también, en la ocasión actual, Así se estado permaneció el paciente hasta las ipace y media de la noche, en que dio sw úl- y el cadáver, después de embalsamado, será trasladado al Palacio de la representación timo suspiro. En aquel momento se hallaban en la fú- nacional. se sabe cuándo se realizará el Aun no nebre estancia sus sobrinos la señora mar- embalsamamiento; pero créese que será hoy quesa viuda de Ayerbe, el magistrado de mismo. festa Audiencia Sr. Martín Correa y D. ApoDe este modo, los fúnebres linar Flores, y los Sres. D. Martín Rosales, trasladados al Congreso en las restos serán últimas hoIconde del Caza. el canónigo de Córdoba ras de la tarde de hoy, para ser expuestos Sr. Castro y Carrillo, que durante estos úl- al público todo el día del lunes y el martes ytimos días no había salido de la casa, y hasta la hora, no acordada tampoeo, en que fótras varias personas. se verifique A los pocos momentos se hizo salir de la Atocha ó á la la conducción al Panteón de estación del Norte. túnebre estancia á la marquesa de Ayerbe. J! y. Acto seguido se dio conocimiento por te- 1 os auxilios espirituales. íéfono de la triste noticia á los señores ge- Como ayer ya dijimos, e) viernes ma 5 aeral I ópez Domínguez, Moret, al presi- nifestó deseos el ilustre paciente de ser conente del Congreso, Sr. Aparicio, y al Go- fesado, haciéndolo así en dicho día y recilierno. biendo pocas horas después el sacramento de la Extremaunción. fl primer pésameEstos auxilios espirituales e fueron pres. f Pocos momentos antes de partir el tren ¡que conducía al Rey á Zaragoza, recibió el tados por su grande amigo el canónigo de sninistro de la Gobernación la noticia de la Córdoba, ya mencionado, Sr. Castro Cafinuerte del marqués de la Vega de Armijo. rrillo. Decíale á este señor el marqués en aque El Sr. I a Cierva se apresuró á comuniársela á D. Alfonso, quien, muy apesadum- llos solemnes momentos que, á pesar de sus rado, dio orden al marqués de la Torreci- constantes luchas por la libe tad y la demolla para que en su nombre diera el pésame á cracia, nunca había estado reñido con la religión, pues siempre, desde muy niño, ha ía familia del difunto. En cumplimiento de este triste deber, el bía sido católico ferviente. El obispo de Madrid- Alcalá, Sr. Salvador íñarqués de la Torrecilla llegaba á la casa mortuoria poco después de ocurrir el falle- y Barrera, muy amigo también del ilustre cimiento, y expresó el pésame de S. M. á político, que llegó ayer mismo de Zaragoza, los individuos de la familia que se hallaban quisó hacerle una última visita. Visitó, en efecto, al paciente, y percatánpresentes. dose de la gravedad de su estado, le dio su 1 -bendieión y oró durante algunos momentos ¡JSfl Gobierno. T Los ministros supieron también en la junto al lecho en que aquél agonizaba. estación la noticia y acordaron en principio que se tributasen al cadáver todos los p l día de ayer. lionores á que le hace acreedor su elevada Hay algunos rasgos que prueban de qué modo el luchador de siempre, el demójerarquía. Sin perjuicio de estas primeras impresio- crata de toda la vida, conservó hasta los úlnes, los ministros se reunirán hoy expresa- timos momentos la entereza que fue nota principalísima de su carácter. inente para tratar de este asunto. Ayer, á las diez de la mañana y durante Los Sres. Maura y I, a Cierva se trasladaí 6 n aeto seguido á la casa mortuoria y con- un ligero paréntesis de mejoría, el marqués ferenciaron brevemente eon el Sr. D. Martín dijo á los que le rodeaban que se sentía con Rosales, á quien rogaron que transmitiese más fuerzas y que quería afeitarse. Fueron complacidos sus deseos y perma á la familia el pésame del Gobierno neció algunos momentos conversando, dant -j onores oficiales. do prueba de gran firmeza de espíritu. De acuerdo con los anteriores deseos Recordó á los que acongojados le escu ¿leí Gobierno, se tributarán al cadáver del chaban que era el día de su santo, y después ¿ilustre ex presidente del Consejo los hono- pasó á tratar de su terna eterno: la política. res de capitán general con mando en plaza. Es preciso combatir hasta el último mo Si los ministros decidiesen que el sepelio mento- -decía- -para que no prosperen esa e verificase en el Panteón de Hombres Ilus- ley de Administración loeal ni ese proyeeto íres de Atocha, la familia accedería á ello. contra el Terrorismo. En caso contrario, el cadáver sería conduNo pudo seguir hablando más, pero tocido al castillo de Mos, para ser enterrado davía después, y en medio del delirio de en el panteón de familia y en el sitio desig- que era presa, aun se le oían frases entrenado por el marqués, al lado de donde repo- cortadas y repetir varias veces la palabra Ban las cenizas de la que en vida fue su dig- terrorismo na y virtuosa esposa. Recordábase á este propósito la noche en Es de advertir, con relación á este parti- que el marqués acudió al Congreso para dular, que el ilustre marqués tenía otras dos escuchar el informe de Costa contra el citaíeüulturas a ionsnio designadas por él, una do proyecto. El presidente del Congreso. que anoUna de las primeras personas t pl testamento- Cuando anoche estuvimos en la casS mortuoria, aun no había sido abierto el testamento del ilustre hombre público. Son los albaceas los Sres. Benayas, doctor Lluria, á quien profesaba un afecto casi paternal, y el marqués de Teverga. i a capilla ardiente. En uno de los amplios salones de 1 casa, severamente cubierto con colgaduras y paños negros, fue instalada la capilla ardiente. Ea uno de sus frentes colocóse un altar, en cuyo centro se destacaba un hermoso Crucifijo. En este altar se dirán misas durante toda la mañana de hoy. El cadáver, revestido de toga, y sólo con un sencillo escapulario, fue depositado ea un severo ataúd y colocado en el, centro de la estancia. El hecho de estar revestido con la honrosa toga del letrado obedece á un deseo repetidamente expuesto por el finado, en atención á que sus primeras armas en la vida las hizo como abogado de pobres. I,o s parientes y amigos, en unión de algunos viejos servidores, permanecieron velando durante toda la noche en la fúnebre estancia t tras noticias O El Gobierno ha acordado que mañana lunes, día en que estará expuesto el cadáver en la Cámara popular, no celebre sesión el Congreso El Sr. Gamoneda dispuso que varios ujieres del Congreso acudiesen á la casa mortuoria para velar el cadáver. Por el Gobierno civil se enviaron tambiéa dos parejas de guardias de Seguridad con objeto de que permaneciesen delante de 1? casa, en la calle de San Jorge CRÓNICA POLÍTICA É I A RETJRADA I os diputados solidarios m a r c h a n á Cataluña, donde consultarán con los elementos que ellos juzgan capacitados para dar consejo. Es de esperar y de desear que de la consulta resulte Ja vuelta al Parlamento. I a retirada definitiva no es práctica para nadie ni para nada. Aquella región, como todas las demás, pero más la catalana, que tanta sed de reformas y progresos siente nada conseguirá sin el Parlamento. Autonomía económica, autonomía administrativa, concierto con el Estado, constituciones forales, lo que sea, son cosas que sólo puede otorgar el Poder legislativo. Además, Cataluña no es sólo la Cataluña de periódicos y revistas, de clubs y de banderas; es también la Cataluña de la industria, del comercio, de las grandes empresas, de los enormes intereses creados á raya sombra viven miles de familias y se desarrollan miles de útiles ¡iniciativas. De la retirada á la rebeldía no hay más que un paso, y ese paso es de una responsabilidad inmensa. I,o s solidarios no han sufrido en el Parlamento atropello alguno que justifique una actitud airada. TL, o ocurrido el viernes es lo que ocurre con frecuencia reglamentaria y lícitamente. I, a vida parlamentaria es esa. Su regla es la de resolver por mayoría. I, a Solidaridad aceptó el régimen parlamentario y no puede renegar de él porque en esta ocasión no la haya dado gusto. Otra cosa sería un absolutismo intolerable. El retraimiento es la amenaza, y con amenazas no se remedia nada. Se perturba todo. En las provinsias del Norte, y aun en algunas del Nordeste, donde hace treinta y tantos años las pasiones lo podían todo, habiendo correr la sangre á torrentes, reina